Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

viernes, 28 de febrero de 2020

LÍDERES ECLESIALES LATINOS PIDEN A BERGOGLIO UN ‘SÍNODO MUNDIAL AFRO’

Traducción de la noticia publicada por Eduardo Campos Lima en CRUX.
  
Participantes del encuentro de comisiones de pastoral afroamericana de Latinoamérica y el Caribe celebran misa en Puerto Escondido, México, el 19 de Febrero. El encuentro tuvo lugar del 17 al 21 de Febrero. (Crédito: Sor Ruperta Palacios Silva CMST/Cortesía para Crux).

SÃO PAULO, Brasil - Líderes de de comisiones de pastoral afroamericana de Latinoamérica y el Caribe reconocen que la Iglesia ha estado prestando más atención a la comunidad afrodescendiente en las últimas décadas, pero consideran que hay un largo camino por recorrer hacia la diversidad en la liturgia y la inclusión en la jerarquía.
   
Durante un encuentro llevado a cabo en la ciudad mexicana de Puerto Escondido del 17 al 21 de Febrero, obispos y secretarios ejecutivos de comisiones de pastoral negra de varios países del continente incluso discutieron la posibilidad de sugerirle al Papa Francisco que convoque un “Sínodo Mundial Afro”.
   
Se estima que más de 200 millones de personas en Norte y Suramérica tienen alguna herencia africana, con la mayoría de ellas viviendo o en Brasil o en los Estados Unidos, y la región del Caribe teniendo el mayor porcentaje de los que tienen herencia africana. Esto se compara al más de 1,2 millardos de personas que viven actualmente en África.
   
“Muchos participantes del encuentro mencionaron que aunque el Sínodo para la región panamazónica promovió discusiones relevantes sobre varios temas, en algunos aspectos, los afrodescendientes han permanecido a un lado”, dijo el obispo Florencio Armando Colín Cruz de Puerto Escondido a Crux.
   
Colín explicó que el “Sínodo Mundial Afro” comprendería temas concernientes a todas las culturas, tradiciones y modos de vida originados en África (y, por supuesto, presentes en la diáspora en el continente americano).
   
“Esto es algo que debe ser estudiado cuidadosamemte. Apareció durante nuestros debates como una preocupación de nuestros hermanos afrodescendientes”, dijo.
    
La propuesta de un “Sínodo Mundial Afro” proablemente será incluida en una carta al Papa Francisco que será enviada por el obispo Javier Gerardo Román Arias de Limón en Costa Rica, a quien también le pidieron los participantes de la conferencia escribirle al papa sobre la Década Internacional de las Personas Afrodescendientes (2015-2024) proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2013.
    
“La resolución de la ONU abarca tres temas principales: reconocimiento, justicia y el desarrollo de las personas afrodescendientes. Nos gustaría que el Papa aborde tales materias”, dijo a Crux el padre Flaviano Cisneros Liborio, un sacerdote en la ciudad de San José del Progreso y miembro por largo tiempo de la comisión pastoral afromexicana.
    
La conferencia de lansemana pasada fue más que todo una reunión preparatoria para el XV Encuentro Pastoral Afroamericano y Caribeño Pastoral del próximo año (conocido como EPA, en español y portugués), que también será acogido en la Diócesis de Puerto Escondido, una región en el Pacífico mexicano con una significativa población afroamericana.
   
Obispos y misioneros de diferentes países del continente discutieronnlos temas que serán tratados en el evento del 2021 (una combinación de problemas eclesiásticos y sociales respecto a las condiciones de vida de las personas negras en la región).
   
La conferencia también fue una oportunidad para que los participantes compartieran sus experiencias trabajando con el cuidado pastoral afroamericano en Latinoamérica (“Afroestadounidense” es utilizado para la población negra en los Estados Unidos, mientras que “Afroamericano” fue usado en la conferencia para la población negra a lo largo de las Américas).
    
La mayoría de los asistentes informaron que tienen que bregar con un amplio grupo de problemáticas que involucran a la población afroamericana, incluyendo pobreza, violencia, accesos insuficientes a servicios de salud y educación, y la falta de oportunidades.

