Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

martes, 28 de julio de 2020

NOVENA A SAN JOAQUÍN Y SANTA ANA

Novena dispuesta por un Carmelita Descalzo, y publicada en Barcelona en 1800, con aprobación eclesiástica. Se publica en esta bitácora a instancias de un devoto de San Joaquín y Santa Ana, en desagravio al manto de duda que Bergoglio tendiera sobre ellos el domingo 26 de Julio de 2020.
  
ADVERTENCIA QUE DEBE OBSERVAR EL DEVOTO DE SAN JOAQUÍN Y SANTA ANA, PARA CONSEGUIR POR MEDIO DE ESTOS DEVOTOS SANTOS LO QUE DESEA
Antes de prescribir algunas deprecaciones con que el devoto de San Joaquín y Santa Ana explique su afecto a estos Gloriosos Santos, es menester advertirle que para lograr su proteccion más cumplidamente, se determine a imitar en cuanto le fuere posible sus Virtudes, para que así tenga mas cumplido efecto su petición.
   
Pues, como dijo Cristo Señor nuestro por San Mateo, c. 7. n. 21: «Non omnis qui dicit mihi, Dómine, Dómine, intrábit in Regnum Cœlórum: sed qui facit voluntátem Patris mei, qui in Cœlis est, ipse intrábit in Regnum Cœlórum», que quiere decir: no aquel que dice: Señor, Señor, invocando a Dios solo con las palabras, merecerá que Dios le asista para que entre en el Reino de los Cielos, sino aquel que haciendo la voluntad de Dios, observa sus preceptos, logrará el Reino de su Gloria. Porque como dice el mismo Señor en el capitulo, aquel que oyendo los ejemplos de Virtudes, se mueve a ejercitarlas, ese es semejante al que edifica su casa sobre piedra: «Omnis ergo qui áudit verba mea hæc, et facit ea, assimilábitur viro sapiénti, qui ædificávit domum suam supra petram». Y ya se ve que este es un Varón Sabio, que logra con mucha firmeza el fruto de su trabajo.
   
Pero al contrario, el que oye las palabras de Dios y no las pone por obra, perseverando en sus vicios, este, dice el mismo Señor, es semejante a un varón necio, que edifica su casa sobre arena: «Et omnis qui áudit verba mea hæc, et non facit ea, símilis erit viro stulto, qui ædificávit domum suam super arénam»: pues, si no queremos parecer al necio en su obra, sino al Sabio en la suya, menester es que veamos los ejemplos y virtudes de los Santos y los imitémos en cuanto pudiéremos, para entrar en el Reino de su verdadera devoción, y lograr por su medio lo que pretende.
   
Pues para que el verdadero devoto de San Joaquín y Santa Ana muestre con obras su amor, contemple sus Virtudes e imite sus ejemplos, limpiando primero su conciencia con un verdadero arrepentimiento de sus pecados; y si fuere (a juicio prudente del Confesor) más conveniente hacer confesión general, la haga, para que así logre mejor el fin de su Novena.
   
Hecho esto, dará cada uno según su posibilidad algunas limosnas, acordándose de las que hacían estos Santos, distribuyendo su hacienda en tres partes: la una para el Templo, en culto del Señor: la otra para los pobres; y la restante para el decente alimento de su familia, como dice San Jerónimo. Algunas nobles personas han experimentado su devoción, convidando el día de su Fiesta, o el de su Novena a un hombre, a una mujer, y a una hija suya, en memoria y culto de San Joaquín, Santa Ana y María Santisima su hija, regalándoles en ese día, y dalándoles algún decente vestido de limosna: y no dudo que la apreciará mucho Dios, y la estimarán en tanto grado estos Santos, que en la presencia Divina la corresponderán solicitando del Señor muchos auxilios y gracias para bien de sus almas: Y lo que pretenden conseguir por su medio lo alcanzarán del Señor, si conviene para gloria suya, que este norte hemos de llevar siempre en nuestras peticiones, para que sean aceptas en la presencia Divina. Dios nuestro Señor por su gran piedad y misericordia, prevenga a todas las almas con las bendiciones de su dulzura, para que le alaben. Amén.
   
