Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

miércoles, 8 de abril de 2020

DE LA INOCENCIA DEL CARDENAL GEORGE PELL

Noticia tomada de diversas fuentes.
  
1º CARDENAL GEORGE PELL ES DECLARADO INOCENTE ENTRE ACLAMACIONES, PERO EL ACTUAL ARZOBISPO DE MELBOURNE SE CUBRE DE VERGÜENZA DEFENDIENDO A SUS CALUMNIADORES (Fuente: GLORIA NEWS).
  
Cardenal George Pell
     
El cardenal George Pell ganó su apelación en la Suprema Corte de Australia. Su condena por acusaciones de “abuso” fue revocada por unanimidad el 7 de abril.
  
Estuvo 404 días, es decir, más de 13 meses, en la prisión Barwon, después de haber sido condenado erróneamente por la Corte del Condado de Melbourne. Ahora, está afuera y en un lugar seguro (en el monasterio carmelita de Kew).
  
La Corte determinó que el jurado “debería haber tenido dudas sobre la culpabilidad del solicitante con respecto a cada uno de los delitos por los cuales fue condenado”, y ordenó “que se anulen las condenas y que se dicten veredictos de absolución en su lugar”.
  
Los jueces determinaron “una significativa posibilidad que una persona inocente ha sido condenada, porque la evidencia no estableció la culpa con el estándar requerido de una prueba”.
  
El cardenal Pell dijo en una primera declaración que no tiene mala voluntad contra su acusador [mentiroso]. Él agradece todas las oraciones y las “miles de cartas de apoyo” (a continuación la carta completa):
  
TRADUCCIÓN:
DECLARACIÓN DEL CARDENAL GEORGE PELL
  
He mantenido consistentemente mi inocencia mientras sufrí por una seria injusticia.
 
Esto ha sido remediado hoy con la decisión unánime de la Suprema Corte.
  
Miro hacia adelante para leer con detalle el juicio y las razones de la decisión.
  
No tengo mala voluntad contra mi acusador, no quiero que mi inocencia aumente el dolor y la amargura que muchos sienten; ciertamente hay bastante dolor y amargura.
  
Sin embargo mi juicio no fue un referendo sobre la Iglesia Católica; ni un referendo sobre cómo las autoridades eclesiásticas de Australia trataron el crimen de pedofilia dentro de la Iglesia.
   
El punto era si yo había cometido esos horribles crímenes, y no lo hice.
  
La única base para una sanación duradera es la verdad y la única base para la justicia es a verdad, porque la justicia significa verdad para todos.
  
Un agradecimiento especial por todas las oraciones y miles de cartas de apoyo.
  
Quiero agradecer en particular a mi familia por su amor y apoyo y lo que tuvieron que pasar; mi pequeño equipo de consejeros; aquellos que hablaron por mí y sufrieron como resultado; y a todos mis amigos y simpatizantes aquí y en el extranjero.
  
También mi más profundo agradecimiento y gratitud a todo mi equipo legal por su inagotable resolución para ver prevalecer la justicia, para arrojar luz sobre la manufacturada oscuridad y revelar la verdad.
  
Finalmente, soy consciente de la actual crisis de salud. Estoy orando por todos los afligidos y por nuestro personal médico en la línea de fuego.
  
Cardenal George Pell
 
Después de la absolución del cardenal Pell, el arzobispo de Melbourne, monseñor Peter Andrew Comensoli, publicó una carta increíblemente miserable, donde se queja que los últimos años del juicio han sido dolorosos para los “personalmente involucrados” en el caso, pero “más particularmente” menciona a aquéllos a quienes se les han reabierto las “heridas del abuso”, sin mencionar los sufrimientos del inocente cardenal.
  
Peter Andrew Comensoli

Sigue reconociendo al “primer” acusador criminal de Pell (identificado como “Testigo J”) por seguir adelante con su historia [fabricada]. Sólo después menciona la condena de Pell y su encarcelamiento.

Al final de uno de los errores de justicia más vergonzosos de Australia, un miserable Comensoli resume: “Algunos estarán consolados; otros permanecerán angustiados”.
  
