Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

domingo, 12 de septiembre de 2021

CINCO SALMOS EN HONOR DEL SANTÍSIMO NOMBRE DE MARÍA

  
La práctica piadosa de recitar cinco salmos cuyas iniciales corresponden a las cinco que componen el nombre de María ya se conocía en el siglo XII, era muy querida por el Beato Ioscio, monje benedictino de Saint-Bertin en Francia, un gran devoto de la Virgen María, cuya muerte en 1163, estuvo acompañada  por un milagro al aparecer en letras doradas el nombre de Maria.
   
La práctica alcanza amplitud máxima y popularidad después de que, en 1683, el papa Inocencio XI (1676-1689) hace que sea universal para toda la Iglesia la fiesta del Santo Nombre de María, en recuerdo de la victoria sobre los turcos en Viena.
   
La recitación de los salmos con la antífona que une a los cinco, fue aprobada por el Papa Pío VII (1800-1823) con decreto de la sagrada Congregacion de Indulgencias, de 13 de junio de 1815, concedió de nuevo las siguientes indulgencias:
  1. Indulgencia de 7 años y 7 cuarentenas por cada vez que rezaren dichos salmos.
  2. Indulgencia plenaria cada mes a los que los rezaren diariamente todo él, con tal que en cualquier día del mismo, confesados y comulgados, rueguen a intención del Sumo Pontífice.
  3. A los que los recen frecuentemente durante el curso del año, indulgencia plenaria en la fiesta de su Nombre, con tal que en dicho día, confesados y comulgados, rueguen como se ha expresado antes.
   
LATÍN
Ant. Maríæ nomen * cunctas illustráte ecclésias, cui fecit magna qui potens est, et sanctum nomen ejus.
(Canticum B. Mariæ Virginis * Luc. 1:46-55)
1:46 Magníficat ✠ * ánima mea Dóminum.
1:47 Et exsultávit spíritus meus: * in Deo, salutári meo.
1:48 Quia respéxit humilitátem ancíllæ suæ: * ecce enim ex hoc beátam me dicent omnes generatiónes.
1:49 Quia fecit mihi magna, qui potens est: * et sanctum nomen ejus.
1:50 Et misericórdia ejus, a progénie in progénies: * timéntibus eum.
1:51 Fecit poténtiam in brácchio suo: * dispérsit supérbos mente cordis sui.
1:52 Depósuit poténtes de sede: * et exaltávit húmiles.
1:53 Esuriéntes implévit bonis: * et dívites dimísit inánes.
1:54 Suscépit Israël púerum suum: * recordátus misericórdiæ suæ.
1:55 Sicut locútus est ad patres nostros: * Ábraham, et sémini ejus in sǽcula.
℣. Glória Patri, et Fílio, * et Spirítui Sancto.
℞. Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, * et in sǽcula sæculórum. Amen.
Ant. Maríæ nomen * cunctas illustráte ecclésias, cui fecit magna qui potens est, et sanctum nomen ejus.

Ant. A solis ortu * usque ad occásum laudábile nomen Dómini, et Maríæ matris ejus.
Psalmus 119
119:1 Ad Dóminum cum tribulárer clamávi: * et exaudívit me.
119:2 Dómine, líbera ánimam meam a lábiis iníquis, * et a lingua dolósa.
119:3 Quid detur tibi, aut quid apponátur tibi * ad linguam dolósam?
119:4 Sagíttæ poténtis acútæ, * cum carbónibus desolatóriis.
119:5 Heu mihi, quia incolátus meus prolongátus est: habitávi cum habitántibus Cedar: * multum íncola fuit ánima mea.
119:7 Cum his, qui odérunt pacem, eram pacíficus: * cum loquébar illis, impugnábant me gratis.
℣. Glória Patri, et Fílio, * et Spirítui Sancto.
℞. Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, * et in sǽcula sæculórum. Amen.
Ant. A solis ortu * usque ad occásum laudábile nomen Dómini, et Maríæ matris ejus.
  
Ant. Refúgium est * in tribulatiónis Maríæ nomen ómnibus illud invocántibus.
Psalmus 118 (17-32)
118:17 (Ghimel) Retríbue servo tuo, vivífica me: * et custódiam sermónes tuos:
118:18 Revéla óculos meos: * et considerábo mirabília de lege tua.
118:19 Íncola ego sum in terra: * non abscóndas a me mandáta tua.
118:20 Concupívit ánima mea desideráre justificatiónes tuas, * in omni témpore.
118:21 Increpásti supérbos: * maledícti qui declínant a mandátis tuis.
118:22 Aufer a me oppróbrium, et contémptum: * quia testimónia tua exquisívi.
118:23 Étenim sedérunt príncipes, et advérsum me loquebántur: * servus autem tuus exercebátur in justificatiónibus tuis.
118:24 Nam et testimónia tua meditátio mea est: * et consílium meum justificatiónes tuæ.
118:25 (Daleth) Adhǽsit paviménto ánima mea: * vivífica me secúndum verbum tuum.
118:26 Vias meas enuntiávi, et exaudísti me: * doce me justificatiónes tuas.
118:27 Viam justificatiónum tuárum ínstrue me: * et exercébor in mirabílibus tuis.
118:28 Dormitávit ánima mea præ tædio: * confírma me in verbis tuis.
118:29 Viam iniquitátis ámove a me: * et de lege tua miserére mei.
118:30 Viam veritátis elégi: * judícia tua non sum oblítus.
118:31 Adhǽsi testimóniis tuis, Dómine: * noli me confúndere.
118:32 Viam mandatórum tuórum cucúrri, * cum dilatásti cor meum.
℣. Glória Patri, et Fílio, * et Spirítui Sancto.
℞. Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, * et in sǽcula sæculórum. Amen.
Ant. Refúgium est * in tribulatiónis Maríæ nomen ómnibus illud invocántibus.
   
