Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

lunes, 7 de junio de 2021

NOVENA EN HONOR A SANTA LUTGARDA

Novena dispuesta a instancias de doña Antonia Taverner y de Codul, condesa de Darniús, y publicada en Barcelona por la imprenta de María Martí, viuda, en 1733. Imprimátur concedido por el Canónigo Dr. José Ignacio de Amigant y de Olzina, Vicario General Gobernador y Oficial del Obispado de Barcelona, el 20 de Abril de 1733.
   
MODO DE HACER LA NOVENA
Alentarán mucho su esperanza los devotos de Lutgarda con los continuos milagros en que ha mostrado la Santa su poderosa intercesión: y mucho más sabiendo cuánto eran del agrado de su Divino Esposo Jesús, aun en esta vida, las oraciones de la Santa, con que intercedía por los hombres y aplacava el enojo Divino contra los Pecadores. El acudir tan de continuo a los innumerables enfermos que le pedían la salud, seguros de alcanzarla; parecía a Santa Lutgarda en esta vida algún estorbo del Divino amor, en que deseaba siempre abrasarse: no la impedirá ahora en el Cielo las delicias continuas y fervientes afectos para con su Amado, el que procure con su intercesión para sus Devotos lo que en este Novenario le pidieren; para cuya consecución servirá mucho cortejarla, especialmente los nueve días con algunos obsequios: cuales son: Ejercitarse en obras de misericordia, como dar limosna, &c.: oír Misa: rezar a la Virgen el Rosario: leer, o meditar la vida de la Santa: imitar alguna de sus virtudes: hacer alguna mortificación interior o exterior: confesar y comulgar devotamente, para que limpia el alma de toda culpa por el Sacramento de la Penitencia, llegue por el de la Eucaristía a unirse con Christo, por cuyos méritos son aeceptas a Dios las oraciones de los Santos; y se hace el hombre digno de que oiga Dios su petición.
   
El tiempo en que se haya de hacer este Novenario dictarálo el afecto de los Devotos de la Santa; o la necesidad temporal o espiritual en que se hallaren para la cual solicitan el remedio. Parece tiempo a propósito para empezarla el día siete de Junio, con que se prevendría el de la festividad y feliz tránsito de esta Santa Virgen.
    
NOVENARIO DE LA SANTA VIRGEN Y GLORIOSA ESPOSA DE CRISTO SANTA LUTGARDA, RELIGIOSA DE LA ORDEN DE SAN BERNARDO
   
      
Por la señal ✠ de la Santa Cruz, de nuestros ✠ enemigos, líbranos Señor ✠ Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
      
ACTO DE CONTRICIÓN
Señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero, Criador y Redentor mío, en quien creo como a suma verdad, y en quien espero como a suma Bondad; me pesa en el alma de haberos ofendido, por ser Vos quien sois. Detesto para siempre todo pecado: confío en vuestra Misericordia infinita, que me perdonaréis, y me daréis gracia para enmendarme, y perseverar hasta la muerte en vuestro amor y servicio. Amén.
   
ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS
Gloriosísima Santa Lutgarda, Medianera y Protectora mía amabilísima; si ha de ser para mayor gloria de Dios, honra vuestra y bien mío, que yo consiga lo que suplico en esta Novena; ruégoos, Santa mía, me alcancéis este favor de la benignidad y liberalidad de vuestro Divino Esposo; o si no, que me inspire y conceda aquello con que unido en perfecta caridad con mi Dios, prontamente le sirva, perfectamente le ame, y eternamente le alabe en los Cielos. Amén.
   
DÍA PRIMERO – 7 DE JUNIO
Dios y Señor, que enviasteis al mundo a vuestro preciosísimo Hijo, para enseñarnos la verdadera Pobreza de espíritu, y apartarnos de las vanidades dél, prometiéndonos por premio la Bienaventuranza eterna. Suplícoos por los méritos de vuestro Hijo, de su Santísima Madre, y de mi Protectora Santa Lutgarda; que así como se dignó Jesucristo, amabilísimo Esposo suyo, sacarla de las vanidades del mundo para la Religión, convidándola a las castas dulzuras de la llaga de su costado; me aparte también a mí de todo afecto desordenado hacia las cosas del mundo; y que en tanto víc de ellas, en cuanto me sirvieron para amaros; sin tener mi corazón puesto en otra cosa, que en la mayor gloria vuestra, de vuestro Hijo benditísimo, y de mi Santa Protectora, por quien í espero alcanzar lo que pido en esta Novena. Amén.
   
