Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

viernes, 30 de abril de 2021

LA COSTOSA “RUPTURA DE LA TRADICIÓN” DE LA PASCUA 2020

Noticia tomada de GLORIA NEWS.
   
   
En 2020, un Vaticano a la moda usó un motivo de “arte callejero” para su timbre pascual. Como era de esperarse, los medios oligárquicos cayeron en éxtasis sobre ello llamándolo una “ruptura con la tradición”.
  
Mauro Oliveri, director de la Oficina Filatélica Vaticana, fue lo suficientemente estúpido para decirle al tabloide Il mio Papa (Mi Papa) que vio el mural mientras conducía su motocicleta por el puente Víctor Manuel y lo fotografió.
   
Pero su autora, Alessia Babrow (42), una sudafricana que vive en Roma hija del jugador de rugby Nelson Alan Babrow (judío) y Bonita Badash, está furiosa, aunque ella misma plagió la Ascensión del pintor alemán Heinrich Hofmann (+1911) al que solo agregó un corazón con la inscripción inglesa “Just use it” (Solo úsalo).
   
Babrow quiere dinero (€130.000, 36.800 por el daño moral, y 92.000 por daño material –se vendieron 80.000 timbres a €1,15 cada uno–), pero cuando se quejó con el Vaticano, solo le ofrecieron una invitación para una audiencia pública con Francisco Bergoglio y, después, algunos timbres gratis.
   
En Italia, el arte callejero anónimo está protegido por derechos de autor. La vista en el tribunal es el 7 de Diciembre. Si Babrow gana el dinero, el dueño del muro que ella dañó con su pintada ilegal puede demandarla por su parte del dinero.
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)