Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

domingo, 15 de julio de 2018

IDENTIDAD ENTRE TEMPLOS PAGANOS Y NOVUSORDIANOS: CASO DE ISLANDIA

Traducción por Don Antonio Moiño Munitiz del artículo publicado en NOVUS ORDO WATCH. Tomado de AMOR DE LA VERDAD.
  
NUEVO TEMPLO EN ISLANDIA A LOS DIOSES NÓRDICOS LUCE COMO UNA IGLESIA NOVUS ORDO
Cualquier semejanza es mera coincidencia...
   
Render del futuro templo pagano de Islandia (Crédito: Magnus Jensson).
  
A menudo hemos dicho que las iglesias Novus Ordo parecen templos paganos, y hoy podemos informar que los templos paganos también se parecen a las iglesias Novus Ordo.
  
En febrero de 2015, se anunció que Islandia se estaba preparando para construir su primer templo a los dioses paganos históricos del país de hace más de 1.000 años. Estos planes están comenzando a tomar forma concreta ahora. Como informa la edición nórdica de Business Insider, se está erigiendo un nuevo templo idólatra en nombre de la Sociedad Ásatrú (Hof Ásatrúarfélagsins) para el culto de Odín y Thor, dos de los dioses de la mitología nórdica. La construcción está actualmente en curso, y la finalización del edificio se espera para el final del año.
  
La imagen de arriba es una versión anticipada del producto final. Afrontémoslo: el hecho es que si alguien te hubiera dicho que este edificio era una iglesia de Novus Ordo, lo habrías creído, porque es prácticamente indistinguible de una de ellas, al menos en el exterior.
  
Se pueden encontrar imágenes adicionales del proyecto en el sitio web de la firma de arquitectos.
  
¿Cómo reaccionará el Club de Francisco? Probablemente no dirán nada. Quizás simplemente estén contentos de tener un nuevo compañero para diálogar interreligiosamente y un nuevo participante al que invitar a la próxima reunión de oración por la paz de Asís. Toda la Iglesia del Vaticano II se está moviendo gradualmente de todos modos, hacia un culto a la naturaleza  neo-gnóstico y neopagano. Recordemos que en noviembre de 2014, el hecho “cardenal” por Benedicto XVI Francesco Ravasi participó en un rito pagano de adoración a la madre tierra diosa Pachamama:
La encíclica ecologista de Francisco Laudato Si’ no ayudó en ese sentido. Poco después de la publicación del documento, por cierto, una “Misa” Novus Ordo televisada en Canadá se cerró con un himno “Bella  Gaia, llámanos a casa”. La archidiócesis de Toronto terminó pidiendo disculpas y prometió que esto no volvería a suceder, pero solo después de que surgiera una protesta en Internet por el escándalo.
  
El “Papa” Francisco siempre está ocupado denunciando todo tipo de cuasi-idolatrías (del dinero, de la libertad, de sí mismo, etc.), pero cuando se trata de idolatría en su sentido propio –la adoración literal a la criatura en lugar de al Creador–, se queda curiosamente en silencio y alienta a los paganos a permanecer en su estado infeliz. ¿Recuerdas?
En cuanto al paganismo y el diálogo interreligioso, no olvidemos nunca la siguiente anécdota del Tesoro de los Santos de la Iglesia. San Bonifacio Winfrid, Apóstol de Alemania, una vez tuvo el siguiente “encuentro” con los paganos indígenas:
Para mostrar a los paganos qué tan completamente impotentes eran los dioses en los que ellos ponían sus confianza, Bonifacio derribó la encina (roble) sagrada al dios del trueno Thor, en Geismar, cerca de Fritzlar. De la madera construyó una capilla y la dedicó al príncipe de los Apóstoles. Los paganos estaban asombrados de que ningún rayo de la mano de Thor destruyó al ofensor, y muchos se convirtieron. La caída de esta encina marcó la caída del paganismo. (Enciclopedia Católica, voz “San Bonifacio”).
Este es el mismo Thor que los adherentes de la Sociedad Ásatrú en Islandia adorarán en su nuevo templo a finales de este año. San Bonifacio, locamente enamorado del verdadero Dios, dejó a un lado todo respeto humano y refutó a los dioses falsos de los paganos cortando su “roble sagrado”. ¡Y funcionó! Su acción produjo conversiones en abundancia. ¡Esto fue fruto del proselitismo y del triunfalismo!
  
