Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

miércoles, 16 de septiembre de 2020

ORACIÓN DE BARTOLO LONGO A LA VIRGEN DOLOROSA

Virgen Dolorosa (José de Páez, c. 1770-1790)

¿Y cuál espada fue a tu corazón materno, oh Madre nuestra desolada, luego que oíste de tu Hijo el llamarte con el nombre de Mujer? ¡Ya no eres Madre!… María, ¡Tú ya no tienes hijo! … ¿No escuchas su lamento: Padre mío, por qué me has abandonado? ¿Y cuando oíste de su ardiente sed, que Tú querías extinguir incluso con tu sangre, y que no te fue dado aliviar ni con una gota de agua?… ¿Y cuando viste presentarle la hiel y el vinagre; y cuando oíste aquel gran grito con el cual expiró; cuando viste su Corazón traspasado con la lanza; y cuando, depuesto de la cruz, lo recibiste en tus brazos ya cadáver, y lo encerraste en el sepulcro, y lo dejaste junto a tu Corazón?… ¿Y cuando cayendo la tarde entre aquellas calles bañadas por la Sangre inocente de tu Hijo, regresaste a casa sin Él, y en vano lo suspiraste toda la noche?… Tú obedeciste a la voluntad de tu Hijo; Tú aceptastena los hombres como tus hijos, donde sin ti ninguno puede volver a Él, porque Tú eres la medianera y tesorera de todas las gracias. Héme aquí a tus pies: ¡yo te he matado a tu Hijo!, piedad de mí, oh Madre mía desolada: quiero volver a su Corazón traspasado por mis pecados: preséntame Tú y acompáñame hasta que no lo haya recibido entre estos brazos, hasta que no haya expirado el último suspiro por Ti y por Él. Madre traspasafa, traspasa mi corazón, e imprímele tus penas y las del Señor crucificado. Así sea.
  
BIENAVENTURADO BARTOLO LONGO, I Quindici Sabati del Santissimo Rosario (Los quince sábados del Santísimo Rosario). Pompeya, 1950, págs. 322-323. Traducción propia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)