Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

sábado, 1 de febrero de 2020

NOVENA EN HONOR A SANTA ESCOLÁSTICA

Novena dispuesta por un devoto de la Santa, e impresa en Barcelona por los herederos de la viuda de Pla, año 1864, con las debidas licencias. Indulgencia de 80 días concedida por San Antonio María Claret, Arzobispo de Santiago de Cuba; y otros 40 días por Mons. Jaime José Soler Roquer, Obispo de Teruel.
  
BREVE COMPENDIO DE LA VIDA DE LA SANTA
Santa Escolástica fue natural de la ciudad de Nursia, en Italia, hija de nobilísimos padres, y hermana de San Benito, los cuales nacieron de un mismo parto, del cual murió Abundancia su madre. Criólos Euproprio su padre en el santo temor de Dios: a la bendita niña tenía recogida en casa, y a San Benito envió a estudiar a Roma. Siendo niña tuvo llamamiento de Dios de ser religiosa; y así que supo que su hermano se había retirado al desierto, ella con deseos de imitarle, se consagró a Dios, y fundó un monasterio junto al de Monte Casino donde estaba su santo hermano, y allí salió tan aprovechada con las santas conversaciones y celestiales consejos de su hermano San Benito, que vino a ser la escuela del recogimiento, silencio y oración, y ejemplo de toda virtud. El último día de las visitas, y ya cercana al de su muerte, se vieron como solían, y trataron de los premios que Dios tiene guardados para sus siervos; y como ella gustaba de los manjares del Cielo, pidió a su hermano que pasase aquella noche en la celestial conversación del día, y no queriendo San Benito condescender con su ruego, ella hizo una breve oración a Dios, pidiendo esta gracia, y al instante sobrevino una grande tempestad de agua, truenos y relámpagos, que se hubo de quedar aquella noche para consuelo de su santa hermana. Al tercer día dio Santa Escolástica su alma a Dios, en ocasión que su hermano puesto en oración, la vio ir al Cielo en forma y figura de blanca paloma: que fue a los 10 de febrero, año de 543.
  
NOVENA DE LA GLORIOSA SANTA ESCOLÁSTICA VIRGEN, DE LA ORDEN DEL GLORIOSO PADRE Y PATRIARCA SAN BENITO

   
Por la señal ✠ de la Santa Cruz, de nuestros ✠ enemigos, líbranos Señor ✠ Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
 
ACTO DE CONTRICIÓN
Señor mío Jesucristo, amantísimo Padre y Redentor de mi alma, con todo mi corazón os adoro, alabo y bendigo; y me pesa de haber ofendido a vuestra divina Majestad. Propongo la enmienda de mi vida; y espero firmemente el perdón de mis culpas por vuestra infinita clemencia y misericordia. Yo, Señor, os ofrezco para siempre mi cuerpo con sus sentidos, y mi alma con sus potencias, memoria, entendimiento y voluntad; propongo emplearme con todas mis fuerzas en el servicio y gloria vuestra. Os doy infinitas gracias por vuestros beneficios. A Vos, Señor, bondad infinita, amo por Vos mismo, con todo el afecto de mi alma: y quisiera saberos amar, como os han amado y aman todos los Ángeles y Santos del Cielo. Ofrezco a vuestra Majestad, con sus méritos, con los de la purísima Reina de los Ángeles, y con los de mi dulcísima Santa Escolástica, todas mis obras, palabras y pensamientos, bañándolas con vuestra preciosísima Sangre, y en vuestra fe y amor deseo vivir y morir. Amén.
   