Rezaránse aquí tres Padre nuestros y tres Ave Marías, y diráse a la Santa la siguiente Oración, que es común para todos los días:
Amorosísima Protectora mía Santa Lutgarda, a quien Jesús enriqueció de gracias, merecimientos y favores, amándoos tiernamente; y tomándoos por Esposa, cuando desde la Cruz os dio aquel dulce abrazo y con él su Corazón, comunicándoos lo interior de su pecho, cuando aplicasteis vuestra boca a la llaga del costado, y regalándoos frecuentemente con celestiales visitas. Suplícoos, Abogada mía, por el amor que tuvisteis a Jesús, me alcancéis una perfecta caridad con que le ame y le sirva, andando por el camino de sus Divinos Mandamientos, cumpliendo con las obligaciones de mi estado, no apartándome un punto de su Divina voluntad; antes bien le sirva con mi memoria, acordándome de sus inestimables beneficios: con mi entendimiento, conociendo sus inestimables Perfecciones: con mi voluntad, complaciéndome en ellas y amándolas por su infinita Bondad, hasta que llegue a gozarlas descansando en paz con una sosegada y santa muerte. Y mientras la Divina. Providencia me concediere esta vida, dirigidme, Protectora mía, por los caminos de su Divino amor hasta que arda en viva sed de las virtudes, y llegue a anegarse en el inmenso mar de suavidades en que continuamente sacian su sed los Bienaventurados. Yo espero de vuestra liberalísima Misericordia, me concederéis el logro de mi petición en esta Novena, como medio con que llegue a saciarme en los inefables placeres, de que está gozando ya mi sagrada Protectora. Amén.
   
Luego con grande reverencia y confianza, se hará a la Santa la súplica de la gracia y favor que más se pretende alcanzar, deteniéndose en la dicha súplica conforme la devoción de cada uno.
   
GOZOS
   
Lutgarda de Dios querida,
De Jesús Esposa amada,
Al que os invoca Abogada
Vuestro favor nunca olvida.
      
El noble solar Brabante
Ilustre Patria os ha dado;
La gracia os hizo un traslado
De Jesús muy semejante;
Ya desde niña os convida
A religiosa morada.
Al que os invoca Abogada
Vuestro favor nunca olvida.
  
De vuestro Esposo Divino
Seguisteis el llamamiento,
Cuando en su pecho sangriento
Habitación os previno:
De tal favor atraída,
Nada del Mundo os agrada.
Al que os invoca Abogada
Vuestro favor nunca olvida.
  
Bernardo en su Religión,
Por Divina Providencia,
Logró con vuestra presencia
Modelos de perfección:
Por vuestro favor y vida
La virtud se ve ilustrada.
Al que os invoca Abogada
Vuestro favor nunca olvida.
  
Tanto Jesús os amó,
Que os dio de Esposa el abrazo,
Y en tierno amoroso lazo
Unido con vos quedó:
En fineza tan crecida
Os dio su sangre sagrada.
Al que os invoca Abogada
Vuestro favor nunca olvida.
  
A éxtasis amorosos
Vuestras potencias rendíais:
Cuando así en Jesús veíais
Mil retratos dolorosos:
De este dolor afligida,
Quedaba el alma arrobada.
Al que os invoca Abogada
Vuestro favor nunca olvida.
  
Suavemente tirano,
El deseo os atormenta,
Cuando al Martirio os alienta
Con impulso soberano:
En el pecho reprimida
El alma vive angustiada.
Al que os invoca Abogada
Vuestro favor nunca olvida.
  
A la fuerza de este amor
Rompió en el pecho una vena,
Con que mitiga su pena,
Vertiendo sangre el fervor;
Con este carmín vestida
Vuestra Fe quedó hermoseada.
Al que os invoca Abogada
Vuestro favor nunca olvida.
  
De los hombres los pecados
Tan vivamente sentisteis,
Que catorce años vivisteis
En ayunos continuados,
De tantas culpas la herida
Sentíais enamorada.
Al que os invoca Abogada
Vuestro favor nunca olvida.
  
Fue vuestro amor homicida,
Que con suavidad violenta
Quitaros la vida intenta,
Para daros mejor vida:
A nueva Región lucida
Por Jesús sois trasladada.
Al que os invoca Abogada
Vuestro favor nunca olvida.
  
Halla cualquier aflicción
En vos consuelos piadosos,
Y en los partos peligrosos
Logra vuestra protección:
De madre e hijo la vida
Por vos se ve conservada.
Al que os invoca Abogada
Vuestro favor nunca olvida.
  
Vuestros milagros Señora,
Y en los Partos singulares,
Os dan Culto en los Altares
De esta Ciudad que os venera:
Con Vos se ve enriquecida
Y a Vos se mira obligada.
Al que os invoca Abogada
Vuestro favor nunca olvida.
   
