Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

lunes, 7 de septiembre de 2020

EN EVALUACIÓN POSIBLE MILAGRO DE JUAN PABLO I (En Argentina)

Por Mariano de Vedia (con colaboración de Elisabetta Piqué) para LA NACIÓN (Argentina).
   
  
La beatificación de Juan Pablo I , el recordado “Papa de la sonrisa”, que gobernó la Iglesia apenas 33 días en 1978, en uno de los pontificados más cortos de la historia, avanza gracias a un posible milagro argentino. Según pudo saber LA NACION de fuentes eclesiásticas, en el Vaticano estudian una curación inexplicable, atribuida a su intercesión, que salvó de la muerte a una niña en Buenos Aires.
    
La investigación del presunto milagro se inició hace dos años en el Arzobispado de Buenos Aires, en la más estricta reserva, con el análisis de testimonios y certificaciones médicas que acreditarían no encontrar razones científicas válidas a la curación de una niña en estado terminal, que se encontraba internada en un hospital porteño. Un sacerdote, incluso, le habría dado la extrema unción –hoy llamada “unción de los enfermos”– y luego de rezar por su salud a la figura de Juan Pablo I, la niña habría experimentado una sorprendente recuperación.
  
El proceso con el que se procura llevar a los altares al también llamado Papa de la esperanza”, una simbología que se revaloriza en estos tempos de pandemia e incertidumbre en todo el mundo, podría dar pasos significativos en el mes en que se cumplen 42 años de su repentina muerte. El diario vaticano L’Osservatore Romano dedicó recientemente dos artículos a la revalorización de Albino Luciani, el último papa italiano y antecesor de Juan Pablo II que fue papa entre el 26 de agosto y el 28 de septiembre de 1978, cuando una monja lo encontró muerto en el dormitorio, a los 65 años.
   
En ese artículo se anunció que la Congregación para las Causas de los Santos, cuyo prefecto es el cardenal italiano Angelo Becciu, llegó a la instancia del examen final de la probable “curación extraordinaria” que habría tenido lugar en la Argentina en 2011. En ese tiempo, el cardenal Jorge Bergoglio era arzobispo de Buenos Aires y se descuenta que conoce los detalles del dictamen que luego deberá aprobar.
   
Stefania Falasca, vicepostuladora de la causa de beatificación, confirmó a LA NACION en Roma que en la Congregación para la Causa de los Santos del Vaticano está en la fase final una presunta curación ocurrida por intercesión de Juan Pablo I en 2011 en la arqudiócesis de Buenos Aires, aunque el procedimiento “aún no ha concluido”.
 
MÁXIMA RESERVA
“El caso se encuentra en ‘iter giudiziale’ –término que se utiliza cuando se está en una fase avanzada de evaluación–, pero no podemos decir más”, dijo Falasca, vaticanista de Avvenire, el diario de la Conferencia Episcopal italiana y autora en 2017 del libro Papa Luciani. Crónica de una muerte.
   
La reserva es absoluta, también, porque entra en juego una cuestión de privacidad y debemos mantenerla hasta que esté concluido el procedimiento, que se encuentra en la fase final”, se excusó Falasca.
   
“Ni bien termine, será comunicada la noticia”, agregó la vicepostuladora, que viajó a Buenos Aires para abrir un proceso que, aunque tuvo demoras debido a la pandemia, pronto podría llegar a su fin.
   
Si bien Francisco siempre ha mostrado ser respetuoso de los procesos establecidos, en ámbitos eclesiásticos argentinos admiten que podría sorprender y, de comprobarse el milagro, disponer directamente la canonización de Juan Pablo I, sin pasar por la beatificación. Esas especulaciones se basan en su decisión de promover en 2013 la proclamación de santidad de Juan XXIII sin acreditar un milagro específico.

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)