ORACIÓN DEPRECATORIA PARA TODOS LOS DÍAS
Benignísima abogada mía Santa Escolástica, esposa muy amada de Jesús: pues vuestra misma piedad infunde tan seguras confianzas a mi devoción, ya recurro a vuestro poderoso patrocinio, para con él merecer el divino agrado. Bien sabéis mi aflicción y necesidad: y así os ruego, amantísima Protectora mía, interpongáis vuestra protección para con nuestro Dios y Señor, y me alcancéis de su infinita bondad, si es para mayor gloria de Dios, que yo consiga lo que deseo y pido en esta novena; alcanzadme esta gracia de Jesús vuestro divino esposo, y si no, dirigid mi petición, y pedidle para mí lo que fuere de su mayor agrado, honor vuestro y bien de mi alma. Amén.
  
DÍA PRIMERO – 1 DE FEBRERO.
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
¡Oh iluminada esposa de Jesús, amantísima abogada mía Santa Escolástica!, a quien el Señor se dignó favorecer con una fe tan clara de los misterios de nuestra santa Fe, que los creíais más ciertamente que si los vierais con los ojos del cuerpo; tan ilustrada, que os sirvió de lucida antorcha, para caminar segura por las altísimas sendas de favores muy singulares: os ruego humildemente me alcancéis de su Majestad una viva y animosa fe, para confesar no solo con palabras, sino también con las obras, la santa ley que profeso, y me dirija en los pasos interiores de mi espíritu. Alcanzadme valor para sufrir con santa resignación los azotes de las adversidades con que el Señor quisiere benignamente castigar mis culpas, o probar mi fe. Recíbalos de su santísima mano, como efectos de su misericordia, que antes quiere castigarme en esta vida que en la otra. Rogad a vuestro dulce Esposo, me conceda ánimo y esfuerzo para aplicarme el azote de la penitencia que merecen mis pecados. Hacedme esta gracia que os suplico, amantísima madre mía, para que manteniendo siempre viva y animada la fe, por ella logre su premio, que es la vista clara de Dios en la eterna gloria. Amén.
    
Se dirán tres Padre nuestros y tres Ave Marías.
   
ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS
Gloriosísima y enamorada de Dios, ilustre virgen Santa Escolástica: a Vos, a quien tantas virtudes con que os adornasteis, tantas obras heroicas como hicisteis, tantos favores como de la mano divina alcanzasteis, no os sirvieron de vanidad y presunción; a Vos, en quien se mira tan cifrado el poder divino, que como si fuerais su árbitro parece usais de él a vuestro gusto; a Vos, amabilísima virgen Santa Escolástica, os invoco por protectora, a Vos os llamo por abogada, y poniéndoos delante todas las virtudes en que florecisteis, os suplico pidáis a su divina Majestad que yo llegue con ellas a imitaros, y que todo el tiempo que estuviere en este valle de lágrimas, me dé los eficaces socorros de sus divinos auxilios, para que venciendo todas las diabólicas tentaciones, solo aspire a aquella bienaventuranza que Vos poseéis, y para vuestros devotos procuráis. Venga a mí, Señora, vuestra continuada protección; alargad, prodigiosa abogada mía, vuestro prodigioso brazo, por aquel amor con que ab eterno, por especial gracia, fuisteis escogida, por la pasión de Cristo nuestro Redentor, por los méritos de María Señora nuestra, para que así logre yo ser oído en la petición que os hago. No me dejeis, benignísima favorecedora mía, apartar un instante de Vos y de vuestro querido Jesús, único bien mío, a quien solo mi corazón debe desear y querer, para que como flor hermosa de la Divinidad, me riegue con el rocío de su humanidad floridísima, y fecunde mi alma con influencias soberanas, auxilios eficaces, virtudes cristianas, fervor y gracia, y la consecución de la vida eterna. Amén.

Ahora se hará la petición, alentando la confianza de conseguir lo que se desea por intercesión de esta gloriosísima Santa.
 
GOZOS EN HONOR A LA VIRGEN SANTA ESCOLÁSTICA
 
Don del cielo, don peregrino,
Escolástica dichosa:
Haced, de Jesús esposa,
Muramos de amor divino.
  
