Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

viernes, 12 de noviembre de 2021

ESTADOS UNIDOS: OTRO PRESBÍTERO CONDENADO POR POSESIÓN DE PORNOGRAFÍA INFANTIL

Traducción del Comentario de los Padres de TRADITIO, ampliado en algunos detalles.
   
El presbítero Robert D. McWilliams inclina su cabeza en vergüenza ante el estrado judicial, mientras es sentenciado a cadena perpetua por tráfico sexual de menores en 128.000 fotografías y vídeos, y pagándoles a menores para involucrarse en actos sexuales a fin de producir el contrabando.
McWilliams también el falso “rito de reconciliación” conciliar para entrampar a los niños.
    
El 9 de Noviembre de 2021, una juez federal de Estados Unidos en Cleveland (Ohio), condenó al presbítero conciliar Robert D. McWilliams a cadena perpetua por ocho cargos de tráfico sexual de menores, con cargos adicionales de pornografía infantil y explotación infantil. Al pronunciar la severa sentencia contra el presbítero, la jueza Sara Elizabeth Lioi declaró: «Su conducta es más allá de lo serio y demanda una sentencia apropiadamente larga». Solo en Estados Unidos están pendientes cientos de casos, por no hablar del resto del mundo, contra presbíteros actuales reportando en últimas a Francisco Bergoglio, el tercer antipapa pedófilo.
    
“Bobby” McWilliams es representativo de la nueva cosecha de presbíteros conciliares, que son mucho peores que las generaciones anteriores. Él fue “instalado” presbítero (la Iglesia Conciliar no tiene sacerdotes ordenados desde la adopción en 1968 de un ordinal protestantizado) el 19 de Mayo de 2017 por Daniel Edward Thomas Weber, obispón de Toledo (Ohio) y a la sazón administrador apostólico de la diócesis de Cleveland hasta la posesión de Nelson Jesús Pérez en dicha sede, y fue originalmente arrestado el 5 de Diciembre de 2019. Así, le tomó solo dos años al presbítero usar su falsa “instalación” para depredar a los niños. Los investigadores federales allanaron la parroquia de San José de Strongsville, donde encontraron 128.000 fotos y vídeos de pornografía infantil. Se halló que McWilliams pagó a dos menores para involucrarse en actos sexuales a fin de producir el contrabando.
   
Sin embargo, peor que estos crímenes fue la comisión por parte de McWilliams del más atroz y casi imperdonable crimen para un clérigo, el de “solicitación”, por el cual usaba el falso rito no sacramental novusordiano de “Reconciliación” para entrampar a los menores [Parte de la información para este Comentario proviene del National Catholic Register].
   
Católicos tradicionales, el tercer antipapa pedófilo Francisco Bergoglio y sus obispones secuaces han consentido por años las peores canalladas actuando en sus nombres como presbíteros conciliares. De hecho, como recientemente informamos en estos Comentarios diarios, Bergoglio absolvió personalmente a cuatro obispones alemanes (Rainer Maria card. Woelki de Colonia, Stefan Heße de Hamburgo y los obispones auxiliares Ansgar Puff y Dominik Schwaderlapp de Colonia) acusados de crímenes contra menores, cuando incluso sus mismos colegas obispones se volvieron contra ellos. La Iglesia novusordiana, conducida por antipapas, es una organización apóstata e inmoral que continúa siendo cómplice en los crímenes más viles contra los niños mientras los conciliares como el presbítero Matthew P. Schneider LC continúan llamando blasfemamente a Bergoglio como “Santo Padre”. Los conciliares no pueden alegar ignorancia. Ahora son tan culpables bajo la ley de Cristo como los antipapas ante los cuales doblan la rodilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)