Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

martes, 20 de abril de 2021

SUIZA: PRESBÍTERO DE LA FRATERNIDAD SAN PEDRO INCENSA SU TELÉFONO MÓVIL

Noticia tomada de GLORIA NEWS.
   
Imagen ilustrativa
   
El domingo del Buen Pastor, durante una peregrinación a San Nicolás de Flüe en Flüeli-Ranft (Suiza), un sacerdote de la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro (FSSP), que al parecer sirve para la Juventud de Cristo Rey (Christköningsjugend) cantó el Evangelio en alemán desde un teléfono móvil durante la Misa Antigua.
    
Al parecer, no quiso cumplir con el orden litúrgico, que exige que el Evangelio se lea en latín. Curiosamente, en la iglesia del Novus Ordo no había un leccionario en alemán.
    
Para poner el broche de oro (o el gorro de tonto) al espectáculo indigno, el sacerdote siguió incensando su smartphone frente a la atónita audiencia antes de haber cantado el Evangelio.
    
La solución: simplemente él podría haber presidido un servicio del Novus Ordo alemán, entonces no habría necesitado un teléfono móvil, y sus fieles habrían “entendido” no sólo el Evangelio, sino toda la Misa.
   
COMENTARIO: Hace 11 años, el presbítero Paolo Padrini, asesor del Consejo Pontificio para Comunicaciones Sociales de Benedicto XVI, había desarrollado el iBreviary y el iMissal, pero casi al mismo tiempo un Antonio Spadaro SJ que todavía no mostraba su liberalismo advirtió que «es inimaginable que se lleve en procesión un iPad o una computadora portátil, o que en una liturgia un monitor sea solemnemente incensado y besado. Por tanto, la liturgia, es el baluarte de resistencia de la relación texto-página contra la volatilización del texto desencarnado de una página de tinta; el contexto en el cual, la página permanece como el ‘cuerpo’ de un texto». Bueno, eso “inimaginable” pasó.
   
Hasta el momento se desconoce la identidad del sacerdote-presbítero de la FSSP (aunque se presume sirve al movimiento Juventud de Cristo Rey, fundado bajo su égida hacia 1990). Pero tal “originalidad” no es nueva: en otras latitudes y circunstancias se vio en el presbítero italiano Michele Bigi, que fue el primero (documentado) en un campamento:
   
      
  
   
O el arzobispo emérito de Santo Domingo y primado de las Indias Nicolás de Jesús López Rodríguez durante unas “ordenaciones” el 24 de Junio de 2011
   
   
O en el obispo primado de la Iglesia Episcopaliana Michael Bruce Curry durante el casamiento del entonces príncipe Enrique de Mountbatten-Windsor y Spencer y la actriz Rachel Meghan Markle Ragland en ceremonia presidida por Justin Welby (que dicho sea de paso, desmintió que ellos le habían pedido oficiar la boda en el jardín del castillo de Kensington).
    
    
¿Será que ese sacerdote-presbítero de la FSSP no tenía a mano un Misal de fieles (o en su defecto, un folleto con el propio de la Misa) –que vienen con los textos a dos columnas–, o simple y llanamente no quiso usarlo? No sabríamos decir, pero sí que está en desobediencia, por una parte porque la norma general es que primero se lee el pasaje escritural en latín y luego en vernáculo (cuya versión debe coincidir con el texto litúrgico), y por la otra porque en 2017, el entonces prefecto conciliar del Culto Divino Robert Sarah dijo en relación al Oficio Divino (que es junto a la Misa la otra forma de culto litúrgico de la Iglesia):
«Quizá sea práctico y conveniente rezar el breviario con mi propio teléfono móvil o tableta u otro dispositivo electrónico, pero no lo vale: esto desacraliza la oración. Estos aparatos no son instrumentos consagrados y reservados para Dios, sino que ¡los usamos para Dios y también para cosas profanas! Los dispositivos electrónicos deben ser apagados, o mejor, ser dejados en casa cuando vamos a adorar a Dios».
Y cinco años antes, Mons. John Harrison, párroco de la catedral de San José de Dunedin, refiriéndose a la prohibición por los obispos de Nueva Zelanda al uso de dispositivos electrónicos en la liturgia, dijo que «usando estos dispositivos, puedes confundir fácilmente lo sagrado y lo secular, además de ser un distractor para la congregación».
   
En síntesis, ése es uno de los síntomas de la modernización dentro de la FSSP, que como se sabe, es parte de la “Alta Iglesia Novusordiana” creada a partir del motu próprio “Ecclésia Dei afflícta” del 2 de Julio de 1988 para contrarrestar a la Fraternidad San Pío X y al sedevacantismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)