Del ducado de Espoleto
Nursia fue la mina de oro
Que dio al mundo tal tesoro,
Que Dios hizo tan completo:
Pues para grande destino
Su mano os hace asombrosa.
Haced, de Jesús esposa,
Muramos de amor divino.
  
Vuestra cuna y el gran mundo
Os destinan a brillar;
Otro brillo os quiere dar
Dios con designio profundo:
Con la luz que de Dios vino
Cual luz veis muy fulminosa.
Haced, de Jesús esposa,
Muramos de amor divino.

   
Del santo hermano el acierto
Emuláis también después,
Y puesto el mundo entre pies,
Le seguís en el desierto:
Pues la Iglesia ve en Casino
Otra estrella luminosa.
Haced, de Jesús esposa,
Muramos de amor divino.
  
Plantada en tierra desierta,
Vuestro espíritu es jardín
Que crece en virtud sin fin,
Quedando la carne yerta:
Pues sois vergel sin espino
Que riega gracia abundosa.
Haced, de Jesús esposa,
Muramos de amor divino.
   
Desde niña esposa fiel
Carísima del Señor,
De esposas del Redentor
Sois un fecundo plantel:
Ya que a Dios da olor tan fino
Vuestra viña prodigiosa.
Haced, de Jesús esposa,
Muramos de amor divino.
  
De la nobleza eminente
¡Cuántos desaparecieron,
Desde el punto que nacieron
Dos soles en Occidente!
Pues tanto eclipse provino
Por Vos de gloria engañosa.
Haced, de Jesús esposa,
Muramos de amor divino.
  
Toda una noche con Vos
No quiso Benito estar,
Y la clausura dejar
Para conversar de Dios;
Pedúslo a Dios, y el camino
Cierra con lluvia horrorosa.
Haced, de Jesús esposa,
Muramos de amor divino.
   
Feliz por el aire asoma,
Y el dichoso hermano velo,
Vuestra alma volando al Cielo
En figura de paloma:
Pues tal tránsito convino
A tal vida candorosa.
Haced, de Jesús esposa,
Muramos de amor divino.
   
Catorce mil monasterios
De hijas podéis contar,
Ni el mundo puede apear
Con su luz esos misterios:
Que del.sexo lo más fino
Huya vida deliciosa.
Haced, de Jesús esposa,
Muramos de amor divino.
   
Paloma, que en la inocencia
Al seno de Dios voláis,
Y a nosotros recreáis
Con arrullos de clemencia:
Huya el gavilán dañino
De tus polluelos que acosa.
Haced, de Jesús esposa,
Muramos de amor divino.
  
Don de Dios, don peregrino,
Escolástica gloriosa:
Haced, de Jesús esposa,
Muramos de amor divino.
  
Antífona: Me dio el Señor plumas como paloma, y volé y descansé.
℣. Quién es esta, que entre las nubes vuela
℟. Como paloma, hacia sus ventanas.

ORACIÓN
Oh Dios, que para mostrar el camino de la inocencia hiciste que el alma de tu bienaventurada virgen Santa Escolástica entrara al Cielo en forma de paloma, danos por sus méritos y oraciones vivir inocentemente, para que merezcamos alcanzar los gozos eternos. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén. 
En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.

DÍA SEGUNDO – 2 DE FEBRERO.
Por la Señal,…
Acto de contrición y Oración preparatoria.
 