Pell, por su parte, contó a Catholic News Agency que se enteró de la noticia viendo televisión en su celda: “Escuché un gran aplauso de algún lugar dentro de la cárcel y después los otros tres presos cerca de mi celda pusieron en claro que ellos estaban contentos por mí”.
  
Después de su liberación, Pell disfrutó un bistec como su primera comida “en libertad” después de 400 días en prisión, en medio de Semana Santa. Dijo que “lo que estoy esperando realmente es celebrar una Misa privada”.
  
Llamó a su tiempo en prisión un “largo retiro” y un tiempo para reflexionar, escribir y, sobre todo, rezar.
  
Australia acusó a un hombre inocente en medio de la cultura envenenada del delirio anticatólico. El cardenal Pell es el Dreyfus de Australia (una condena equivocada en Francia, en el siglo XIX). 
   
2º LA LIBERACIÓN DE PELL EXPONE LA HIPOCRESÍA VATICANA (Por Bradley Eli M. Div. y Ma. Th. para CHURCH MILITANT).
  
El Papa Francisco está orando por los que son perseguidos por una sentencia injusta. Lo hizo poco después que saliera la noticia que la Suprema Corte de Australia absolviera al card. George Pell de abuso sexual.
  
Foto de archivo
 
Sin mencionar el nombre de Pell en su homilía de la Casa Santa Marta el martes, Francisco dijo: “Me gustaría rezar hoy por todas las personas que sufren un juicio injusto a causa de la persecución [contra ellos]”.
  
Un comunicado de prensa del Vaticano fue más específico: “La Santa Sede, que siempre ha confiado en la autoridad judicial australiana, acoge con satisfacción la sentencia unánime dictada por el Tribunal Supremo en favor del Cardenal George Pell, que lo absuelve de las acusaciones de abuso a menores, revocando su condena”.
  
Añade la nota de prensa: “El Cardenal Pell -al someter su caso a la magistratura- defendió siempre su inocencia, atendiendo que la verdad fuera acertada”.
  
El resto de la homilía papal, sin embargo, fue sobre cómo todos son pecadores y necesitados de arrepentimiento.
  
“En la vida hay caídas: cada uno de nosotros es un pecador y puede caer, y ha caído”, dijo Francisco.
  
El enfoque tomado por el Vaticano concerniente a Pell teniendo que afrontar un juicio en Australia no iba con el enfoque que tomó en el caso de otros prelados acusados de corrupción, que fueron blindados por la inmunidad diplomática.
 
Tal fue el caso del cardenal Luis Ladaria Ferrer, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Él fue citado a una corte penal el 19 de Septiembre para responder sobre su papel en aconsejarle al cardenal Philippe Barbarin sobre cómo disciplinar a un sacerdote predador.
  
Barbarin, jefe de la archidiócesis de Lyon, Francia, estaba enfrentando un juicio por no sancionar al  p. Bernard Preynat, que fue acusado de asalto homosexual de múltiples miembros de los scouts entre 1980–1990.
  
En el caso de Ladaria, el Vaticano invocó la inmunidad soberana incluso cuando el cardenal fue implicado en encubrir abuso sexual en Francia.
  
Muchos católicos apoyarno a Pell a lo largo de sus batallas legales desde 2017 porque él dejó a un lado la inmunidad diplomática mienytras seguía en el Vaticano y anunció que viajaba a Australia a fin de limpiar su nombre. En ese tiempo habló de la persecución que enfrentaba.
“Han habido filtraciones a los medios, Ha sido un implacable difamación, un implacable asesinato de la reputación”, señaló Pell.
  
“Estoy mirando hacia tener finalmente mi día en la corte”, agregó.
  
Pero ese “día en la corte” resultó muy decepcionante para Pell.
  