¿Te imaginas lo que el “Papa” Francisco hubiera dicho si hubiera estado en aquel entonces presenciando esto? No sólo habría denunciado al santo por faltarle el respeto a las tradiciones culturales de los indígenas y ofender sus sensibilidades religiosas, sino que también se habría quejado de la tala innecesaria de un árbol sano que Dios creó para nuestro “hogar común”, claramente como otro ejemplo de la “Cultura del desperdicio” promovida por el hombre egoísta que domina sobre la creación. ¡Francisco aún estaría hoy gritando a San Bonifacio por levantar muros en lugar de construir puentes!
  
La verdad es que Francisco adora al hombre, no a Dios. Al igual que los francmasones, le preocupan los derechos del hombre, no los derechos de Dios. Pero hace ya 118 años, el Papa León XIII lamentó: “De lo que se ha llamado ‘derechos del hombre’ demasiadas cosas ha oído el pueblo; oiga alguna vez por fin, algo de los derechos de Dios” (Encíclica Tamétsi Futúra, n. 13).
  
El paganismo, ya sea en sus versiones antiguas o más modernas, es un pecado mortal contra el Primer Mandamiento:
Yo soy el Señor tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de la casa de esclavitud. No tendrás dioses extraños delante de mí. No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas que están debajo de la tierra. No los adorarás, ni los servirás… (Éxodo 20, 2-5)
Desafortunadamente, la historia del Antiguo Testamento está llena de historias de cómo el pueblo elegido desertó a la idolatría una y otra vez. Dios castigó este pecado con dureza incluso antes del advenimiento de la gracia. ¡Cuánto más lo castigará hoy! Los siguientes versículos de las Escrituras son muy pertinentes:
  • Porque todos los dioses de los gentiles son demonios; mas Yahveh hizo los cielos. (Salmo 95, 5).
  • Y derramaré sobre ti agua limpia, y serás limpiado de toda tu inmundicia, y te limpiaré de todos tus ídolos … Ni se contaminen más con sus ídolos, ni con sus abominaciones, ni con todas sus iniquidades; y los guardaré de todos los lugares en que pecaron, y los purificaré; y ellos serán mi pueblo. y seré su Dios (Ezequiel 36, 25; 37, 23).
  • Pero la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad. Porque el Padre también busca tales para adorarlo. Dios es un espíritu; y los que lo adoran, deben adorarlo en espíritu y en verdad. (Juan 4, 23-24).
  • Jesús le dijo [a Tomás]: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida. Nadie viene al Padre, sino por mí. (Juan 14, 6).
  • Por lo tanto, mis queridos amados, huid del servicio de los ídolos. (1 Corintios 10, 14).
  • Sabéis que cuando érais paganos, os íbais tras los ídolos mudos, de acuerdo a como érais conducidos por los demonios. (1 Corintios 12, 2).
  • Y el resto de los hombres, que no fueron muertos por estas plagas, no hicieron penitencia de las obras de sus manos, para que no adorasen a los demonios, y a los ídolos de oro, y plata, y bronce, y piedra, y madera, que no pueden ver, ni oír, ni andar; ni tampoco penitencia de sus asesinatos, ni de sus hechizos, ni de su fornicación, ni de sus robos. (Apocalipsis 9, 20-21).
  • Bienaventurados los que lavan sus ropas en la sangre del Cordero, para que tengan derecho al árbol de la vida, y entren por las puertas de la ciudad. Fuera de ella estarán los perros, hechiceros, impíos, asesinos y servidores de ídolos, y todos los que aman y obran la mentira. (Apocalipsis 22, 14-15).
La paganización que presenciamos hoy es posible en gran parte solo por el colapso del catolicismo iniciado por el Concilio Vaticano II en la década de 1960. Por trágico y abominable que sea, sin embargo, siempre es importante tener en cuenta que el colapso de la cristiandad no es una circunstancia imprevista que señala la derrota del cristianismo y la destrucción de la Iglesia Católica. Por el contrario, en la apostasía mundial y especialmente en su regreso al paganismo, estamos atestiguando el cumplimiento de una profecía, tal como se describe en el Apocalipsis:
Y vino uno de los siete ángeles, que tenían las siete copas, y habló conmigo, diciendo: Ven, te mostraré la condenación de la gran ramera, que está sentada sobre muchas aguas, con quienes los reyes de la tierra han fornicado; y los que moran en la tierra, se embriagarán con el vino de su fornicación. Y él me llevó en espíritu al desierto. Y vi a una mujer sentada sobre una bestia de color escarlata, llena de nombres de blasfemia, que tenía siete cabezas y diez cuernos. Y la mujer estaba vestida de púrpura y carmesí, y dorada con oro, y piedras preciosas y perlas, teniendo una copa de oro en su mano, llena de la abominación e inmundicia de su fornicación. (Apocalipsis 17, 1-4).
La fornicación y la prostitución de las que se habla aquí son una metáfora bíblica común para la infidelidad a Dios, específicamente la idolatría. Así, por ejemplo, el profeta Nahum declaró: “A causa de la multitud de las fornicaciones de la ramera que era bella y agradable, y que usaba de la brujería, la que ha esclavizado a las naciones con sus fornicaciones, y a las familias con sus brujerías” (Nahum 3, 4).
   
