Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

jueves, 16 de septiembre de 2021

CURIOSIDADES DEL VIAJE DE BERGOGLIO A HUNGRÍA Y ESLOVAQUIA

Noticias tomadas de distintas fuentes.
   
1.º LA CARTA DE BÉLA IV A INOCENCIO IV, REGALO DE ORBÁN A BERGOGLIO (Elementos tomados de INFOVATICANA y UNSER MITTEL EUROPA).
   

En el encuentro extraoficial de Francisco Bergoglio con el presidente de la República de Hungría, János Áder, el primer ministro, Viktor Orbán y el viceprimer ministro de Hungría, Zsolt Semjén (en el cual fue acompañado por el secretario de Estado, Pietro Parolin y el secretario de Relaciones con los Estados, Paul Gallagher) entre las 8:45h y las 9:25h (hora local) en el Museo de Bellas Artes de Budapest, Orbán le obsequió a un Bergoglio que dedicó siete horas de su viaje a hablar de la fraternidad y brazos tendidos (excepto para sus fieles) una copia de la carta del rey Béla IV de Hungría al Papa Inocencio IV el 17 de Noviembre de 1250.
    
La misiva enviada por el monarca de la Casa de Árpad (dicho sea de paso, la dinastía que más santos ha dado a la Iglesia Católica: San Esteban I y su hijo San Emérico, San Ladislao I y su hija  Santa Irene, el Beato Colomán de Galitzia, Santa Cunegunda de Polonia y sus hermanas Santa Margarita y las Beatas Constanza y Yolanda, la Beata Isabel de Hungría y la Beata Isabel de Töss; el propio Béla IV, conocido como “el segundo fundador”, murió como terciario franciscano) advertía sobre la amenaza inminente de la invasión tártara y pedía la unidad de Europa para combatirlos. Fue ignorado, y 35 años después, Hungría se defendió de los tártaros con un gran derramamiento de sangre, según informó el viceministro Balázs András Orbán vía Twitter.
   
La carta, como fue recogida por el canónigo György Fejér en su Codex Diplomáticus Hungáriæ, tomo IV, n.º 2, año 1829, págs 218-224 dice:
  
LATÍN
Sanctíssimo in Christo Patri, et Dómino Innocéntio Dei grátia, Sacrosánctæ Románæ Ecclésiæ summo Pontífici, Bela, eádem grátia rex Hungáriæ, reveréntiam in ómnibus tam débitam, quam devótam.
    
Cum regnum Hungáriæ per pestem Tartarórum pro majóri parte in solitúdinem sit redáctum et quasi óvile sǽpibus sit divérsis infidélium genéribus circumséptum, utpóte Ruthenórum, Cumanórum, Brodnicórum a parte oriéntis; Bulgarórum et Bosnénsium Hæreticórum a parte merídiei contra quos ad præsens étiam per nostrum exércitum dimicávimus; Alamanórum vero a parte occidéntis et Aquilónis, a quíbus propter consímilem professiónem fídei fructum alicújus subsídii dignum regnum sentíre déberet; non fructum, sed spinas guérræ suæ sentíre compéllitur bona dicti regni per rápinas subitáneas diripiéntium; propter quod, sed máxime propter Tártaros, quos tímere per experiéntiam belli dídicit, prout áliæ natiónes, per quas transíerant, consimíliter didícerunt; requísito consílio Prælatórum et Príncipum nostri regni ad Christi Vicárium, et fratres suos, támquam ad únicum et últimum in últimis christiánæ fídei necessitátibus protectórem, dignum dúximus confúgere:
   