De acuerdo a un informe publicado por el Banco Mundial en 2018, alrededor de la cuarta parte de los latinoamericanos afirman tener ascendencia africana. A lo largo del continente, los afrodescendientes constituyen la minoría étnica más vulnerable y enfrentando las peores condiciones de vida. Sus posibilidades de vivir en pobreza crónica son 2,5 veces más alta que las de los blancos o los mestizos (aquellos con herencia mixta europea e indígena). El acceso de los afroamericanos a la educación es significativamente más bajo que el de los blancos, y son las principales víctimas del crimen y la violencia.
    
En la Iglesia, a menudo los misioneros han enfrentado resistencia de las autoridades eclesiales para liturgias endoculturadas africanas, como también prejuicio institucional y racismo hacia los católicos negros.
   
“En realidad, no es suficiente con celebrar una bella Misa endoculturada (algo que muchas veces las parroquias y las diócesis evitan hacer). Tenemos que luchar continuamente por los derechos de las comunidades afroamericanas en la sociedad”, dijo sor Ruperta Palacios Silva, miembro de la comisión pastoral afromexicana de Puerto Escondido.
   
La religiosa, miembro de las Hermanas Carmelitas Misioneras de Santa Teresa, dijo que las actuales estructuras institucionales de la Iglesia frecuentemente crean obstáculos para su trabajo en el cuidado pastoral afroamericano.
   
“En nuestras vidas cotidianas tenemos mucho trabajo que hacer, y usualmente es difícil priorizar las actividades de la pastoral afro. Para mí, estas serían una prioridad, pero muchas veces sólo no puedo poner el esfuerzo necesario en ellas”, dijo.
   
Sin embargo, Cisneros dijo que ha habido algunos progresos a lo largo de los años.
   
“En el pasado, mi diócesis no acostumbraba alentar la ‘Misa Afro’. Pero ahora usamos tambores, congas y yembés en nuestras celebraciones. Es un nuevo camino para nosotros”, dijo a Crux.
   
Cisneros dijo que la baja proporción de obispos negros en la jerarquía latinoamericana, señalada por algunos activiatas católicos negros como un gran signo de racismo institucional en la Iglesia, también está cambiando gradualmente.
    
“Se esperaba que los activistas presentaran sus demandas, pero la institución progresa a su propio ritmo. Tales temas emergerán poco a poco. Ya hemos lanzado un proceso de transformación”, dijo el presbítero.
    
Dijo Cisneros que el papel del encuentro de los líderes de la pastoral afroamericana en Latinoamérica es para continuar dando visibiliead a las personas negras en la región y en la Iglesia.
   
“Los temas concernientes a las personas afrodescendientes tienen que involucrar a la Iglesia como un todo, no sólo a nuestras comisiones pastorales”, dijo el presbítero.
   
El arzobispo brasileño Zanoni Demettino Castro de Feira de Santana –quien asistió al encuentro en Puerto Escondido– dijo que la complejidad de la realidad afroamericana en Latinoamérica requiere un Sínodo Mundial Afro.
   
“El Sínodo de la Amazonía nos mostró una forma de escuchar a la gente, sus dolores y sufrimientos, sus alegrías y esperanzas. Pero el tema de la negritud tiene que ser enfatizado”, le dijo a Crux.
   
Según Castro, toda la Iglesia tiene que asumir la cuestión de los afrodescendientes.
   
“Entendemos el cuidado pastoral afro en una perspectiva transversal. Un Sínodo de los Afrodescendientes es seguramente indispensable”, dijo el arzobispo.
   
COMENTARIO DE FRATER JORGE: Suprimida ya desde el Conciliábulo la nota de Unidad (y las demás) en la Archisecta Deuterovaticana, era sólo cuestión de tiempo para que ésta por medio de la sinodalidad se atomizase en muchas micro sectas de carácter nacional o regional, siendo el Sínodo de la Amazonía y el Synodale weg alemán las muestras más recientes de ello.
  
Ahora, si de veras quieren una “liturgia afro”, ¿por qué no adoptan el “Rito Zairense”, que Bergoglio celebró el I domingo de Adviento próximo pasado? Sea eso o cualquier otro elemento, igual, parece que consideran a sus súbditos con una cápitis diminútio mental como para inculturizar su doctrina y liturgia MORIBUNDA Y NADA ATRAYENTE.
  
A estos años, y con tanta ocurrencia de los apóstatas, ya uno ve las cosas sin asombrarse en absoluto. Sólo se espera que estos agentes de la Forneguera Apocalíptica le sigan añadiendo pecados a pecados, afeites y joyería para hacerse a las miradas de un mundo que está asqueado y que al final sólo la dejarán desnuda y en llamas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)