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Alentada esposa de Jesús, adorada protectora mía, Santa Escolástica, a quien el Señor se dignó fortalecer con una esperanza tan segura, que intentásteis y conseguísteis obras verdaderamente heroicas y asombrosas con la maravillosa fábrica de tantos monasterios como fundásteis, siguiendo segura los caminos elevados de vuestro espíritu firme siempre en las promesas de Jesucristo vuestro celestial Esposo. ¡Qué dilatada fue la esperanza de vuestro corazón! ¡Oh magnánima virgen y amantísima protectora mía Santa Escolástica! Rendidamente os ruego con toda mi alma me alcanceis del Señor una constante esperanza de salvarme, de ejecutar cuanto conduce a la mayor gloria de Dios, sin temor a respetos humanos, y aspire siempre a la posesión del sumo Bien. Dadme aliento para sufrir cuantos dolores y penas quisiere enviarme la divina Majestad, teniendo siempre presente los gozos de la gloria para los cuales abren paso los trabajos de esta vida. Trocad el gusto que tenga en los deleites y pasatiempos de este mundo, en deseos vivos y eficaces de los eternos del Cielo. A ellos atienda, y por ellos únicamente suspire, a imitación vuestra, para merecer acompañaros después en el goce del sumo Bien, que ahora poseéis, y eternamente poseeréis en la gloria. Amén.
   
Pedir la gracia que se desea recibir. Los tres Padre nuestros y tres Ave Marías, la Oración y los Gozos se rezarán todos los días.
   
DÍA TERCERO – 3 DE FEBRERO.
Por la Señal,…
Acto de contrición y Oración preparatoria.
 
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
¡Oh fina amante de Jesucristo, dulcísima virgen Santa Escolástica, abrasada mariposa en la llama de la caridad! ¡Con cuánta intención y ardor amásteis a vuestro enamorado Esposo Jesús! ¡Oh fogoso volcán del divino amor! ¡Cuánto desearía tener un corazón como el vuestro, el cual no supo vivir sino de amor, en amor, y por amor de Dios! Veo cuán lejos estoy de esa perfección; mas por eso mismo tengo por más necesario poner delante de Vos, que sois un serafín en caridad, este mi corazón frío hasta ahora, y que deseo encendáis en fuego del divino amor. Haced que ame al que me creó y me redimió, y me ha hecho innumerables beneficios, con todo mi corazón, con toda mi alma y con todas mis fuerzas. Haga todas mis obras en caridad, y sin ella, ninguna. Si lograre este suavísimo amor, ¡qué fáciles y llevaderos se me harán todos los trabajos de esta vida! Arda, pues, amante madre mía, mi alma en este dulcísimo fuego: arda sin consumirse jamás, para que me suba a su propia esfera, que es la gloria, en donde con Vos continúe y consuma el amor de Dios por toda la eternidad. Amén.
 
Pedir la gracia que se desea recibir. Los tres Padre nuestros y tres Ave Marías, la Oración y los Gozos se rezarán todos los días.
    
DÍA CUARTO – 4 DE FEBRERO.
Por la Señal,…
Acto de contrición y Oración preparatoria.
 
ORACIÓN PARA ESTE DÍA

Afabilísima, venerada y favorecedora mía, Santa Escolástica; cuánto campeó en vuestra grande alma el celo de la salvación de las almas lo muestran tantas conducidas a la perfección y a la gloria con los inmensos trabajos de vuestra santa vida, tantos conventos de religiosas perfectas, que viven como ángeles en la tierra, y han convertido los desiertos del siglo en jardines del celestial Esposo. Os aplaudo y celebro por el abrasado celo que tuvisteis de la perfección de las almas, y os suplico humildemente me alcanceis de vuestro celosísimo Esposo Jesús un amor tan perfecto a mis prójimos, que se equivoque con el que debo a su divina Majestad, y guíe a todos con mis palabras y ejemplos a la gloria eterna: haced que, fortalecido con la divina gracia, no me amedrenten los trabajos de la vida, ni por ellos ni por otra criatura deje el camino de la virtud. Alcanzadme, Protectora mía amantísima, ánimo y valor como Vos, por amor de Jesucristo, y que apoyado en su divina Majestad, que es la fortaleza de los que confian en él, no desfallezca mi espíritu en la peregrinación de esta vida; sino que camine alentado y animoso, hasta llegar al término feliz de la eterna bienaventuranza de la gloria. Amén.
 