NOVENA A SAN JOAQUÍN Y SANTA ANA, PADRES DIGNÍSIMOS DE MARÍA SANTÍSIMA
 
   
Por la señal ✠ de la Santa Cruz, de nuestros ✠ enemigos, líbranos Señor ✠ Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
  
ACTO DE CONTRICIÓN
Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, por ser Vos quien sois, Bondad infinita, y digno de ser amado sobre todas las cosas, me pesa en el alma de haberos ofendido, y propongo firmemente la enmienda, ofreciendo confesarme y apartarme de las ocasiones de ofenderos, y espero me perdonareis por los infinitos méritos de vuestra preciosa Sangre, dándome auxilios para perseverar en gracia hasta la muerte. Amén.
  
ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS
Gloriosos Santos Joaquín y Ana, Padres dignísimos de María Santísima, Madre de Dios y Señora nuestra, y Abuelos felicísimos de nuestro Divino Redentor Jesús. Yo, el más indigno de vuestros Devotos, postrado a vuestros pies, con rendido y humilde corazón os pido no despreciéis mis ruegos, sí antes bien con benignos ojos atended a mi necesidad y presentadla a vuestra Dulcísima Hija, para que sea introducida por su medio en la presencia del Santísimo Jesús su Divino Hijo: que con esta recomendación, no dudo será oída mi petición, y despachada en mi favor, para gloria suya. ¿Cómo puedo yo dejar de valerme de vuestra soberana protección, sabiendo que tenéis tanta mano en la presencia de Dios? ¿Cómo puedo yo dudar del favor, si interpone sus méritos vuestra Dulcísima Hija? ¿Y cómo he de juzgar yo os niegue esta Señora lo que justamente pedís? ¿Y cómo vuestro Divino Nieto, siendo tan rico en misericordia, os ha de negar lo que solicitáis en beneficio de vuestros Devotos? Aunque mis pecados lo desmerezcan, no obstante eso, Santos míos, interponed vuestros mérito con los de vuestra Santísima Hija, que con ellos ciertamente espero conseguir la gracia que por medio de vuestra poderosa intercesión suplico. Sea para alabar a Dios, sirviéndole perfectamente en esta vida, para gozarle después eternamente en la Gloria. Amén.
  
DÍA PRIMERO
ORACIÓN
Alegraos y gozaos, gloriosos Santos Joaquín y Ana, de la grande y sublime dignidad para que Dios os crió, eligiéndoos entre todas las criaturas para que fueseis Padres de María Santísima, y Abuelos felicísimos de nuestro Divino Redentor Jesús. Y pues con esta ilustre regalía os hizo Dios manantiales de las gracias y misericordias que había de comunicar al cuerpo místico de su Iglesia: Os suplico, Santos míos, os sirváis de conseguir a mi alma (aunque sea la más indigna de todas) los favores que acostumbráis repartir entre aquellas que os sirven con rendido afecto y obsequioso cariño. Y así, por esa tan gran gloria con que sois venerados de toda la Corte del Empíreo, os pido me alcancéis del Señor el perdón de todos mis pecados, con un dolor grande en mi corazón, para que viviendo ajustado a todas las obligaciones de mi estado, merezca lograr en esta vida la divina gracia, con todas aquellas que necesito, para que persevere en su santo servicio, hasta conseguir la eterna gloria. Amén.
   
GOZOS A SAN JOAQUÍN Y SANTA ANA
   
Pues por Hija os dio el Señor
A su Madre Soberana,
Sed nuestro amparo y favor,
Gloriosos Joaquín y Ana.
   
Entre las Familias todas
Os escogió el Padre Eterno,
Porque de tan santas Bodas
Naciese contra el Infierno
A ser su espanto y terror
La Estrella de la mañana.
Sed nuestro amparo y favor,
Gloriosos Joaquín y Ana.
Padre nuestro, Ave María y Gloria.
   
