Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

sábado, 4 de septiembre de 2021

BERGOGLIO: «LEER EN LATÍN ES REÍRSE DE LA PALABRA DE DIOS»

Traducción del artículo publicado en NOVUS ORDO WATCH.
   
¡PRECAUCIÓN! ¡FRANCISCO BERGOGLIO ESTÁ HABLANDO!
FRANCISCO BERGOGLIO EN NUEVA ENTREVISTA: “SOY MÁS BIEN TÍMIDO”, LEER LA MISA EN LATÍN “COMO REÍRSE DE LA PALABRA DE DIOS” — ¡Y MÁS!
   
Peligrosa combinación: Jorge Bergoglio y un micrófono abierto
   
Sería una apuesta muy segura decir que el “Papa” Francisco Bergoglio nunca ha encontrado un micrófono que no le guste. Apenas recientemente, él habló en uno por más de 75 minutos, y hoy [1 de Septiembre] se publicó el resultado de dicho encuentro.
    
El periodista español Carlos Herrera Crusset has entrevistó al pseudo-papa jesuita Jorge Bergoglio en su residencia en la Ciudad del Vaticano para la estación radial Cadena de Ondas Populares Españolas —en adelante COPE— propiedad de los obispones novusordianos españoles. La página de la publicación oficial para la entrevista es esta: “El Papa con Herrera” (COPE)
   
 
   
Esta es la primera entrevista de Francisco Bergoglio desde su cirugía reciente, y su voz parece débil.
   
El Vaticano ha publicado la transcripción completa de la entrevista en español y en inglés:
Comparado con entrevistas anteriores —y literalmente ha dado decenas de ellas desde 2013, quizá 50 ó 60— esta no contiene algo muy atroz. Pero entonces es solo por comparación. Cuando este hombre consigue hablar libremente por 75 minutos, tienes lo justo sobre la certeza infalible de que va a decir algo blasfemo, herético, erróneo, ofensivo, u objetable de otra manera. Y de hecho, el apóstata argentino aterrizado en la casa de huéspedes vaticana no deja de darlo.
    
A continuación, hemos seleccionado algunos de los puntos destacados de la entrevista desde la transcripción provista por Vatican News.
    
En aras de la claridad, contexto y justicia, proporcionaremos primero una cita de encabezado (en azul y negrilla) y luego compartiremos la pregunta del entrevistador (en negrilla) y la respuesta completa (o una porción sustantial de la misma) dada por el falso papa en donde aparezca la cita (la cual estará subrayada). Después de cada entrada, haremos un pequeño comentario. Una vez más, la transcripción completa de la entrevista puede encontrarse aquí.
    
Titular 1: «Yo estoy obedeciendo a lo que se marcó en aquel momento».
«En marzo se van a cumplir nueve años del inicio de su Pontificado, que no ha sido aquel pontificado breve de 4-5 años que dijo Su Santidad. ¿Se encuentra satisfecho de los cambios emprendidos o le queda alguna cosa pendiente que quisiera rematar de forma inminente? Es decir, ¿tiene la sensación de que Dios le ha dado un tiempo extra por algo?
    
Evidentemente que a mí el nombramiento me agarró por sorpresa porque vine con una valijita. Porque yo acá tenía la sotana. Me habían regalado una cuando me hicieron cardenal y la dejé en casa de unas monjas para no tener que… Yo pertenecía a cinco o seis congregaciones acá y entonces tenía que viajar, para no venir con eso… Vine como siempre. Y dejé preparadas las homilías de la Semana Santa allá en el obispado. Es decir, me agarró por sorpresa. Pero no hay nada mío inventado, lo que hice desde el principio es procurar poner en marcha lo que los cardenales dijimos en las reuniones precónclave para el próximo Papa: el próximo Papa tiene que hacer esto, esto, esto, esto. Y esto es lo que yo empecé a poner en marcha. Creo que quedan varias cosas por hacer todavía, pero no hay nada inventado por mí. Yo estoy obedeciendo a lo que se marcó en aquel momento. Quizás algunos no se daban cuenta de lo que estaban diciendo o pensaban que no era tan grave, pero algunos temas provocan escozor, es verdad. Pero no hay una originalidad mía en el plan. Y mi proyecto de trabajo, ‘Evangélii Gáudium’, es una cosa en la que traté de resumir lo que los cardenales dijimos en ese momento».
Comentario: Aquí Francisco Bergoglio está probando que su subversión de la Fe y la Moral Católica es justo lo que  todos los “cardenales” propusieron colectivamente justo antes del cónclave de 2013. De esta manera, está extendiendo efectivamente la culpa a muchos otros. Lo que él dice respecto a eso bien puede ser verdad, pero a fin de cuentas, es su trabajo —bueno, lo sería si fuese un verdadero Papa— hacer lo que es para la gloria de Dios y la salvación de las almas, no “obedecer” a algún programa revolucionario acordado por los modernistas: «…habéis echado por tierra el mandamiento de Dios por vuestra tradición» (Mat. 15:6).
   