Pedir la gracia que se desea recibir. Los tres Padre nuestros y tres Ave Marías, la Oración y los Gozos se rezarán todos los días.
  
DÍA QUINTO – 5 DE FEBRERO.
Por la Señal,…
Acto de contrición y Oración preparatoria.
 
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Humildísima virgen Santa Escolástica: por aquella magnánima humildad, tan sólida y profunda que el celestial Esposo os concedió, con la que pudiérais mantener lo celestial y asombroso de vuestra santidad, lo singular de gracias extraordinarias, y los aplausos que seguían a vuestras heroicas obras: suplícoos, venerada Protectora mía, que me alcancéis de mi Dios, que tanto se humilló por mi amor, esta virtud, de que me hallo tan falto y necesitado. Haced, humilde virgen Santa Escolástica, que pierda los humos de este malignante vicio, que arrancó de la altura de sus sillas y del corazón de Dios a tantos hermosísimos ángeles, volviéndoles en feos demonios, y abismándoles en el Infierno. ¿Cómo seré verdadero devoto vuestro, si no os imito en la humildad, que es la base de todo el edificio espiritual y de la sólida devoción? Rogad, pues, a Dios por esta soberbia y vana criatura, para que su Majestad se digne de hacerla humilde, llevando siempre a los ojos la nada de mi ser y la miseria de mis pecados. ¡Oh! ¡Si lograse esta dicha! La mayor sería; porque la humildad es el primer camino, el segundo, el tercero, y todos los caminos para ir al Cielo. Interceded, pues, con el Señor para que humillándome de corazón, sin hipócrita fingimiento, sea digno discípulo del divino Maestro, que nos dijo: aprended de mí, que soy humilde de corazón. Así lograré la suprema exaltación en aquellas sillas del Cielo, que solo puede llenar la humildad, en las alturas de la gloria. Amén.
 
Pedir la gracia que se desea recibir. Los tres Padre nuestros y tres Ave Marías, la Oración y los Gozos se rezarán todos los días.
   
DÍA SEXTO – 6 DE FEBRERO.
Por la Señal,…
Acto de contrición y Oración preparatoria.
 
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Castísima virgen y amantísima favorecedora mía Santa Escolástica, blanco del divino amor por la pureza de vuestra alma: blanca azucena sois de castidad, bendita sea la entereza de vuestra nevada pureza y la suavidad de vuestro castísimo amor. ¡Oh flor de las vírgenes, dulcísima Santa, y gloriosa madre mía Santa Escolástica! ¿Qué olor tan suave y exquisito despide la bella flor de vuestra virginidad? Él es tal, que forma las delicias de vuestro divino Esposo. Vos, cordera sin mancilla, vestida del blanco vellocino de la castidad, seguís al divino Cordero doquiera que vaya, cantando con dulce melodía el cántico virginal. Rendidamente os ruego, supliquéis al castísimo Jesús, Rey y Esposo de las vírgenes, me conceda la angelical virtud de la castidad. Haced, dulcísima protectora mía, Santa Escolástica, que todos vuestros devotos y yo vivamos con tanta pureza, que no manchemos la blanca estola que nos vistió vuestro Esposo en el santo bautismo: la que nos avisó vuestro sagrado ministro mantuviésemos siempre cándida, hasta presentarla a los ojos de Jesucristo, que la blanqueó con su Sangre, pura, limpia y sin tizne. Así sea por vuestra intercesión, para que castos en el cuerpo y en el alma, subamos a revestirnos el corte riquísimo de luz y candor, con que se adornan los Santos en la gloria. Amén.
   
Pedir la gracia que se desea recibir. Los tres Padre nuestros y tres Ave Marías, la Oración y los Gozos se rezarán todos los días.
      
DÍA SÉPTIMO – 7 DE FEBRERO.
Por la Señal,…
Acto de contrición y Oración preparatoria.
 
