Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

domingo, 13 de junio de 2021

PRESBÍTERO CONCILIAR AUSTRALIANO: «NO SABÍA QUE ERA MALO ROBAR»

Traducción del Comentario de los Padres de TRADITIO.
  
El presbítero Joseph Walsh (conocido como el “Padre Joe Armani”) está ciego a su desvío de medio millón de dólares de su parroquia de San José: por más de tres años él robaba el dinero para costear su estilo de vida decadente.
Walsh afirmaba no saber que estaba robando, pero el octavo mandamiento de Dios lo alcanzó, y la Corte Suprema de Australia está exprimiéndole el dinero robado por él hasta el último cuarto.
  
Para probar que el Gran Holocausto Sexual y Desvío de dinero de la Iglesia Conciliar es verdaderamente una oleada delictiva mundial que continúa inatajable, el caso mñas reciente viene de “allá abajo”, de Australia. El 10 de Junio de 2021, el presbítero Joseph Walsh dijo en un tribunal de Perth que había mentido previamente cuando afirmó ser inocente. De hecho, dijo a la corte, es culpable de robar medio millón de dólares australianos (385.375 dólares estadounidenses, unos 318181,44 euros) de su parroquia conciliar de San Pedro Apóstol en Subiaco entre 2014 y 2017 (fue trasladado a la parroquia de Todos los Santos en Allendale Square, donde fue removido al comenzar la investigación). Él admitió usar las tarjetas de crédito y cheques parroquiales para costear su estilo de vida decadente (consistente en zapatos marca Armani –por lo que se hizo conocido como el “Padre Joe Armani”–, cruceros a Montecarlo, viajes a Mauricio, Kenia y Bali, vacaciones en Irlanda, vuelos  en primera clase a la Costa Este, quedándose en el complejo hotelero Crown de Melbourne). ¡Walsh afirmó que no sabía que no estaba robando! (Parece que los seminarios modernistas, a los pocos que van a ellos, no les enseñan Teología Moral).
  
No es nada nueva la corrupción de largo aliento entre el clero conciliar, apoyado y condonado por Francisco Bergoglio, que raramente castiga a sus criminales conciliars. En Diciembre de 2020 se informó que 1.700,000.000 de dólares estadounidenses que el Vaticano afirmó haber enviado a la iglesia conciliar australiana simplemente “desaparecieron”. La Iglesia Conciliar en Australia nunca los recibió. A Bergoglio parece no importarle; no anunció investigación. Con todo, la Corte Suprema Australiana. luego de un proceso invocado por el arzobispón de Perth Timothy John Costelloe Roadknight SDB, ha exprimido el dinero robado por él hasta el último cuarto. [Parte de la Información para este Comentario proviene de la Australia Broadcasting Corporation News].
  
Católicos Tradicionales, dado el hecho que la Iglesia Conciliar está casi en bancarrota bajo Francisco Bergoglio, y dado el hecho que Bergoglio y sus funcionarios corruptos desviaron 1,400.000 dólares estadounidenses en una estafa de bienes raíces en Londres -incluso un tribunal italiano declaró que Bergoglio lo sabía y aprobó-, no es difícil imaginar que el millardo fue a las avariciosas arcas de Francisco Bergoglio para mantener a flote su decadente régimen marxista-modernista en vez de a los pobres, a quienes los conciliares creían dar su dinero. Ahora la ley le está respirando por la nuca a Bergoglio. No solo los tribunales italianos, sino también los tribunales de losEstados Unidos están persiguiéndolo por fraude, en cuanto él recolectaba dinero bajo auspicios de “caridad”, pero desviaba las donaciones cartiativas de los fieles conciliares para apoyar las expensas de su voraz burocacia. El octavo mandamiento de la ley de Dios puede alcanzarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)