Ant. In universa terra * admirábile est nomen tuum, O María
Psalmus 125 
125:1 In converténdo Dóminus captivitátem Sion: * facti sumus sicut consoláti:
125:2 Tunc replétum est gáudio os nostrum: * et lingua nostra exsultatióne.
125:2 Tunc dicent inter gentes: * Magnificávit Dóminus fácere cum eis.
125:3 Magnificávit Dóminus fácere nobíscum: * facti sumus lætántes.
125:4 Convérte, Dómine, captivitátem nostram, * sicut torrens in Austro.
125:5 Qui séminant in lácrimis, * in exsultatióne metent.
125:6 Eúntes ibant et flebant, * mitténtes sémina sua.
125:6 Veniéntes autem vénient cum exsultatióne, * portántes manípulos suos.
℣. Glória Patri, et Fílio, * et Spirítui Sancto.
℞. Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, * et in sǽcula sæculórum. Amen.
Ant. In univérsa terra * admirábile est nomen tuum, O María.
    
Ant. Annuntiavérunt * cœli nomen Maríæ, et vidérunt omnes pópuli glóriam ejus.
Psalmus 122
122:1 Ad te levávi óculos meos, * qui hábitas in cælis.
122:2 Ecce, sicut óculi servórum * in mánibus dominórum suórum,
122:2 Sicut óculi ancíllæ in mánibus dóminæ suæ: * ita óculi nostri ad Dóminum, Deum nostrum, donec misereátur nostri.
122:3 Miserére nostri, Dómine, miserére nostri: * quia multum repléti sumus despectióne:
122:4 Quia multum repléta est ánima nostra: * oppróbrium abundántibus, et despéctio supérbis.
℣. Glória Patri, et Fílio, * et Spirítui Sancto.
℞. Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, * et in sǽcula sæculórum. Amen.
Ant. Annuntiavérunt * cœli nomen Maríæ, et vidérunt omnes pópuli glóriam ejus.
   
℣. Sit nomen Vírginis Maríæ benedíctum
℞. Ex hoc nunc et usque in sǽculum.
    
Orémus
  
ORATIO
Concéde, quǽsumus, omnípotens Deus: ut fidéles tui, qui sub sanctíssimæ Vírginis Maríæ Nómine et protectióne lætántur; ejus pia intercessióne, a cunctis malis liberéntur in terris, et ad gáudia ætérna perveníre mereántur in cœlis. Per Christum Dóminum nostrum. ℞. Amen.
   
TRADUCCIÓN
Ant. El nombre de María * que ilustra a toda la Iglesia, por el cual ha hecho cosas grandes aquel que es todopoderoso, cuyo nombre es santo.
(Cántico de la B. Virgen María * Luc. 1:46-55)
1:46 Mi alma glorifica al Señor;
1:47 y mi espíritu está trasportado de gozo en el Dios salvador mío.
1:48 Porque ha puesto los ojos en la bajeza de su esclava: por tanto ya desde ahora me llamarán bienaventurada todas las generaciones.
1:49 Porque ha hecho en mí cosas grandes aquel que es todopoderoso, cuyo nombre es santo;
1:50 y cuya misericordia se derrama de generacion en generacion sobre los que le temen.
1:51 Hizo alarde del poder de su brazo: deshizo las miras del corazon de los soberbios.
1:52 Derribó del solio a los poderosos, y ensalzó a los humildes.
1:53 Colmó de bienes a los hambrientos, y a los ricos los despidió sin nada.
1:54 Acordándose de su misericordia, acogió a Israel su siervo;
1:55 segun la promesa que hizo a nuestros padres, a Abrahán y a su descendencia por los siglos de los siglos.
℣. Gloria al Padre, al Hijo, * y al Espíritu Santo.
℞. Como era en el principio, ahora y siempre, * por los siglos de los siglos. Amén.
Ant. El nombre de María * que ilustra a toda la Iglesia, por el cual ha hecho cosas grandes aquel que es todopoderoso, cuyo nombre es santo.