Que ese antiguo paganismo reaparezca en nuestro tiempo, aunque modificado un poco, en realidad no es sorprendente. En un mundo intercultural cada vez más complejo, sin fronteras, las personas anhelan un sentido de identidad y pertenencia. Pero después de haber convertido el Catolicismo en poco más que un credo fácil con una mala liturgia, la Secta Novus Ordo no tiene nada sustancial que la distinga. Tales personas están buscando desesperadamente algo a lo que aferrarse y lo encuentran en sus raíces paganas. Será su perdición: “Pero lo que los paganos sacrifican, lo sacrifican a los demonios, y no a Dios. No quiero que os hagáis partícipes de los demonios” (1 Corintios 10, 20).
  
Así pues, hay que esperar ver un aumento del mal: brujería, superstición, sacrificios paganos, aborto, promiscuidad, adoración abierta del diablo. Esto sólo ya sería un castigo suficiente, pero considera también el castigo divino que lo seguirá. Debemos tener mucho cuidado de vivir vidas santas, cultivando siempre el don de la gracia santificante en nuestras almas, para que, por la gracia de Dios, seamos considerados dignos de recibir la señal de Dios en nuestras frentes y de esta manera salvarnos de la ira de la justicia de Dios (cf. Apocalipsis 9, 4; cf. Apoc 7, 3-16).
  
Parece que nos dirigimos rápidamente al final profetizado. Lo que aún falta es que aparezca el falso mesías de los judíos apóstatas, el Anticristo, y el restablecimiento de los antiguos sacrificios en un templo judío reconstruido en Jerusalén. Pero ellos están trabajando en eso:

“He venido en el nombre de mi Padre, y no me recibís; otro vendrá en nombre propio, a ese sí recibiréis” (Juan 5, 43).
  
Por cierto: la ubicación del templo pagano a Odin y Thor es Öskjuhlíð, una colina en la capital islandesa de Reykjavík. Pero no piense que Islandia es la primera en construir un nuevo templo idolátrico en nuestros tiempos. Dinamarca se adelantó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)