Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

sábado, 14 de julio de 2018

LETANÍAS A NUESTRA SEÑORA EN TIEMPO DE GUERRA

Esta oración es tan antigua que no se conoce autor conocido, sólo se sabe que en Venecia se imprimió en 1704 en un devocionario (que no ha llegado completo a nuestros días), y que era rezada en la Basílica de San Marcos de la dicha ciudad. La traducción es nuestra.
     
SUPPLICATIÓNES AD SANCTÍSSIMAM VÍRGINEM MARIAM TÉMPORE BELLI, SECÚNDUM CONSUETÚDINEM DUCÁLIS BASÍLICÆ SANCTE MARCI VENETIÁRUM
seu
LITANÍÆ PATRIARCHÍNÆ
  
  
LATÍN
Antíphona: Exáudi nos, Dómine, quóniam benígna est misericórdia tua: secúndum multitúdinem miseratiónum tuárum réspice nos, Dómine.  
Ps. 68, 2. Salvum me fac, Deus: quóniam intráverunt aquæ usque ad ánimam meam.
  
℣. Glória Patri, et Fílio, et Spíritui Sancto.
℞. Sicut erat in princípio, et nunc et semper, et in sǽcula sæculórum. Amen.
 
Antíphona: Exáudi nos, Dómine, quóniam benígna est misericórdia tua: secúndum multitúdinem miseratiónum tuárum réspice nos, Dómine.
  
Kýrie eléison.
Christe eléison.
Kýrie eléison.
 
Christe audi nos.
Christe exáudi nos.
  
Pater de cœlis Deus, miserére nobis.
Fili Redémptor mundi Deus, miserére nobis.
Spíritus Sancte Deus, miserére nobis.
Qui es Trinus, et unus Deus, miserére nobis.
 
Sancta María, Mater Christi sanctíssima, ora pro nobis.
Sancta María, Virgo vírginum, ora pro nobis.
Sancta María, Dei Génitrix et Virgo, ora pro nobis.
Sancta María, Virgo perpétua, ora pro nobis.
Sancta María, grátia Dei plena, ora pro nobis.
Sancta María, ætérni Regis Fília, ora pro nobis.
Sancta María, Mater Christi et Sponsa, ora pro nobis.
Sancta María, Templum Spíritus Sancti, ora pro nobis.
Sancta María, Cœlórum Regína, ora pro nobis.
Sancta María, Angelórum Dómina, ora pro nobis.
Sancta María, Scala Cœli rectíssima, ora pro nobis.
Sancta María, felix Porta Paradísi, ora pro nobis.
Sancta María, nostra Mater et Dómina, ora pro nobis.
Sancta María, Spes vera Fidélium, ora pro nobis.
Sancta María, Mater Misericórdiæ, ora pro nobis.
Sancta María, Mater ætérni Príncipis, ora pro nobis.
Sancta María, Mater veri consílii, ora pro nobis.
Sancta María, Mater veræ Fídei, ora pro nobis.
Sancta María, Virtus Divínæ Incarnatiónis, ora pro nobis.
Sancta María, Consílium cœléstis árcani, ora pro nobis.
Sancta María, Thesáurus Fidélium, ora pro nobis.
Sancta María, nostra Salus vera, ora pro nobis.
Sancta María, Mater veri gáudii, ora pro nobis.
Sancta María, Stella cœli claríssima, ora pro nobis.
Sancta María, cœléstis Pátriæ desidérium, ora pro nobis.
Sancta María, omni honóre digníssima, ora pro nobis.
Sancta María, cœléstis vitæ jánua, ora pro nobis.
Sancta María, pulchritúdo Angelórum, ora pro nobis.
Sancta María, flos Patriarchárum, ora pro nobis.
Sancta María, desidérium Prophetárum, ora pro nobis.
Sancta María, thesáurus Apostolórum, ora pro nobis.
Sancta María, laus Mártyrum, ora pro nobis.
Sancta María, glorificátio Sacerdótum, ora pro nobis.
Sancta María, Castitátis éxemplum, ora pro nobis.
Sancta María, Archangelórum lætítia, ora pro nobis.
Sancta María, ómnium Sanctórum exsultátio, ora pro nobis.
Sancta María, mæstórum consolátio, ora pro nobis.
Sancta María, miserórum refúgium, ora pro nobis.
Sancta María, ómnium fons aromátum, ora pro nobis.
Sancta María, glória ómnium Vírginum, ora pro nobis.
Sancta María, Stella maris firmíssima, ora pro nobis.
 