Lutgarda de Dios querida,
De Jesús Esposa amada,
Al que os invoca Abogada
Vuestro favor nunca olvida.
      
Antífona: El reino de los Cielos es semejante a un mercader, que trata en perlas finas, y viniéndole a las manos una de gran valor, va, y vende todo cuanto tiene, y la compra.
℣. Rogad por nosotros, bienaventurada Santa Lutgarda.
℞. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.
  
ORACIÓN
Oh Dios, que sois nuestra salud, oíd benignamente nuestras oraciones, para que así como celebramos con gozo la festividad de vuestra Virgen Santa Lutgarda, consigamos también el fervor de una devoción piadosa. Por Jesucristo Nuestro Señor.. Amén.
   
En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén. 
   
DÍA SEGUNDO – 8 DE JUNIO
Por la señal…
Acto de contrición y Oración para todos los días.
  
Dios y Señor, que queriendo establecer en los hombres la verdadera paz y mansedumbre de corazón, les propusiste por ejemplar y modelo a vuestro Benditísimo Hijo, el cual la enseñó con sus obras y palabras, prometiendo a los mansos que poseerías la tierra. Suplícoos por lo mucho que os agradó Santa Lutgarda, Abogada mía, sufriendo con mansedumbre a los que la perseguían, y mostrándose afable con los que pretendían apartarla de vuestra comunicación; me deis gracia para conservar con todos la quietud interior de mi alma, aun la exterior, correspondiendo a las injurias con beneficios, para que de esta suerte me haga digno de poseer la tierra de los Vivientes , que es la Patria celestial, y alcanzar el favor que os suplico en esta Novena, por los méritos e intercesión vuestra Esposa y Protectora mía Santa Lutgarda, a mayor gloria vuestra. Amén.
   
Tres Padre nuestros y tres Ave Marías. La Oración y los Gozos se dirán todos los días.
  
DÍA TERCERO – 9 DE JUNIO 
Por la señal…
Acto de contrición y Oración para todos los días.
      
Dios, y Señor, que queriendo enseñar al Mundo, entregado a placeres y gustos ilícitos; santificasteis el llanto por boca de vuestro amado Hijo, prometiendo por su Divina palabra el eterno consuelo a los que en esta vida debidamente llorasen: Ruégoos, Padre mío amantísimo, que atendáis al incesante llanto con que vuestra amada Esposa Santa Lutgarda vivió a vista de tantos pecadores, por los cuales estuvo catorce años en continuo ayuno y penitencia; y me concedáis un verdadero conocimiento y dolor de mis pecados, llorando amargamente por ellos; para con esto entrar a la inmensidad de los gozos celestiales y acompañar los eternos cantares de vuestras Divinas alabanzas. Y si el favor que os pido en esta Novena, ha de ser medio para que yo alcance este fin, dignaos de oír mi petición, atendiendo a los méritos de mi amada Protectora. Amén.
    
Tres Padre nuestros y tres Ave Marías. La Oración y los Gozos se dirán todos los días.
  
DÍA CUARTO – 10 DE JUNIO 
Por la señal…
Acto de contrición y Oración para todos los días.
      
Dios y Señor, que destinando a los hombres para a los eternos placeres, los quisisteis hambrientos y sedientos de la Justicia o perfección, convidándoles por vuestro Hijo a los regalos y convites que habéis preparado para vuestros escogidos. Mirad, Señor a la continua sed y hambre de las virtudes en que ardía mi Protectora Santa Lutgarda, hallando solo alivio en la sangre de la llaga de su Esposo Jesús, e inflamad mi Corazón con vuestro purísimo amor, hasta que arda en viva sed de las virtudes, y llegue a anegarse en el inmenso mar de suavidades en que continuamente sacian su sed los Bienaventurados. Yo espero de vuestra liberalísima Misericordia me concederéis el logro de mi petición en esta Novena, como a medio con que llegue a saciarme en los inefables placeres de que está gozando ya mi sagrada Protectora. Amén.
   
Tres Padre nuestros y tres Ave Marías. La Oración y los Gozos se dirán todos los días.
  
DÍA QUINTO – 11 DE JUNIO 
Por la señal…
Acto de contrición y Oración para todos los días.
      