Ne nobis imo potius vobis in nobis et aliis Christicolis accidat, quod timetur. Rumores enim de Tartaris de die in diem nobis adveniunt, quod non solum contra nos, cui indignati sunt quam plurimum, eo quod post tantam læsionem _eis subesse renuimus; cum omnes aliæ nationes, contra quas reperti sunt vires suas, tributarias se eisdem constituerunt, et specialiter regiones, quæ ex parte orientis cum regno nostro conterminantur, sicut Ruscia, Cumania, Brodnici, Bulgaria, quæ in magna parte nostro dominio antea subjacébant; imo etiam contra totam Christianitatem condixerunt et prout a quam pluribus fide dignis pro certo dicitur, firmiter in brevi proposuerunt, contra totam Europam suum innumerabilem exercitum destinare; timemus etiam, quod si ipsa gens venerit, et nostri nequeuntes, vel etiam nolentes sævitiam ferocitatis Tartaricæ hostiliter sustinere, eorumdem jugo, Nobis etiam invitis timore ducti, se submittant, sicut jam fecerunt sui præfati alii vicini: nisi per circumspectam sedis Apostolicæ provisionem regnum nostrum cautius et potentius muniatur, ut consolentur populi, qui habitant in eodem.
    
Nos autem hoc scribimus principaliter propter duo, ne possimus argui super possibilitate et negligentia. Super possibilitatis articulo dicimus, quod quidquid ad esse possibilitatis nostræ super hoc per experientiam facti concludi potuit, nos conclusimus. Nos et Nostra, Tartarorum viribus et ingeniis nondum cognitis exponentes.
   
Super negligentia vero nequaquam redargui possumus: requisivimus enim, adhuc Tartaris in regno nostro dimicantibus contra nos super condicto negocio tres totius Christianitatis principaliores Curias; scilicet: Vestram, quæ divina, et magistra omnis Curiæ a Christicolis creditur, et habetur. Et imperialem cui etiam propter hoc nos submittere decreveramus, si tempore prædictæ pestilentiæ nobis competens auxilium impenderet et juvamen. Francorum etiam curiam requiri fecimus, de quibus omnibus nihil consolationis, vel subsidium recepimus nisi verba.
    
Nos vero ad id, quod potuimus recurrentes, propter bonum Christianitatis, majestatem regiam humiliando duas filias nostras duobus Ducibus Ruthenorum, et tertiam Duci Poloniæ tradidimus in uxores ut per ipsos, et amicos nostros alios, qui sunt ex parte orientis, sciremus nova, quæ multum latent, de Tartaris; ut sic eorumdem conatibus et fraudulentis ingeniis utcumque commodius resistere valeamus. Cumanos etiam in regno nostro recepimus, et proh! dolor, per paganos hodie regnum nostrum defendimus; et per paganos infideles Ecclesiæ conculcamus; amplius propter defensionein fidei Christianæ filio nostro primogenito Cumanam quamdarn thoro conjúnximus maritali; ut per hoc vitaremus deterius, et ut occasionem aliquam nancisci possemus, per quam valeremus eosdem, sicut plures jam fecimus, ad Baptismi lavacrum convocare.
    
