Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

viernes, 24 de mayo de 2019

TRIPLE SALUTACIÓN A MARÍA AUXILIADORA PARA EL DÍA 24 DE CADA MES

 
El día 24 de cada mes, para conmemorar la festividad de la Virgen Auxiliadora (24 de Mayo), se sugiere hacer este ejercicio devoto, recibiendo los sacramentos de la Confesión y la Comunión, y orando por las necesidades de la Santa Iglesia. De no ser posible hacerlo, con un fervoroso acto de contrición y una Comunión espiritual, lucrándose en uno y otro escenario, Indulgencia aplicable a los Fieles Difuntos.
  
Por la señal ✠ de la Santa Cruz, de nuestros ✠ enemigos, líbranos Señor ✠ Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
  
℣. Dios mío, atiende a mi socorro.
℟. Señor, ayúdame prontamente.
Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, y ahora y siempre, en todos los siglos de los siglos. Amén.
   
PRIMERA SALUTACIÓN
Soberana Señora, hija predilecta del Padre, Vos fuisteis designada por el mismo Dios para ser auxilio poderoso de los Cristianos en todas sus necesidades públicas y privadas. Por esto acuden continuamente a Vos los enfermos en sus enfermedades, los pobres en sus apuros, los atribulados en sus aflicciones, los náufragos en las tormentas, los soldados en las batallas, los caminantes en los peligros, los moribundos en las ansias de la agonía…, y todos reciben de Vos consuelos y aliento. Acoged pues, con bondad, mis pobres plegarias, Madre de Misericordia, y cobijándome vuestro maternal manto, asistidme amorosa en todas mis necesidades, libradme de todo mal, y alcanzadme abundantes gracias para esta vida y sobre todo para la hora de la muerte.
 
Rezar tres Avemarías, y la jaculatoria «María Auxilio de los Cristianos, rogad por nosotros».

SEGUNDA SALUTACIÓN
¡Oh María Santísima, Madre justa de mi Salvador y valioso Auxilio de los Cristianos! Vos destruisteis las herejías e hicisteis salir victoriosa a la Iglesia en las luchas más encarnizadas. ¡Cuántas personas, cuántas familas han sido no sólo libradas, sino también preservadas por Vos de las mayores calamidades! Es que en cuanto se implora vuestro auxilio, los enemigos se desbaratan, las enfermedades huyen precipitadamente, y la misma muerte se ve obligada a soltar su presa. Concededme, ¡oh María!, una viva confianza en Vos, para que en mis necesidades pueda experimentar que Vos sois verdaderamente el socorro de los necesitados, el amparo de los perseguidos, la salud de los enfermos, el consuelo de los afligidos, el refugio de los pecadores y la perseverancia de los justos.
 
Rezar tres Avemarías, y la jaculatoria «María Auxilio de los Cristianos, rogad por nosotros».
 
TERCERA SALUTACIÓN
¡Oh María Auxiliadora, Esposa muy amada del Espíritu Santo y bondadosa Madre de los Cristianos! Vedme a vuestras plantas implorando vuestro Auxilio. Libradme, por piedad, del pecado, y de las acechanzas de mis enemigos espirituales y temporales; alejad de mí los castigos que he merecido por mis culpas; haced, en fin, que experimente en mis necesidades los efectos de vuestra bondad y de vuestro poder. Soberana Señora, ¡cuánto suspiro por el dichoso día en que me será dado contemplaros cara a cara en la feliz mansión del Paraíso! Pero, a veces, un funesto pensamiento me asalta y me dice que por mis innumerables pecados yo no disfrutaré esa dicha. Dulcísima Madre, no permitáis tal desventura; rogad por mí, interceded por mí, alcanzadme de vuestro Jesús un verdadero pesar de mis culpas y la gracia de hacer una buena confesión, a fin de que viviendo en paz los días que me quedan de vida, coronándolos con una dichosa muerte, pueda ir al Cielo, a gozar con Vos eternamente. Amén.
  
Rezar tres Avemarías, y la jaculatoria «María Auxilio de los Cristianos, rogad por nosotros».
    
En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)