Titular 2: «Dale que va, que todo es igual, que allá en el horno [=infierno] nos vamos a encontrar”.
«El Papa yo me imagino que se puede permitir desengaños como cualquier cristiano. ¿Cuál ha sido el mayor desengaño como Santo Padre que ha tenido, Santidad?
   
Tuve varios. Tuve varios desengaños en la vida y eso es bueno porque los desengaños te hacen aterrizar de emergencia. Son aterrizajes de emergencia en la vida. Y el asunto está en levantarse. Hay una canción alpina que a mí me dice mucho: “En el arte de ascender lo que importa no es no caer, sino no permanecer caído'. Y vos, delante de un desengaño, tenés dos caminos: o te quedas ahí diciendo que esto no va —como dice el tango: “Dale que va, que todo es igual, que allá en el horno nos vamos a encontrar” [Letra, en jerga argentina de una canción de tango de los años 1930’s]— o me levanto y apuesto de nuevo. Y creo que delante de una guerra, delante de una derrota, hasta de un desengaño propio o un fracaso propio o el propio pecado, hay que levantarse y no permanecer caído».
Comentario: Es un hecho. Francisco Bergoglio no solo sabe y recuerda, sino que de hecho usa en una entrtrevista publica, una línea de una canción de tango [“Cambalache”, escrita por Enrique Santos Discépolo De Lucchiy en 1934, N. del T.] que habla sobre acabar parando en el infierno. Es de resaltar que las únicas veces que Francisco Bergoglio menciona el infierno es cuando (a) niega el dogma, (b) hace una broma al respecto, o (c) condena a la mafia (lo cual hace por el aplauso rápido). De hecho él tiene la misteriosa habilidad de reflexionar sobre la muerte sin jamás mencionar el juicio, el cielo, o el infierno. ¿No es interesante? Y, po cierto, el tango ha sido condenado como inmoral. Pero luego, si no hay infierno…

Titular 3: «Yo no soy de dar golpes sobre la mesa, no me sale. Más bien soy tímido».
Titular 4: «…que la proclamación de la Palabra sea en un idioma que todos lo entiendan; si no, es reírse de la Palabra de Dios
».
«No sé si el Papa Francisco es muy de dar un puñetazo con fuerza encima en la mesa. ¿Quizá el último golpe sobre la mesa ha sido el documento pontificio en el que se limita la celebración de las ‘misas tridentinas’? Y le pido además que le explique a mi audiencia qué es la ‘misa tridentina’ qué tiene la misa tridentina que no sea preceptiva.
  