Ex his ergo et aliis exoptamus ut pateat Sanctitati Summi Pontificis per argumentum evidens, quod in tot rerum angariis, a nullo Christianorum Europæ Principe seu gente alicujus juvaminis emolumentum recepimus; nisi a domo Hospitalis Hierosolymitani, cujus fratres nuper ad requisitionem nostram arma sumserunt contra paganos et Schismaticos ad defensionem regni nostri et fidei christianæ; quos jam partim collocavimus in loco magis suspecto; videlicet in confinio Cumanorum ultra Danubium, et Bulgarorum, per quem etiam locum tempore invasionis regni nostri ad nos habuit aditum exercitus Tartarorum; de quo loco etiam intendimus et speramus, quod si factum nostrum et dictorum fratrum Deus prosperaverit, et sedes apostolica eísdem favorem suum dignata fuerit impertiri, quod propagine catholicæ fidei sicut protenditur Danubius usque ad mare Constantinopolitanum per ipsos poterimus propagare, et sic Romano imperio et etiam terræ sanctæ poterunt impendere subsidia oportuna; partim vero eosdem in medio regni nostri collocavimus, ad defensionem Castrorum quæ circa Danubium ædificari facimus; cum gens nostra ad hoc exstiterit insueta; quia in hoc resedit examinatum quam pluries nostrum consilium, quod esset, salubrius nobis et toti Europæ, ut Danubius fortalitiis muniretur: hæc enim est aqua contradictionis: hic Heraclius occurrit Cosróæ pro romano imperio defendendo, et hic etiam nos quomodocunque improvisi et nunc enormiter læsi per decem menses contradiximus Tartaris, regno nostro tunc fere penitus fortaliciis et defensoribus immunito; quod quod absit, si possideretur a Tartaris, esset pro ipsis apertum hostium ad alias fidei catholicæ regiones; tum quia ex ista parte versus Christicolas non est mare impediens; tum quia possent familias suas, et animalia, in quibus mirabiliter ibidem aptius, quam alibi collocare. Tótila (Átila) in exemplum veniat, qui ex parte Orientis ad Occidentem veniens subjugandam, in medio regni Hungariæ sedem suam principaliter collocavit; et contra Cǽsares, qui ex occidente ad sibi submittendum oriens dimicabant, quam plurima ad constructionem exercitus faciunt, infra regni nostri terminos deponebant.
   
Super his ergo provideat circumspecta Pontificalis Sanctitas, et antequam vulnus marcescat, salutare dignetur apponere medicamen. Admiratur enim quam plurimum Sapientum multitudo eo, quod rebus, ut nunc, sic se habentibus regem Franciæ, tam nobile membrum Ecclesiæ, de Europæ finibus Vestra Paternitas licentiari sustinuit. Admiratur inquam, et admirarit non desinit, eo quod Apostolica Clementia multis provideat, sicut Constantinopolitano imperio et ultramarinis partibus, quæ si amitterentur, quod absit, non tantum noceret Europæ inhabitatoribus, quantum si regnum nostrum solum a Tartaris contingeret possideri.
    
Protestamur itaque Deum et hominem, quod tanta est necessitas negotii, quod nisi diversa viarum pericula nobis contradicunt, non solum nuncios quos mittimus, mitteremus, sed etiam ad proclamandum in facie totius Ecclesiæ, ad excusandum nos, licentiandum, etiam licet invitos ad componendum cum Tartaris, si super hoc auxilium non impenderit Paterna Sanctitas, et necessitas ingruerit, ad pedes vestros personaliter venissemus.
   
Supplicamus igitur, ut consideret Sancta Mater Ecclesia et si non nostra, saltem sanctorum regum, Prædecessorum nostrorum merita, qui plena devotione et reverentia se et suum populum per eorum prædicationem orthodoxæ fidei subjugatum inter ceteros mundi Principes in puritate fidei et obedientiæ servaverunt, propter quæ sibi et suis Successoribus, quamdiu eis successerunt prospera, Apostolica sedes irrequisita, et interdum promittebat omnem gratiam et favorem, si necessitas immineret.
    
Ea ergo gravis nunc necessitas imminere pro certo creditur; aperite paterna viscera, manum competentis subsidii pro defensione fidei et utilitate publica, in tantæ persecutionis tempore porrigendo. Alioquin si in petitione tam favorabili, et universaliter pro obedientibus Romanæ Ecclesiæ tam necessaria, quod credere non possimus, pateremur repulsam, cogeremur non tanquam filii, sed privigni, necessitate compulsi, quasi extra gregem Patris exclusi, suffragia mendicare.
   
Datum in Potoka in die Sancti Martini Episcopi et Confessoris III. Idus Novembris.
TRADUCCIÓN:
Para rendir homenaje a su santo Padre en Cristo, Inocente, por la gracia de Dios, Sumo Sacerdote de la Santa Iglesia de Roma, Béla, por la misma gracia, Rey de Hungría, endeudado y humilde en todo.

