Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

martes, 11 de febrero de 2020

DEL SUDOR DE SANGRE EN LA ORACIÓN DE NUESTRO SEÑOR

La oración en el huerto con el donante Luis I de Orleans (Colart de Laon. Madrid, Museo del Prado).
«Solo Lucas […] psicólogo y médico, ha recogido algunos particulares de lo que luego sucedía: Y entrando en agonía, oraba con más intensidad. Y le vino el sudor como gotas (θρόμβοι) de sangre cayendo sobre la tierra (Luc. XXII, 44). […] La oración, a la cual él siempre había recurrido particularmente en las circunstancias más solemnes de su vida, se convirtió en su único refugio en esta hora suprema. Y la agonía se prolonga, y el agonizante o luchador manifiesta en su cuerpo los efectos de la lucha: trasuda, y su sudor se convierte como glóbulos de sangre cayendo sobre la tierra. A la distancia de un tiro de piedra, bajo la claridad plenilunar este fenómeno podía ser observado bastante bien: aun más distíntamente podía ser percibido por tres testigos poco después, cuando Jesús volvió junto a ellos teniendo todavía sobre el rostro las venas enrojecidas, los grumos y las otras trazas de los glóbulos de sangre. Un fenómeno fisiológico, designado como hematidrosis, esto es, sudor sanguíneo, es conocido por los médicos: la observación fue hecha ya por Aristóteles […]. El fenómeno ocurrido en Jesús podrá ser objeto de investigaciones científicas de los fisiólogos […]: el fisiólogo Lucas, trasmitiendo él solo esta noticia, parece tácitamente invitar a tales investigaciones» PADRE GIUSEPPE RICCIOTTI, Vida de Cristo, 556.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)