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Penitente e inocentísima abogada mía Santa Escolástica, a quien el Señor se dignó fortalecer con un espíritu de rígida penitencia, con el cual plantásteis este espíritu de rigor y penitencia en el alma tímida y virginal cuerpo de las doncellas más delicadas esposas de Jesús, que viven como cándidas azucenas entre las espinas de rigurosas penitencias: rendidamente os pido supliquéis a Jesús, quien para satisfacer por nuestras iniquidades quiso ser un Varón de dolores, que yo en todo tiempo y en todo lugar lleve en mi cuerpo pecador la mortificación del Salvador, y crucifique mi carne con el ayuno, vigilias, cilicios, disciplinas y otras semejantes, venciendo todos sus vicios y deseos desarreglados, para que ejercitándome a imitación vuestra en la mortificación, así exterior como interior, pueda decir algun día: «dichosa penitencia que me ha merecido la eterna gloria». Amén.
 
Pedir la gracia que se desea recibir. Los tres Padre nuestros y tres Ave Marías, la Oración y los Gozos se rezarán todos los días.
  
DÍA OCTAVO – 8 DE FEBRERO.
Por la Señal,…
Acto de contrición y Oración preparatoria.
 
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Gloriosísima Santa Escolástica, dulcísima hija de la Santísima Virgen; ¡oh cuán pronta y cuán profundamente prendió en vuestro corazón la devocian a esa divina Madre del amor hermoso, que después de la devoción al Señor es la primera que echa raíces en el corazon de los escogidos! Amábais, oh hija de María, con un amor cada día más tierno y más fervoroso a esa divina Reina, a quien alaban los astros de la mañana, y cuya hermosura inefable admiran el sol y la luna y celebran con júbilo todos los hijos de Dios. ¡Qué oraciones le dirigíais tan tiernas y tan fervorosas, salidas de vuestro corazón enamorado! En esta amabilísima Madre teníais el firme apoyo en todos vuestros apuros y necesidades. ¡Ay amabilísima Protectora mía! ¡Qué dichoso sería yo si una devoción semejante prendiese también en mi corazón! Alcanzadme Vos esta devoción santa, ¡oh adorable Protectora mía! Después del amor a mi Dios, sea el amor a esta divina Madre el primer afecto de mi corazón: alcanzadme esta gracia, que os la pido por la misma devoción que Vos le tuvisteis desde la infancia hasta la muerte. Amén.

Pedir la gracia que se desea recibir. Los tres Padre nuestros y tres Ave Marías, la Oración y los Gozos se rezarán todos los días.
   
DÍA NOVENO – 9 DE FEBRERO.
Por la Señal,…
Acto de contrición y Oración preparatoria.
 
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
¡Oh constante virgen y amantísima abogada mía Santa Escolástica! ¡Qué heroica fue vuestra perseverancia! Peña incontrastable fuisteis, manteniéndoos inmutable en el amor y servicio de vuestro enamorado Esposo, a pesar de las encrespadas olas de tanta tormenta: seáis bendecida y glorificada por vuestra perseverancia, la que os ruego me alcancéis de nuestro Señor Jesucristo, para que le sean agradables mis ejercicios, pues el valor y la eficacia de las buenas obras es la virtud de la perseverancia. Haced, dulce Protectora mía,que persevere en el bien obrar hasta la muerte, para merecer la corona de la gloria, pues solo el que perseverare hasta el fin, será coronado. Guardad mis ojos, para que no vean objeto que sea del desagrado de su Majestad. Haced que con estos le mire sin pestañear, ni perderle un instante de vista, perseverando en su santo servicio hasta el último instante de mi vida; a cuya vista obscuramente contemplativa, sucede la clara e intuitiva que hace a las almas bienaventuradas en la región feliz de la eterna gloria. Amén.

Pedir la gracia que se desea recibir. Los tres Padre nuestros y tres Ave Marías, la Oración y los Gozos se rezarán todos los días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)