Siendo de Jesús Abuelos,
Disteis remedio eficaz
A los venenosos duelos
De la Serpiente sagaz,
Endulzando el sinsabor
De aquella triste manzana.
Sed nuestro amparo y favor,
Gloriosos Joaquín y Ana.
Padre nuestro, Ave María y Gloria.
   
En vuestra vida Santa
Jamás cupo reprehensión
Pues si toda fue perfección,
Según Jerónimo canta:
No manchó vuestro candor,
Ninguna culpa liviana.
Sed nuestro amparo y favor,
Gloriosos Joaquín y Ana.
Padre nuestro, Ave María y Gloria.
   
Estériles estuvisteis
Por años muy dilatados,
Y teniéndoos por culpados
Grave penitencia hicisteis,
Castigándoos con rigor
En Oración cotidiana.
Sed nuestro amparo y favor,
Gloriosos Joaquín y Ana.
Padre nuestro, Ave María y Gloria.
   
Siendo del Templo arrojados,
En un Desierto habitasteis,
Y en la soledad lograsteis
El ser de Dios consolados;
Gabriel fue el anunciador
De MARÍA Soberana.
Sed nuestro amparo y favor,
Gloriosos Joaquín y Ana.
Padre nuestro, Ave María y Gloria.
   
Con tan alegre Embajada
A vuestra casa volvisteis,
Y a Dios mil gracias le disteis
Junto a la Puerta Dorada,
Recuperando el honor
Que os quitó turba villana.
Sed nuestro amparo y favor,
Gloriosos Joaquín y Ana.
Padre nuestro, Ave María y Gloria.
   
Llorando de noche y día,
A Dios agradasteis tanto,
Que lograsteis a MARÍA,
Por fruto de vuestro llanto:
Siendo admiración mayor
En vuestra edad tan anciana.
Sed nuestro amparo y favor,
Gloriosos Joaquín y Ana.
Padre nuestro, Ave María y Gloria.
   
Su Celestial Compañía,
Más frutos en breve rato
Os causó, que os causaría
De los Ángeles el trato
Así lo enseña un Autor,
Con devoción pura y sana.
Sed nuestro amparo y favor,
Gloriosos Joaquín y Ana.
Padre nuestro, Ave María y Gloria.
   
De amor singular fineza
Fue el ofrecerla en el Templo,
Oara dar al Mundo ejemplo
Privándoos de su belleza,
Porque sirviese al Señor
Desde su Niñez temprana.
Sed nuestro amparo y favor,
Gloriosos Joaquín y Ana.
Padre nuestro, Ave María y Gloria.
      
LETANÍAS LAURETANAS
Señor, ten piedad de nosotros.
Jesucristo, ten piedad de nosotros
Señor, ten piedad de nosotros
   
Cristo, óyenos
Cristo, escúchanos.
  
Dios Padre celestial, ten piedad de no­sotros.
Dios Hijo Redentor del mundo, ten pie­dad de nosotros.
Dios Espíritu Santo, ten piedad de nosotros.
Santísima Trinidad que eres un sólo Dios, ten piedad de nosotros.
  