Ant. Desde Levante a Poniente, * el nombre del Señor y de su Madre María es digno de alabanza.
Salmo 119
119:1 En mi aflicción llamé al Señor, * y Él me respondió.
119:2 Líbrame, Señor, de los labios mentirosos, * de la lengua traidora.
119:3 ¿Qué te va a dar o mandarte Dios, * lengua traidora?
119:4 Flechas de arquero, * afiladas con ascuas de retama.
119:5 ¡Ay de mí, desterrado en Masac, * acampado en Cadar!
119:7 Demasiado llevo viviendo con los que odian la paz; * cuando yo digo: «Paz», ellos dicen: «Guerra».
℣. Gloria al Padre, al Hijo, * y al Espíritu Santo.
℞. Como era en el principio, ahora y siempre, * por los siglos de los siglos. Amén.
Ant. Desde Levante a Poniente, * el nombre del Señor y de su Madre María es digno de alabanza.
  
Ant. Refugio es el nombre de María * en las tribulaciones para todos los que la invocan.
Salmo 118 (17-32)
118:17 (Guimel) Haz bien a tu siervo: viviré * y cumpliré tus palabras.
118:18 Ábreme los ojos * y contemplaré las maravillas de tu voluntad.
118:19 Soy un forastero en la tierra: * no me ocultes tus promesas.
118:20 Mi alma se consume, * deseando continuamente tus mandamientos.
118:21 Reprendes a los soberbios, * malditos los que se apartan de tus mandatos.
118:22 Aleja de mí las afrentas y el desprecio, * porque observo tus preceptos.
118:23 Aunque los nobles se sientan a murmurar de mí, * tu siervo medita tus leyes.
118:24 Tus preceptos son mi delicia, * tus decretos son mis consejeros.
118:25 (Daleth) Mi alma está pegada al polvo: * reanímame con tus palabras.
118:26 Te expliqué mi camino, y me escuchaste: * enséñame tus leyes.
118:27 Instrúyeme en el camino de tus decretos, * y meditaré tus maravillas.
118:28 Mi alma llora de tristeza, * consuélame con tus promesas.
118:29 Apártame del camino falso, * y dame la gracia de tu voluntad.
118:30 Escogí el camino verdadero, * deseé tus mandamientos.
118:31 Me apegué a tus preceptos, Señor, * no me defraudes.
118:32 Correré por el camino de tus mandatos * cuando me ensanches el corazón.
℣. Gloria al Padre, al Hijo, * y al Espíritu Santo.
℞. Como era en el principio, ahora y siempre, * por los siglos de los siglos. Amén.
Ant. Refugio es el nombre de María * en las tribulaciones para todos los que la invocan.
   
Ant. Admirable es tu nombre, oh María, * en toda la tierra.
Salmo 125 
125:1 Cuando el Señor cambió la suerte de Sión, * nos parecía soñar:
125:2 La boca se nos llenaba de risas, * la lengua de cantares.
125:2 Hasta los gentiles decían: * «El Señor ha estado grande con ellos».
125:3 El Señor ha estado grande con nosotros, * y estamos alegres.
125:4 Que el Señor cambie nuestra suerte * como los torrentes del Negueb.
125:5 Los que sembraban con lágrimas * cosechan entre cantares.
125:6 Al ir, iba llorando, * llevando la semilla;
125:7 Al volver, vuelve cantando, * trayendo sus gavillas.
℣. Gloria al Padre, al Hijo, * y al Espíritu Santo.
℞. Como era en el principio, ahora y siempre, * por los siglos de los siglos. Amén.
Ant. Admirable es tu nombre, oh María, * en toda la tierra.
    
Ant. Anunciaron los cielos el nombre de María; * y todos los pueblos vieron su gloria.
Salmo 122
122:1 A ti levanto mis ojos, * a ti que habitas en el cielo.
122:2 Como están los ojos de los esclavos fijos * en las manos de sus señores,
122:2 Como están los ojos de la esclava fijos en las manos de su señora, * así están nuestros ojos en el Señor, Dios nuestro, esperando su misericordia.
122:3 Misericordia, Señor, misericordia, * que estamos saciados de desprecios;
122:4 Nuestra alma está saciada * del sarcasmo de los satisfechos, del desprecio de los orgullosos.
℣. Gloria al Padre, al Hijo, * y al Espíritu Santo.
℞. Como era en el principio, ahora y siempre, * por los siglos de los siglos. Amén.
Ant. Anunciaron los cielos el nombre de María; * y todos los pueblos vieron su gloria.
   
℣. Sea bendito el nombre de la Virgen María.
℞. Desde ahora y en todos los siglos.
    
Oremos.
  
ORACIÓN
Te suplicamos concedas, omnipotente Dios, a tus fieles que se glorían en el Nombre y con la protección de la Santísima Virgen María, el verse libres, por su piadosa intercesión, de todos los males en la tierra, y merecer la consecución de los goces eternos en el cielo. ℞. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)