Porque Hungría se ha convertido en gran parte en un desierto por la plaga tártara y los pueblos incrédulos, a saber, los rutenos y brodniks en el este y los herejes búlgaros y bosnios en el sur, contra los que estamos luchando actualmente, se ha convertido en un desierto en gran parte en un desierto con nuestros ejércitos cercado un redil. Solo desde el oeste y el norte nuestro país debe recibir algunos frutos de la ayuda de los alemanes, que pertenecen a la misma fe, pero incluso desde aquí no sentiremos más frutos que las espinas del frenesí cuando los bienes del país sean confiscados por imprevistas redadas.

Por ellos, pero sobre todo por los tártaros, a quienes la experiencia de la guerra nos enseñó a tener miedo, como enseñaron a otros pueblos que fueron pisoteados, lo consideramos oportuno, en consulta con los principales sacerdotes y nobles para huir. nuestro país al representante de Cristo y sus hermanos, como único y último defensor en la última necesidad del cristianismo, para que lo que tememos no suceda por nosotros, ustedes y los demás cristianos. Porque todos los días nos llegan noticias de los tártaros de que no solo se están armando contra nosotros, de quienes tienen más envidia, porque incluso después de tal desgracia no estábamos dispuestos a someternos, mientras que todos los demás pueblos contra los que mostraron su poder para tengo, y especialmente los vecinos orientales de nuestro país, como Rusia, Kumnia, los Brodniks, Bulgaria, que antes estaban en gran parte bajo nuestro poder, todos se han convertido en sus afluentes, pero contra todo el cristianismo; y, como sabemos por muchos testimonios dignos de confianza,

Está decidido a librar una guerra implacable contra toda Europa en un futuro próximo.

Tememos que cuando llegue esta gente, los nuestros, incapaces y no dispuestos a oponerse a la crueldad salvaje de los tártaros, se rindan temerosos contra su voluntad, como ya lo han hecho nuestros afligidos vecinos, a menos que la sabia providencia de la Sede Apostólica lo haga cuidadosa y cuidadosamente. Fortalecer efectivamente nuestro país para consolar a los pueblos que allí habitan.

Escribimos por dos razones principales: Para que no se nos pueda acusar de pereza o negligencia. En cuanto a la destreza, decimos lo siguiente: lo que la experiencia práctica puede decir sobre nuestra habilidad en la guerra, ya lo hemos demostrado cuando nos expusimos a nosotros mismos y a los nuestros a la fuerza y astucia sin precedentes de los tártaros.

Pero tampoco se nos puede acusar de negligencia, porque cuando los tártaros lucharon contra nosotros en nuestro país, acudimos en este asunto a los tres más altos tribunales de todo el cristianismo, a saber, el vuestro, ya que los cristianos creen y profesan que sois custodio y maestro de todos los tribunales; al emperador, a quien teníamos la intención de someternos si nos brindaba una gran ayuda y apoyo en el momento de dicha plaga; también nos dirigimos a la corte de los franceses, pero de todos ellos no recibimos más consuelo ni ayuda que palabras.

E hicimos lo que pudimos y, al humillar nuestra realeza por la causa del cristianismo, dimos a dos de nuestras hijas a dos príncipes de los rutenos, y una tercera al príncipe de Polonia, para que pudiéramos morir por ellas, y por nuestros otros amigos orientales supiéramos cuidadosamente los planes ocultos de los tártaros y, por lo tanto, contrarrestar de manera más efectiva sus intenciones y sus maquinaciones fraudulentas. También hemos dejado entrar a los cumanos en nuestra tierra, y ahora lamentablemente estamos defendiendo nuestra tierra con los paganos y aniquilando a los enemigos de la Iglesia con los paganos. Incluso casamos a nuestro primogénito con una hija cumana por los intereses del cristianismo para evitar cosas peores y crear una oportunidad para bautizarla, como lo hemos hecho con muchos de ellos.
  