Santa María, ruega por nosotros.
Santa Madre de Dios, ruega por nosotros.
Santa Virgen de vírgenes, ruega por nosotros.
Madre de Cristo, ruega por nosotros.
Madre de la Iglesia, ruega por nosotros.
Madre de la Divína gracia, ruega por nosotros.
Madre purísima, ruega por nosotros.
Madre castísima, ruega por nosotros.
Madre inviolada, ruega por nosotros.
Madre incorrupta, ruega por nosotros.
Madre amable, ruega por nosotros.
Madre admirable, ruega por nosotros.
Madre del Buen Consejo, ruega por nosotros.
Madre del Creador, ruega por nosotros.
Madre del Salvador, ruega por nosotros.
Virgen prudentísima, ruega por nosotros.
Virgen venerable, ruega por nosotros.
Virgen laudable, ruega por nosotros.
Virgen humildísima, ruega por nosotros. 
Virgen poderosa, ruega por nosotros.
Virgen clemente, ruega por nosotros.
Virgen fiel, ruega por nosotros.
Espejo de justicia, ruega por nosotros.
Trono de la Sabiduría, ruega por nosotros.
Causa de nuestra alegría, ruega por nosotros.
Vaso espiritual, ruega por nosotros.
Vaso honorable, ruega por nosotros.
Vaso de insígne devoción, ruega por nosotros.
Rosa mística, ruega por nosotros.
Torre de David, ruega por nosotros.
Torre de marfil, ruega por nosotros.
Casa de oro, ruega por nosotros.
Arca de la Alianza, ruega por nosotros.
Puerta del Cielo, ruega por nosotros.
Estrella de la mañana, ruega por nosotros.
Arca de salvación, ruega por nosotros.
Mística ciudad de Dios, ruega por nosotros.
Adoratriz perpetua de Jesús Sacramentado, ruega por nosotros.
Salud de los enfermos, ruega por nosotros.
Refugio de los pecadores, ruega por nosotros.
Consuelo de los afligidos, ruega por nosotros.
Auxilio de los Cristianos, ruega por nosotros.
Corredentora del género humano, ruega por nosotros.
Medianera de todas las gracias, ruega por nosotros.
Terror de los demonios, ruega por nosotros.
Exterminadora de todas las herejías, ruega por nosotros.
Reina Inmaculada, ruega por nosotros.
Reina de los Ángeles, ruega por nosotros.
Reina de los Patriarcas, ruega por nosotros.
Reina de los Profetas, ruega por nosotros.
Reina de los Apóstoles, ruega por nosotros.
Reina de los Mártires, ruega por nosotros.
Reina de los Confesores, ruega por nosotros.
Reina de las Vírgenes, ruega por nosotros.
Reina de todos los Santos, ruega por nosotros.
Reina concebida sin mancha de pecado, ruega por nosotros.
Reina asunta a los Cielos, ruega por nosotros.
Reina del Santísimo Rosario, ruega por nosotros.
Reina del clero, ruega por nosotros.
Reina de la Iglesia, ruega por nosotros.
Reina de la familia, ruega por nosotros.
Reina de la paz, ruega por nosotros.
  
Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, perdónanos Señor.
Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, escúchanos Señor.
Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, ten piedad de nosotros.
  
℣. Salva, Señor, a tu siervo.
℟. Que espera en ti, Dios mío.
℣. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.
℟. Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.
℣. Señor, escucha mi oración.
℟. Y llegue a ti mi clamor.
   
ORACIÓN
Protege, oh Señor, a tus siervos con las armas de paz: y haz que quienes confían en el patrocinio de la Bienaventurada siempre Virgen Santa María, estén seguros contra todos los enemigos. 
   
Oh Dios, que preferiste ante todos tus Santos al bienaventurado San Joaquín para ser el Padre de la Madre de tu Hijo: concédenos te suplicamos, que cuantos veneramos su Fiesta podamos gozar siempre de su patrocinio.
   
Oh Dios, que te dignasteis conceder a Santa Ana la gracia de dar al mundo a la Madre de tu Unigénito Hijo, haz, por tu misericordia, que nos ayude junto a Ti la intercesión de aquélla cuya fiesta celebramos. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.
  
En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
   
DÍA SEGUNDO
Por la señal...
Acto de contrición y Oración para todos los días.
   
ORACIÓN
Alegraos, y gozaos, Gloriosos Santos Joaquín y Ana, de la incomparable gloria que gozáis en premio de las heroicas virtudes que ejercitasteis, habiendo merecido por ellas el que Dios os uniese en casto y santo Matrimonio, para que de él naciese la pureza de las Vírgenes y ejemplar de toda virtud y santidad, María Santísima, vuestra dulcisima Hija. Por esta tan grande gloria, os pido me alcancéis de vuestro benignísimo Jesús una conformidad y unión grande con la voluntad de Dios, para que enlazado con este Señor el vínculo de la caridad y amor, merezca conseguir todo aquello que me puede conducir para verle y alabarle por eternidad de siglos en la Gloria. Amén.
  