Kýrie eléison.
Christe eléison.
Kýrie eléison.
  
Antíphona: Sub tuum præsídium confúgimus, sancta Dei Génetrix; nostras deprecatiónes ne despícias in necessitátibus; sed a perículis cunctis líbera nos semper, Virgo gloriósa et benedícta. Amen.
  
℣. Ora pro nobis, Sancta Dei Génetrix.
℞. Ut digni efficiámur promissiónibus Christi.
   
℣. Dómine, exáudi oratiónem meam.
℞. Et clamor meus ad te véniat. 
  
Orémus.
  
ORATIO
Fámulis tuis, quǽsumus, Dómine, cœléstis grátiæ munus impertíre: ut, quibus beátæ Vírginis partus éxstitit salútis exórdium; Nativitátis ejus votíva sollémnitas pacis tríbuat increméntum.
  
Deus, cui próprium est miseréri semper et párcere; súscipe deprecatiónem nostram; ut nos, et omnes fámulos tuos, quos delictórum caténa constríngit, miserátio tuæ pietátis cleménter absólvat. 
   
Omnípotens sempitérne Deus, in cujus manu sunt ómnium potestátes et ómnia jura regnórum, réspice in auxílium Christianórum, ut gentes turcárum (vel paganórum), quæ in sua feritáte confídunt, poténtiæ tuæ déxtera comprimántur.
 
Defénde, quǽsumus Dómine, beáta María semper Vírgine intercedénte, istam ab omni adversitáte Rempúblicam (vel Regnum, vel Famíliam); et toto corde tibi prostrátam, ab hóstium propítius tuere cleménter insídiis. Per Dóminum nostrum Jesum Christum Fílium tuum: Qui tecum vivit et regnat in unitáte Spíritus Sancti Deus, per ómnia sǽcula sæculórum. Amen. 
  
℣. Dómine, exáudi oratiónem meam.
℞. Et clamor meus ad te véniat.
℣. Exáudiat nos omnípotens et miséricors Dóminus.
℞. Et custódiat nos semper. Amen.
℣. Fidélium ánimæ per misericórdiam Dei requiéscant in pace.
℞. Amen.
 
TRADUCCIÓN

SUPLICACIONES A LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA EN TIEMPOS DE GUERRA, SEGÚN LA COSTUMBRE DE LA BASÍLICA DUCAL DE SAN MARCOS EN VENECIA
o
LETANÍA PATRIARQUINA

Antífona: Escúchanos, Señor, porque tu misericordia es benigna: vuélvete a nosotros, Señor, según la multitud de tus misericordias.
Salmo 68, 2. Sálvame, oh Dios, porque las aguas de la tribulachón han entrado hasta mi alma.
  
℣. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
℞. Como era en el principio, y ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén.
 
Antífona: Escúchanos, Señor, porque tu misericordia es benigna: vuélvete a nosotros, Señor, según la multitud de tus misericordias.
 
Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo, ten piedad de nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros.
 
Cristo óyenos.
Cristo escúchanos.
  
Dios Padre celestial, ten piedad de nosotros.
Dios Hijo, Redentor del mundo, ten piedad de nosotros.
Dios Espíritu Santo, ten piedad de nosotros.
Tú que eres Dios Uno y Trino, ten piedad de nosotros.
 