A través de todo esto y más, me gustaría demostrar claramente al santo prelado que no hemos recibido ayuda útil en esta emergencia de ningún monarca cristiano o pueblo en Europa, excepto de la casa de los Hospitalarios de Jerusalén, cuyos miembros, en nuestra petición, recientemente fue contra los gentiles y los herejes se alzaron en armas para defender nuestro país y la fe cristiana; y los usamos de inmediato en las zonas más peligrosas: al otro lado del Danubio, en la frontera entre los hunos y los búlgaros, porque cuando nuestro país fue atacado, esta fue también la puerta de entrada del ejército tártaro. Desde este ámbito esperamos, si nuestra intención y la intención de los hermanos mencionados son apoyadas por Dios y si la Sede Apostólica tiene la gracia, aceptarlos en su gracia para que, a medida que el Danubio se extiende hasta el mar de Constantinopla, a través de ellos podamos difundir la protección de la fe cristiana y así prestar una ayuda eficaz al Imperio Romano e incluso a Tierra Santa. Hemos colocado a otros en nuestro país para defender las fortalezas que hemos construido a lo largo del Danubio, porque nuestra gente no tiene experiencia en esta área.

Después de una cuidadosa consideración, acordamos que sería mejor para nosotros y para toda Europa si fortificamos el Danubio con castillos. Porque esta es el agua de la resistencia; Aquí Heraclio se puso de pie para defender el Imperio Romano contra los cosacos, y aquí también nosotros, aunque sin preparación y después de un duro golpe, resistimos contra los tártaros durante diez meses, aunque nuestro país en ese momento carecía por completo de castillos y defensores.

Si los tártaros se apoderaran de él, que todavía está muy lejos, se les abriría la puerta a los demás países de la fe católica, porque primero no hay mar que obstaculice a los cristianos y segundo pueden traer a sus familias y los suyos aquí para asentar un número admirable de animales más cómodamente que en cualquier otro lugar. Tomemos, por ejemplo, a Atila, quien, cuando vino del este para conquistar el oeste, instaló su cuartel general en el centro de Hungría desde el principio; por otro lado, los emperadores que lucharon desde el oeste para someter al este reunieron sus ejércitos principalmente dentro de las fronteras de nuestro país.

Entonces, que Su Santidad se encargue de todas estas cosas y que Su excelencia use una cura antes de que la herida empeore. Los muchos sabios se maravillan de que en tales circunstancias su paternidad apoyó la salida del Rey de Francia, este noble miembro de la Iglesia, de las fronteras de Europa. Se pregunta aún más, y no deja de maravillarse, que la piedad apostólica se preocupe tanto por el reino de Constantinopla y las partes de ultramar que, si se pierden, pueden estar distantes, los habitantes de Europa no harían más daño que si nuestra tierra fue ocupada solo por los tártaros.

Confesamos ante Dios y ante los hombres que la necesidad e importancia de la causa es tan grande que, si los diversos inconvenientes del viaje no nos obstaculizaran, no solo enviaríamos embajadores que hemos enviado, sino nosotros personalmente a los suyos. proclamar en nuestra defensa ante toda la Iglesia que si el Santo Padre no pudiera ayudarnos, nos haríamos libres contra nuestra voluntad para llegar a un acuerdo con los tártaros.

Les pedimos, por tanto, que la Madre Iglesia considere los méritos, si no de nosotros, al menos de nuestros predecesores, los santos reyes, que con todo ardor y humildad, a través de su predicación, se han sometido a sí mismos y a su pueblo a la verdad. la fe y la mantuvieron entre los príncipes del mundo con pureza y obediencia, para lo cual ellos y sus sucesores, mientras estuvieran bien, no fueron solicitados prometidos todo el favor y ayuda de la Sede Apostólica cuando la necesidad lo requiriera.