Pedir la gracia que se desea recibir. Los Gozos, la Letanía y la Oración se rezarán todos los días.
    
DÍA TERCERO
Por la señal...
Acto de contrición y Oración para todos los días.
   
ORACIÓN
Alegraos y gozaos, gloriosos Santos Joaquín y Ana, abogados míos y dulce consuelo de mi corazón, por aquel inefable gozo que tuvisteis cuando después de aquellas amargas lágrimas, austeros ayunos, continuadas afrentas y rigurosas penitencias, merecisteis el que Dios oyese vuestros clamores, y por medio del Arcángel San Gabriel os anunciase la más fecunda virtud que admiró el mundo, para un universal regocijo y alegría de todo el género humano, de que yo también os doy la feliz enhorabuena: por esta tan suma alegría con que Dios enjugo vuestras lágrimas y atendió a vuestros clamores, os pido atendáis a mis suplicas y me alcancéis del Señor una feliz y dichosa muerte, para que llorando mis culpas, con el auxilio de la gracia, merezca acompañaros en la alegría eterna de la Gloria. Amén.
  
Pedir la gracia que se desea recibir. Los Gozos, la Letanía y la Oración se rezarán todos los días.
   
DÍA CUARTO
Por la señal...
Acto de contrición y Oración para todos los días.
   
ORACIÓN
Alegraos y gozaos, Gloriosos Santos Joaquín y Ana, de aquel grande y extremado gozo que ocuparía vuestras Almas, con la noticia de la Concepción Purísima, sin mancha de pecado original, con que había de ser privilegiada vuestra Santísima Hija, para que fuese digno Tabernáculo donde se había de reclinarla Majestad Inmensa de un Dios. Por esta tan grande alegría y singularísimo gozo, os pido me alcancéis de Dios una pureza grande en mi conciencia, para que sujetos mis apetitos y pasiones, pueda sin tropiezo alguno caminar mi alma por los caminos rectos de la virtud, hasta conseguir el Celestial Reino, a donde espero alabar a Dios en compañía vuestra. Amén.
  
Pedir la gracia que se desea recibir. Los Gozos, la Letanía y la Oración se rezarán todos los días.
   
DÍA QUINTO
Por la señal...
Acto de contrición y Oración para todos los días.
   
ORACIÓN
Alegraos y gozaos, Gloriosos Santos Joaquín y Ana, por la singular gloria e inefable gozo que tuvisteis. Y especialmente, ¡oh Santísima Ana!, del que gozasteis, cuando sin dolor alguno sacaste a luz a la que había de ser gozo, alegría y luz del mundo todo María Santísima, vuestra Dulcísima Hija. Por esta tan suma gloria, con que entre ambos visteis cumplida la promesa de Dios, con tanta honra entre todos los Santos Patriarcas, y Profetas del antiguo Testamento: os pido me alcancéis de Dios una ilustración en mi alma, para que conociendo y amando su gran bondad y misericordia, le agradezca las divinas gracias y soberanos Dones que comunicó a esa Señora, de que yo me gozo y alegro; pues por su intercesión espero gozar la luz clara de la eterna gloria. Amén.
  
Pedir la gracia que se desea recibir. Los Gozos, la Letanía y la Oración se rezarán todos los días.
    
DÍA SEXTO
Por la señal...
Acto de contrición y Oración para todos los días.
   