Previo a la decisión de ayer por la Suprema Corte, el magistrado Mark Weinberg era el único juez que sostenía la inocencia de Pell. Durante una vista de apelación en Agosto de 2019, Weinberg en su salvamento escribió: “Una característica inusual de este caso era que dependía enteramente sobre la aceptación del quejoso, más allá de una duda razonable, como testigo creíble y confiable. Todavía el jurado fue invitado a aceptar su evidencia sin que hubiera algún soporte independiente para ello”.
  
Mark Samuel Weinberg AO QC
  
Weinberg se refería a los 20 testigos que declararon que Pell nunca tuvo la oportunidad para cometer el crimen del que era acusado.
  
Agregó Weinberg: “Todos estos testigos eran importantes, pero habían algunos cuya evidencia era crítica. Podía justamente decirse que su evidencia, de ser aceptada, llevaría inevitablemente a la absolución”.
   
Ayer, la Suprema Corte coincidió con Weinberg y absolvió por unanimidad a Pell.
  
Un objetivo por delatar
Muchos católicos creen que las batallas legales de Pell son una parodia de justicia y se preguntan si su involucramiento en descubrir la corrupción financiera en el Vaticano estuvo detrás de los implacables ataques.
  
Como prefecto del Secretariado para la Economía, Pell descubrió la masiva corrupción financiera en el Banco Vaticano. En un artículo suyo para el Catholic Herald en Diciembre de 2014, Pell reveló que había descubierto cientos de millones de dólares de fondos clandestinos en el Vaticano. Luego descubrió casi un millardo de euros en varios otros dicasterios.
  
Poniendo un giro positivo sobre el hallazgo, Pell escribió: “De hecho, hemos descubierto que la situación es mucho más sana de lo que parecía, porque algunos cientos de millones de euros fueron escondidos en cuentas seccionales particulares y no aparecían en los balances de situación”.
  
Pell también delató el cambio radical en la enseñanza y la praxis de la Iglesia que estaba en el horizonte. Luego que acabara el Sínodo sobre la Familia en el 2014, Pell declaró que los obispos liberales querían mucho más que solo ofrecer la Sagrada Comunión a los católicos divorciados y vueltos a casar por lo civil.
  
“La comunión para los divorciados y los vueltos a casar es para algunos —muy pocos, ciertamente no la mayoría de los padres sinodales— solamente la punta del iceberg, es un pretexto. Ellos quieren cambios más amplios, reconocimiento de las uniones civiles, reconocimiento de las uniones homosexuales. La Iglesia no puede ir en esa dirección. Sería una capitulación de las bellezas y fuerzas de la Tradición Católica, donde la gente se sacrificó por cientos, por miles de años para hacer esto”, dijo Pell.
  
3º EL VEREDICTO INICIAL CONTRA PELL, UNA VERGÜENZA INTERNACIONAL PARA LA JUSTICIA AUSTRALIANA (Fuente: SKY NEWS AUSTRALIA)
   
La conducta de algunas partes del sistema legal del Estado de Victoria en relación con el caso de George Pell es una “vergüenza internacional según el editor de asuntos legales del diario Australian Chris Merritt.
 
El martes, George Pell fue liberado de la prisión luego de que la Suprema Corte casara el veredicto de 2018 que lo encontró culpable de ofensas históricas de abuso sexual de menores.
   
El cardenal Pell fue culpado de violar a un corista de 13 años y acosar a su amigo luego de una Misa dominical en la catedral de San Patricio de Melbourne en 1996.
  
En 2019, la Corte de Apelaciones de Victoria sostuvo la condena antes que el cardenal apelara la decisión ante la suprema corte del país. El sr. Merrett dijo que el sistema legal victoriano cometió “serios errores durante el caso del cardenal Pell.
  
“Este caso arroja una gran sombra sobre la justicia australiana”, dijo.
  
“Es al fiscal que le corresponde probar más allá de la duda razonable que un crimen tuvo lugar, no de la defensa”.
  
Él dijo que la decisión unánime ha “removido toda duda sobre este asunto”.
   
“Ha sido una decisión dividida que ha tenido un debate continuo, pero un juicio unánime y una clara decisión de la ley es lo que (el sistema legal de) Victoria necesitaba”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)