Miren, pues, ahora que la gran necesidad sí parece amenazar, el corazón paternal se abre en defensa de la fe por el bien público en este tiempo de persecución, de lo contrario, si es nuestra petición, que es tan favorable y tan necesaria para los creyentes. Iglesia de Roma, si fuera rechazada, lo cual no podemos creer, nos veríamos obligados a pedir ayuda no como hijos sino como hijastros, como aquellos que son inevitablemente excluidos del rebaño del padre.

Fechado en Patak, el día de San Martín, obispo y confesor de la fe, el 11 de noviembre.
Varias agencias de noticias observaron que Bergoglio y Orbán tomaron asiento a varios metros de distancia, una distancia de seguridad generosa pero necesaria, ya que Orbán es un protestante calvinista y Bergoglio es un conformista mundano.
    
Durante el encuentro, el viceprimer ministro húngaro Zsolt Semjén informó a Francisco Bergoglio de que Hungría está siendo atacada por la Unión Europea (tan defendida por este último) por sus medidas de protección de la familia, al contener la propaganda homosexualista. A lo cual Francisco Bergoglio respondió simplemente “que la familia es el padre, la madre, el hijo y punto”. El contraste mayor es que Semjén es doctor en estudios religiosos de la Universidad Eötvös Loránd (Rolando Eötvös) de Budapest, mientras que Bergoglio (ingeniero químico de la Escuela Técnica Nº 27 “Hipólito Yrigoyen”), ni siquiera sustentó su tesis doctoral “La oposición polar como estructura del pensamiento cotidiano y de anuncio cristiano” en la facultad jesuita San Jorge de Fráncfort del Meno en 1986.
   
2.º LA DESPEDIDA BERGOGLIANA A SU MAESTRO DE CEREMONIAS, SU ORGANIZADOR DE VIAJES, DE ALITALIA ¡Y DEL EVANGELIO! (Elementos tomados de GLORIA NEWSRELIGIÓN EN LIBERTAD y VANGUARDIA)
   
   
“Que nunca se diga que de la boca de los líderes religiosos salen palabras que dividen, sino sólo palabras de apertura y de paz”, dijo Francisco Bergoglio a los líderes protestantes y judíos el 12 de septiembre en Budapest, mientras que Cristo dice: “no he venido a traer la paz, sino la espada” (Mt 10, 34).

Además, Francisco describió el Año Nuevo judío y el Día de la Expiación como “momentos de gracia y una llamada a la renovación espiritual”, aunque se basan en la negación de Cristo.

Afirmó que los judíos [religiosos] son sus “hermanos en la fe de nuestro padre Abraham”, dando a entender que la fe de Abraham y la de Cristo son dos cosas diferentes, lo cual no es así. Según Juan 3, 36 sólo son verdaderos hijos de Abraham los que creen en Cristo y “quien se niegue a creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios permanecerá sobre él”.

Durante su vuelo a Budapest, dijo que este viaje era de despedidas: la última con su maestro de ceremonias Guido Marini (que se posesionará en la sede de Tortona), la última con su organizador de viajes el beninés Dieudonné Datonou (que será instalado obispo –como hiciera Montini con su organizador del viaje a Tierra Santa Jacques-Paul Martin, que fue nombrado obispo titular de Neápolis y Prefecto de la Casa Pontificia– y nombrado nuncio; será remplazado por George Jacob Koovakad, de la India), y la última con Alitalia, la aerolínea en que todos los “Papas” han  viajado desde 1964, que el 15 de Octubre pasará a llamarse ITA (Italia Transporto Aereo).
   
Alitalia fue fundada en 1946 para remplazar la aerolínea Ala Littoria (fundada por Benito Mussolini en 1934) con un capital de 47% del Instituto de Reconstrucción Industrial, 40% del gobierno británico y el resto de accionistas minoritarios. Privatizada en 2009 a presión de la Unión Europea (que reclama la friolera de 900 millones de euros de fondos públicos), no pudo adaptarse a las nuevas tendencias, y se estancó en recuerdos de viejas épocas. 

