Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

viernes, 17 de abril de 2020

GARCÍA MÁRQUEZ, CHIVATO Y CÓMPLICE DE LOS CRÍMENES DE FIDEL CASTRO

Tomado de EL NUEVO ACCIÓN.
  
Por Armando Valladares (Exclusivo para Nuevo Acción)
  

Todos los dictadores y asesinos de sus pueblos han tenido defensores a ultranza: los tuvo Stalin, Hitler y también Fidel Castro.
   
Quizás los más abominables en esa fauna que respaldan dictaduras, son los escritores, los poetas, los artistas.
   
Llevo décadas diciendo que un intelectual honesto tiene un compromiso con la sociedad: decir la verdad, luchar por el respeto a la dignidad humana y no utilizar el privilegio de poder llegar a millones de personas, para mentir, para escamotear la realidad histórica.
   
Este es uno de los más grandes crímenes y es el caso del fallecido Gabriel García Márquez. Puso su pluma al servicio de la tiranía de Fidel Castro apoyando las torturas, los crímenes, los campos de concentración, los fusilamientos.
    
Solía decir que el único país del continente americano que respetaba los Derechos Humanos era Cuba.
   
Recuerdo que hace muchos años, rescaté al secretario personal de García Márquez en Cuba, que estaba escondido en Colombia y buscado por la Policía para devolverlo a la Habana. El actual Comisionado y entonces alcalde Xavier Suarez me acompañó al aeropuerto a recibirlo.
  
Nos contó cómo era la vida del escritor colombiano en Cuba. Vivía en una casa de protocolo con Blanquita, su amante adolescente, con edad para ser su nieta. Vimos las fotos. Se movía en un Mercedes Benz blanco, también regalo del dictador.
    
A cambio de eso defendía a ultranza la dictadura cubana y a su amigo Fidel Castro mientras se rasgaba las vestiduras denunciando a Pinochet.
    
Llegó a ser delator, informante de la Policía Política. Hace muchos años, allá en la Habana el disidente y activista por los Derechos Humanos Ricardo Bofill, logró que el entonces reportero de la agencia Reuters, Collin McSevengy lo entrara a un hotel donde estaba García Márquez tomando unos tragos. En un aparte, con absoluta discreción, Bofill entregó a García Márquez una serie de documentos y denuncias de la situación de varios intelectuales en Cuba…
     
Unas semanas más tarde, cuando la Policía Política arrestó a Ricardo Bofill (foto) alli, sobre la mesa del interrogador estaba abierta la denuncia que él le había entregado a García Márquez.
   
El 13 de Octubre de 1968, el Diario ABC y el Diario 16 de Madrid, España, publicaron la denuncia enviada por Bofill relatando estos hechos y señalaban que: “La delación de García Márquez ha supuesto la encarcelación de numerosos escritores y artistas cubanos” (Textual). La cortesana de Castro –como lo llamó Vargas Llosa– y chivato de Castro agrego yo.
   
Algunos de sus amigos que lo defienden, han dicho que intercedió por mi libertad. ABSOLUTAMENTE falso. Toda un falsedad. Tengo suficiente honradez moral (que él no tenía) como para haberlo admitido si hubiese sido cierto. Aquella versión fue una maniobra de sus amigotes, para capitalizar en su favor, la simpatía internacional que produjo mi liberación. Lo que hizo fue utilizar la entrega del Premio Nobel, para repetir las acusaciones de Castro contra mí, lo cual motivó una carta recriminatoria del Pen Club francés que me había adoptado como miembro de honor.
   
García Márquez sí logró la libertad y salida de Cuba de un prisionero político. Un chivato como él, y que delató a noventa y nueve conspiradores. Era el líder del movimiento MRP, el despreciable Reynold González
   
García Márquez apoyó las torturas, los fusilamientos, los asesinatos de mis compañeros en las prisiones… si yo fuera un cristiano puro tendría que decir: ¡que el SEÑOR lo reciba en sus brazos…! pero como no lo soy, como no llego a ese nivel de perfección espiritual, deseo que se achicharre eternamente en las pailas del Infierno.
 
ADENDA (Por el editor)
Una carta de 1990 del entonces embajador cubano en Madrid Luis Juan Méndez Morejón, y que anda en el archivo de Austin (Texas), un mensaje de Fidel Castro a Gabo, en el que se menciona a Navarro Wolf y Fernando Carrillo (el último quería meter a Gabo a la constituyente). “Te cuento todo esto para que quede constancia histórica del asunto,” dice Fidel.
  
   
TRANSCRIPCIÓN
Madrid, septiembre 5 de 1990
  
Comp[añero]. Gabriel García Márquez
Barcelona
   
Estimado amigo:
   
Cuando hablamos por teléfono anteayer, con intención de invitarte a cenar en la residencia y compartir una agradable velada contigo, no tenía la menor idea de que pocas horas después recibiría un mensaje dirigido a ti de nuestro Comandante en Jefe y que inmediatamente te reproduzco textualmente:
“Querido Gabo:
   
Conversé largamente con el Asesor de Gaviria, el abogado de 28 años Fernando Carrillo. El hombre asiste a las reuniones del Consejo de Ministros con los otros cuatro asesores del Presidente. Me contó que la actuación de Navarro Wolf en las sesiones es destacada. Este Asesor de Gaviria fue quien dirigió el movimiento estudiantil en favor de la Constituyente. Produce una buena impresión. Dice que intentó localizarte en España para tratar contigo el asunto. Segun él los estudiantes quieren que tú seas su candidato para la Constituyente. Que arrasarías en la votación. Poco le faltó para decir que tú ibas de cabeza para la presidencia. Para tan heroica tarea política, tienes que participar en la campaña de dos meses, desde octubre, y soportar la Asamblea hasta julio de mil noveciento [sic] noventa y uno.
   
Solo tú sabrás si esa aventura te interesa. Por mi parte le expliqué que difícilmente tú aceptarías, que andabas por Europa y tenías montones de planes. Que el núcleo familiar seguramente opondría por fundadas razones de paz y seguridad, que tú acababas de declarar que preferías ser un buen escritor y no un mal político, pero que de todas formas yo trasmitiría su mensaje. Te cuento todo esto para que quede constancia histórica del asunto. Y porque soy de los que cree que si cometes la locura de aceptarlo, tú podrías ser también un buen Presidente.
   
Muchos saludos para Mercedes y para ti,
   
Fidel Castro Ruz”
Hasta aquí el referido mensaje, que con mucho gusto te hago llegar con toda mi consideración y aprecio personal.
  
(Fdo.) Luis Méndez Morejón

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)