Santa María, santísima Madre de Cristo, ruega por nosotros.
Santa María, Virgen de vírgenes, ruega por nosotros.
Santa María, Virgen y Madre de Dios, ruega por nosotros.
Santa María, Virgen perpetua, ruega por nosotros.
Santa María, llena de gracia de Dios, ruega por nosotros.
Santa María, Hija del Rey eterno, ruega por nosotros.
Santa María, Madre y Esposa de Cristo, ruega por nosotros.
Santa María, Templo del Espíritu Santo, ruega por nosotros.
Santa María, Reina del Cielo, ruega por nosotros.
Santa María, Señora de los Ángeles, ruega por nosotros.
Santa María, rectísima Escalera al Cielo, ruega por nosotros.
Santa María, feliz Puerta al Paraíso, ruega por nosotros.
Santa María, Madre y Señora nuestra, ruega por nosotros.
Santa María, verdadera Esperanza de los fieles, ruega por nosotros.
Santa María, Madre de Misericordia, ruega por nosotros.
Santa María, Madre del Príncipe eterno, ruega por nosotros.
Santa María, Madre del verdadero consejo, ruega por nosotros.
Santa María, Madre de la Fe verdadera, ruega por nosotros.
Santa María, Virtud de la divina Encarnación, ruega por nosotros.
Santa María, Arcano del consejo celeste, ruega por nosotros.
Santa María, Tesoro de los fieles, ruega por nosotros.
Santa María, verdadera Salvación nuestra, ruega por nosotros.
Santa María, Madre de la verdadera alegría, ruega por nosotros.
Santa María, clarísima estrella del Cielo, ruega por nosotros.
Santa María, deseo de la Patria celestial, ruega por nosotros.
Santa María, dignísima de todo honor, ruega por nosotros.
Santa María, puerta de la vida celestial, ruega por nosotros.
Santa María, hermosura de los Ángeles, ruega por nosotros.
Santa María, flor de los Patriarcas, ruega por nosotros.
Santa María, deseo de los Profetas, ruega por nosotros.
Santa María, tesoro de los Apóstoles, ruega por nosotros.
Santa María, alabanza de los Mártires, ruega por nosotros.
Santa María, glorificación de los Sacerdotes, ruega por nosotros.
Santa María, ejemplo de Castidad, ruega por nosotros.
Santa María, alegría de los Arcángeles, ruega por nosotros.
Santa María, exultación de todos los Santos, ruega por nosotros.
Santa María, consolación de los dolientes, ruega por nosotros.
Santa María, refugio de los míseros, ruega por nosotros.
Santa María, fuente de todos los perfumes, ruega por nosotros.
Santa María, gloria de todas las Vírgenes, ruega por nosotros.
Santa María, firmísima Estrella del mar, ruega por nosotros.
 
Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo, ten piedad de nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros.
  
Antífona: Bajo tu amparo nos acogemos, santa Madre de Dios; no desprecies las súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades; antes líbranos siempre de todo peligro, Virgen gloriosa y bendita. Amén.
  
℣. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.
℞. Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.
   
℣. Señor, escucha mi oración.
℞. Y llegue a ti mi clamor.
  
Oremos.
  
ORACIÓN
Dígnate, Señor, conceder a tus siervos el don de la gracia celestial, a fin de que la solemnidad del Nacimiento de la Virgen Bienaventurada, cuyo alumbramiento ha sido para nosotros el principio de la Salvación, nos obtenga un acrecentamiento de paz
  
Oh Dios, de quien es propio usar siempre de misericordia y de perdón; recibe nuestra súplica, para que a nosotros, y a todos tus siervos que se hallan aprisionados con la cadena de sus delitos, los liberte tu misericordia, usando con ellos y con nosotros de piedad.
   
Omnipotente y sempiterno Dios, en cuya mano están todas las potestades y todos los derechos de los reinos, vuélvete en auxilio de los Cristianos, a fin de que los pueblos turcos (o paganos) que confían en su ferocidad, sean sometidos por el poder de tu diestra.
 
Te suplicamos, Señor, que por la intercesión de la Bienaventurada siempre Virgen Santa María, defiendas a esta República (o Reino, o Familia) de toda adversidad; y como está postrada ante Ti de todo corazón, en tu bondad dígnate protegerla de las insidias de sus enemigos. Por nuestro Señor Jesucristo tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén.
 
℣. Señor, escucha mi oración.
℞. Y llegue a ti mi clamor.
℣. Escúchenos el Señor omnipotente y misericordioso.
℞. Y nos custodie siempre. Amén.
℣. Que las almas de los fieles difuntos por la misericordia de Dios descansen en paz.
℞. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)