Yo no soy de dar golpes sobre la mesa, no me sale. Más bien soy tímido. La historia de ‘Traditiónis custódes’ es larga. Cuando primero San Juan Pablo II —y después Benedicto ya más claramente con ‘Summórum Pontíficum’—, hizo esta posibilidad de que se pudiera celebrar con el misal de Juan XXIII (anterior al de Pablo VI, que es el postconciliar) para aquellos que no se sentían bien con la liturgia actual, que tenían una cierta nostalgia… me pareció de las cosas pastorales más bellas y humanas de Benedicto XVI, que es un hombre de una humanidad exquisita. Y así empezó. Ese fue el motivo. A los tres años él decía que había que hacer una evaluación. Se hizo una evaluación y parecía que todo andaba bien. Y andaba bien. De esa evaluación a ahora pasaron diez años (o sea, trece desde la promulgación) y el año pasado vimos con los responsables del Culto y de la Doctrina de la Fe que convenía hacer otra evaluación a todos los obispos del mundo. Y se hizo. Llevó todo el año. Después se estudió la cosa y, en base a eso, la inquietud que más aparecía era que una cosa hecha para ayudar pastoralmente a quienes han vivido una experiencia anterior, se fuera transformando en ideología. O sea, una cosa pastoral a ideología. Entonces había que reaccionar con normas claras. Normas claras que pusieran un límite a aquellos que no habían vivido esa experiencia. Porque parecía que estaba de moda en algunos lados que sacerdotes jóvenes “ah, no, yo quiero…” y por ahí no saben latín, no saben lo que dicen. Y por otro lado, apoyar y consolidar lo de ‘Summórum Pontíficum’. Hice más o menos el esquema, lo hice estudiar y trabajé, y trabajé mucho, con gente tradicionalista de buen sentido. Y salió ese cuidado pastoral que hay que tener, con algunos límites pero buenos. Por ejemplo, que la proclamación de la Palabra sea en un idioma que todos lo entiendan; si no, es reírse de la Palabra de Dios. Pequeñas cositas. Pero sí, el límite es muy claro. Después de este motu próprio, un sacerdote que quiera celebrar no está en las condiciones de los otros —que era por nostalgia, por deseo, etc.— y ahí sí tiene que pedir permiso a Roma. Una especie de permiso de bi-ritualismo, que solamente lo da Roma. [Como] un sacerdote que celebra en rito oriental y rito latino, es bi-ritual pero con permiso de Roma. O sea, hasta el día de hoy, los anteriores siguen pero un poco ordenados. Más aún, pidiendo que haya un sacerdote que esté encargado no solamente de la liturgia sino de la vida espiritual de esa comunidad. Si usted lee bien la carta y lee bien el decreto, va a ver que simplemente es reordenar constructivamente, con cuidado pastoral y evitar un exceso a quienes no están…».
Comentario: Sin duda, Francisco Bergoglio es el tipo reservado y callado. Lo sabemos por The Dictator Pope y muchas otras historias. ¡No creas que tus ojos te engañan! Ahora, claramente, Bergoglio no es el cuchillo más afilado del cajón, pero seguramente no es tan tonto que no sepa que las lecciones (epístola y Evangelio) de la Misa Latina Tradicional están impresas en el misal de fieles que virtualmente todos los asistentes usan. Ademas, los textos sagrados son leidos el domingo en vernáculo por el sacerdote desde el púlpito, justo antes de dar el sermón. Por supuesto que Francisco Bergoglio lo sabe: nacido en 1936, ¡él creció con esa práctica! Aun si, por alguna razón, esto no se hacía en Argentina, él pudo saber por sus consejeros que esa es la práctica hoy para todas esas personas a las que él ahora está “limitando” con Traditionis Custodes. En todo caso, su objeción es un tonto y despreciable hombre de paja.
    
Titular 5: «…espero que pronto haya otros [dicasterios vaticanos] que tengan a la cabeza un laico o una laica».
«En la primera visita al departamento de comunicación del Vaticano, el Santo Padre mostró su preocupación porque el mensaje no estaba llegando donde debería. Los números de audiencia eran escasos. ¿Eso era un rapapolvo en toda regla?
   