Dios y Señor, que preciándoos de Padre de misericordias, quisisteis que en los que habíais adoptado por hijos vuestros reluciera la piedad, ofreciendo a los Misericordiosos, según palabra de vuestro Unigénito Hijo, que los miraríais con ojos de benignidad y ternura. Ya veo, Señor, cuánto os agradasteis en la mucha misericordia de mi Abogada Santa Lutgarda, concurriendo Vos con extraordinario poder a los continuos prodigios que obra la Santa Virgen para acudir al remedio de los Prójimos. Y esto mismo me anima a suplicaros me concedáis una compasión tierna y ánimo caritativo con mis Prójimos, que me sirva de mérito para obtener el favor que pido en esta Novena, y experimentar la benignidad de vuestra infinita Misericordia ahora, y en mi muerte. Amén.
   
Tres Padre nuestros y tres Ave Marías. La Oración y los Gozos se dirán todos los días.
  
DÍA SEXTO – 12 DE JUNIO 
Por la señal…
Acto de contrición y Oración para todos los días.
       
Dios y Señor, que haciendo a los hombres Templos de vuestra morada y descanso, los quisisteis adornados con el candor de la inocencia y limpieza de toda culpa, para que pudieran llegar a ver vuestro Divino ser, soberanos misterios y secretos, según las promesas de vuestro Hijo. Suplícoos Dios mío, por la limpieza y pureza de corazón con que mi sagrada Medianera Santa Lutgarda se hizo templo vivo del Divino Espíritu, que more también en mi este mismo Espíritu con una íntima unión de amor, con el cual limpio, y purificado de mis faltas, merezca la protección vuestra y de mi amada Santa Lutgarda, para conseguir lo que pido en esta Novena, y llegar al monte de la gloria, donde vea y contemple vuestras soberanas perfecciones por toda una eternidad. Amén.
   
Tres Padre nuestros y tres Ave Marías. La Oración y los Gozos se dirán todos los días.
  
DÍA SÉPTIMO – 13 DE JUNIO 
Por la señal…
Acto de contrición y Oración para todos los días.
       
Dios y Señor, que por admirable dignación vuestra quisisteis que los Pacíficos fueran llamados Hijos vuestros asegurándoles esta promesa con la certísima palabra de vuestro Divino Hijo. Conozco, Padre mío, la verdad de vuestra promesa en mi Abogada Santa Lutgarda a quien engrandecisteis, haciéndola Hija vuestra y dichosa Esposa de Jesús, por la paz interior de su alma y exterior con los hombres, no dándoles ocasión de disgusto. Por los merecimientos de esta Santa, ruégoos, Dios y Padre mío, me deis gracia para hacer continua guerra a los vicios, con que alcance lo que pido, y una perfecta paz y victoria, que me gane el glorioso renombre de hijo vuestro y la inmortal corona de triunfador en la Gloria. Amén. 
   
Tres Padre nuestros y tres Ave Marías. La Oración y los Gozos se dirán todos los días.
  
DÍA OCTAVO – 14 DE JUNIO 
Por la señal…
Acto de contrición y Oración para todos los días.
       
Dios, y Señor, que amando infinitamente a vuestros Escogidos, les probasteis con aflicciones, permitiendo fuesen perseguidos por la santidad y justicia, enviando desde el Cielo a vuestro Unigénito Hijo, que nos sirviese de ejemplar y nos animase al sufrimiento, con la segura promesa de que por este medio poseeríamos el Reino de los Cielos. Suplícoos Señor mío, por la constancia heroica de mi Protectora Santa Lutgarda, con que sufrió los oprobios de los que sentían mal de su fervor, me deis a mí un corazón constante para todo lo bueno, sin que pueden apartarle de vos tribulaciones algunas, ni aun la misma muerte, que espero ha de ser puerta para la gloria, y por los méritos de vuestro Hijo benditísimo, y de Santa Lutgarda, Abogada mía, por quien creo alcanzar lo que pido y suplico en esta Novena. Amén.
   
Tres Padre nuestros y tres Ave Marías. La Oración y los Gozos se dirán todos los días.
  
DÍA NOVENO – 15 DE JUNIO 
Por la señal…
Acto de contrición y Oración para todos los días.
      
Dios y Señor, que para encender en los hombres el fuego de Caridad y amor Divino, enviasteis vuestro amado Hijo y Redentor nuestro con admirable dignación. Atended, Dios mío, el abrazado corazón de Santa Lutgarda con que incesantemente os amaba y deseaba morir por Vos, hasta reventar en sangre sus venas a las violencias de su deseo y amor; y abrazad también mi corazón y voluntad con una caridad pura, desinteresada, y perfecta con que corone todas las virtudes que se me proponen en las Bienaventuranzas, alcanzadme también lo que deseo en esta Novena, y os ame junto con mi Santa Protectora por toda una eternidad. Amén.
   
Tres Padre nuestros y tres Ave Marías. La Oración y los Gozos se dirán todos los días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)