La nueva aerolínea (que no estará relacionada con la anterior), tendrá un capital de 1.500 millones de euros, operará con 3.000 empleados de los diez mil que tenía anteriormente y solo 50 aeronaves. Ya Michael O’Leary, el fundador de Ryanair, le dio la bienvenida hace unos días. “Alitalia es una compañía de mierda y también ITA se irá a la quiebra”.
   
3.º BERGOGLIO DEJA EN VERGÜENZA AL NUNCIO EN BULGARIA (Fuente: GLORIA NEWS)
Según Bergoglio, los sacerdotes no deben “predicar homilías de 40-50 minutos sobre argumentos que nadie entiende”, como dijo en una charla de 30 minutos a religiosos, durante su visita a Eslovaquia.

Después de recibir aplausos por ello, respondió que “las monjas que son víctimas de nuestras homilías” merecen la aclamación. Como es habitual, en lugar de confesar sus propios pecados, atacó a la Iglesia, la cual debe “huir del ensimismamiento, porque el centro de la Iglesia no es la Iglesia” (Aunque dijo una verdad: la Iglesia Conciliar no está centrada en Cristo)

Varias veces, el Francisco Bergoglio de Traditionis-Custodes atacó a su propia sombra: la “rigidez” y una vida espiritual “rígida y encerrada en sí misma”. Advirtió de una Iglesia que “piensa igual y obedece ciegamente”, una indicación de que no se debe tomar en serio a Traditionis Custodes.

Por último, mencionó una carta que recibió recientemente de un obispo que escribió que
“hemos vivido 400 años bajo los turcos, y 50 años bajo el comunismo, y hemos sufrido, pero estos 7 años con este nuncio han sido peores que las otras dos experiencias. A veces me pregunto: ¿cuántas personas pueden decir lo mismo de su [Papa], obispo o párroco?”.
La descripción de Francisco encaja con el nuncio en Bulgaria, Anselmo Guido Pecorari, quien fue nombrado en abril de 2014. Por lo tanto, es probable que la mencionada carta haya sido enviada por el obispo de Sofía y Plovdiv, Gheorghi Ivanov Jovčev, de 71 años.
   
4.º “REHABILITADO” DE FACTO OBISPÓN RETIRADO POR HOMOSEXUAL (Fuente: GLORIA NEWS).
   
   
Francisco Bergoglio se reunió el lunes en la nunciatura de Bratislava con el ex arzobispón de Trnava, Róbert Bezák C.Ss.R., de 61 años, en una audiencia privada con sus familiares. El miércoles copresidió la Misa novusordiana de Francisco Bergoglio en el Santuario de Nuestra Señora de los Dolores de Šaštín.

Bezák fue nombrado arzobispón de Trnava en 2009, con 49 años, el obispo eslovaco más joven. El presbítero polaco Dariusz Oko documenta que Bezák frecuentaba gimnasios y saunas gay y creó una red de presbíteros homosexuales. Es por eso que fue destituido por Benedicto XVI en 2012, mientras los medios de comunicación oligarcas, que adoran a Bezák, siguen afirmando que fue castigado por denunciar a su predecesor Ján Sokol por presuntamente transferir 500 millones de coronas eslovacas (16’596.959,44 euros actuales) en 1998 proveniente de la ventas de terrenos de propiedad eclesiástica a Štefan Náhlik, ex-agente de la ŠtB, la temida Policía Secreta de la Checoslovaquia comunista (y de la cual Sokol fue agente también con los nombres clave Špiritual y Svätopluk).
       
Los testigos confirmaron que Bezák, que trabajaba como profesor de religión en una escuela protestante de Bratislava, la capital eslovaca, siguió con su vicio hasta hace poco. Francisco Bergoglio –que tiene una debilidad personal por los clérigos homosexuales, entre ellos el cardenal McCarrick– reabrió viejas heridas al rehabilitar de facto a Bezák ante los medios de comunicación de los oligarcas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)