A mí me causó gracia la reacción. Yo dije dos cosas. Primero, una pregunta: ¿cuánta gente lee L’Osservatore Romano? No dije si lo leían mucho o poco. Una pregunta. Creo que es lícito preguntar, ¿no? Y la segunda pregunta, que más bien fue un tema, [la hice] cuando después de haber visto todo el nuevo trabajo de unión, el nuevo organigrama, la funcionalización, hablé de la enfermedad de los organigramas, que da a una realidad un valor más funcional que real. Y digo: con toda esta funcionalidad, que es para que funcione bien, no [hay que] caer en el funcionalismo. Que el funcionalismo es el culto a los organigramas prescindiendo de la realidad. Estas dos cosas que dije parece que alguno no las entendió o por ahí a alguno no le gustó, o no sé qué, y la interpretó como un rapapolvo. Es una cosa normal, es una pregunta y una advertencia. Sí… Por ahí alguno se sintió en orsay [Corrupción de Offside, Fuera de lugar en jerga argentina] y… Creo que el dicasterio promete mucho, es el dicasterio que tiene más presupuesto en la Curia en este momento, que tiene a la cabeza un laico —espero que pronto haya otros que tengan a la cabeza un laico o una laica— y que está despegando con nuevas reformas. L’Osservatore Romano, al que yo llamo “el Diario del Partido”, ha progresado muchísimo y es una maravilla cómo está haciendo los esfuerzos culturales que está haciendo».
Comentario: ¿Laicos a cargo de los dicasterios vaticanos? Seguro, por qué no. Considerando que casi todo su clero es inválidamente ordenado y por ende son realmente laicos de todas maneras, también pueden hacerlo oficial.
    
Titular 6: «Y respecto al caso del aborto, a mí no me gusta entrar en discusiones que si hasta aquí se puede [=es permisible], que hasta allí no se puede…».
«Santidad, en España se ha legalizado la eutanasia, en función de lo que llaman el “derecho a una muerte digna”. Pero eso es un silogismo falaz, porque la Iglesia no defiende el sufrimiento encarnizado, sino la dignidad hasta el final. ¿Hasta dónde el hombre tiene poder real sobre su vida? ¿Qué cree el Papa?
   

   
Y respecto al caso del aborto, a mí no me gusta entrar en discusiones que si hasta aquí se puede, que hasta allí no se puede, pero digo esto: cualquier manual de embriología de los que le dan a un estudiante de Medicina en la Facultad dice que a la tercera semana de la concepción, a veces antes de que la madre se dé cuenta [de que está embarazada], ya están perfilados todos los órganos en el embrión, incluso el ADN. Es una vida. Una vida humana. Algunos dicen: “No es persona”. ¡Es una vida humana! Entonces, delante de una vida humana yo me hago dos preguntas: ¿Es lícito eliminar una vida humana para resolver un problema?, ¿es justo eliminar una vida humana para resolver un problema? Segunda pregunta: ¿Es justo alquilar un sicario para resolver un problema? Y con estas dos preguntas, ¿qué los casos de eliminación de gente —por un lado o por el otro— porque son un peso para la sociedad?
  
…».
Comentario: Estas consideraciones de Francisco Bergoglio son extremadamente importantes y altamente preocupantes, tanto que hemos preparado una entrada separada al respecto, a la cual puedes acceder aquí.
   
Titular 7: «¡Yo no sé de dónde han sacado la semana pasada que yo iba a presentar mi renuncia!».
«¿Se acabó la etapa de dolores de cabeza por palabras que se le iban de más o que le atribuían que se le iban de más y que tenían consecuencias con cosas que usted no contaba?
   
El peligro siempre está. Una palabra puede ser interpretada de un lado o de otro, ¿no es cierto? Eso son cosas que suceden. Y qué sé yo… ¡Yo no sé de dónde han sacado la semana pasada que yo iba a presentar mi renuncia! ¿Qué palabra habrán tomado en mi patria? De ahí salió la noticia. Y dicen que fue un revuelo, cuando a mí ni se me pasó por la cabeza. Delante de interpretaciones que nacen un poco distorsionadas de alguna palabra mía yo me callo, porque aclarar es peor».
Comentario: ¿Dónde lo consiguieron? Bueno, los informes eran que Francisco Bergoglio lo dijo a la gente, y por supuesto él antes había hablado públicamente sobre la posibilidad de renunciar. Considerando lo que después de tantos años sabemos ahora sobre la persona de Jorge Bergoglio, es concebible que él dijo a alguno de sus subordinados que pronto renunciaría precisamente para que la historia saliera, justo así puede ahora negarlo solemnemente. Sí, como su amigo Omar Bello reveló, Francisco Bergoglio ama jugar a dos bandos si cree que le puede ser ventajoso. La confusión y la contradicción son los sellos del reino del (t)error de ese hombre.
   
Hasta aquí los puntos destacados bajos de la más reciente entrevista a Francisco Bergoglio.
  
¡Se dijo suficiente!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)