ORACIÓN
Alegraos y gozaos, dichosísimos entre todos los Santos Joaquín y Ana, por el sumo e imponderable gozo con que tenderíais en vuestros brazos, dando tiernos ósculos de dulce y santo amor, a vuestra hermosísima Hija María Santísima, criatura la más perfecta y agraciada que creó la mano poderosa de Dios, a quien el Eterno Padre adoptó por Hija, el Hijo por Madre y el Espíritu Santo por Esposa. Por este inefable gozo con que estarían bañadas vuestras almas, alabando a Dios, y magnificando su gran bondad y misericordia, os pido asistáis a mi alma en todas sus angustias y tribulaciones, librándola de las astucias de mi enemigo, para que, gozándome con esta protección en la tierra, le alabe eternamente en la gloria. Amén.
  
Pedir la gracia que se desea recibir. Los Gozos, la Letanía y la Oración se rezarán todos los días.
    
DÍA SÉPTIMO
Por la señal...
Acto de contrición y Oración para todos los días.
   
ORACIÓN
Alegraos y gozaos, Gloriosos Santos Joaquín y Ana, por el inefable gozo que tendríais con la noticia de que vuestra dulcísima Hija había de ser Madre del Redentor del mundo, ilustrada con la suprema regalía de los Ángeles y Abogada de los pecadores; por cuyos medios innumerables almas, dejando el miserable estado de la culpa, habían de llegar a tanta eminencia de perfección y gracia, que con ella llenasen las sillas que dejaron vacías los apostatas Ángeles en el Cielo. Por este tan sumo gozo que siempre tenéis, os pido me alcancéis del Señor un ardentísimo amor de Dios, para que alabando y magnificando su gran bondad y misericordia, merezca conseguir en esta vida su gracia, para alabarle después eternamente en su gloria. Amén.
  
Pedir la gracia que se desea recibir. Los Gozos, la Letanía y la Oración se rezarán todos los días.
    
DÍA OCTAVO
Por la señal...
Acto de contrición y Oración para todos los días.
   
ORACIÓN
Alegraos y gozaos, Gloriosos Santos Joaquín y Ana, dignísimos Padres de María Santísima, por el grande obsequio y divino amor con que este abrasaría vuestras almas, cuando ofrecisteis a Dios del fruto de vuestras Virtudes, para que en el ejercicio de la castidad y altísima contemplación, alabase a su Divino Creador en el Templo. Por esta Santísima caridad con que la desprendisteis de vuestros brazos para volverla agradecidos al Señor, os pido presentéis a Dios mis necesidades y este corto obsequio, rendido a vuestra grandeza, para que vuestro benignísimo Jesús, compadecido de mi alma, ilustre mi entendimiento, inflame mi voluntad y rectifique mi corazón, para que, con toda mi alma, voluntad, amor y entendimiento, le sirva, alabe y venere, hasta llegar a gozarle en el Templo de su gloria. Amén.
  
Pedir la gracia que se desea recibir. Los Gozos, la Letanía y la Oración se rezarán todos los días.
   
DÍA NOVENO
Por la señal...
Acto de contrición y Oración para todos los días.
   
ORACIÓN
Alegraos y gozaos, Gloriosos Santos Patrones míos, Joaquín y Ana, por la suma gloria e inefable gozo que tenéis en el Cielo, viendo a vuestra Santísima Hija exaltada sobre todos los Coros de los Ángeles, Arcángeles, Tronos, Potestades, Virtudes, Dominaciones, Querubines y Serafines, con todos los Santos y Cortesanos del Empíreo, venerándola como a su Reina y Señora. Por aquel sumo e imponderable gozo que tenéis cuando esa hermosísima Señora inclina sus cariñosos ojos a vuestra presencia, reconociéndoos por dignísimos y amantísimos Padres: os suplico le pidáis el remedio de todas mis necesidades, así espirituales como temporales, si han de servir para gloria de Dios, y vuestra. Y con este seguro quedo consolado, Santos míos, esperando por medio de vuestra intercesión el remedio, que sea para alabar a Dios con toda esa Familia Sacra por eternidad de siglos en la gloria. Amén.
  
Pedir la gracia que se desea recibir. Los Gozos, la Letanía y la Oración se rezarán todos los días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)