Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

sábado, 6 de noviembre de 2021

RATZINGER SE ALEGRA DE SU AMISTAD CON EL PATRIARCA FANARIOTA


En un simposio realizado ayer 5 de Noviembre de 2021 en la Facultad Católica de la Universidad de Friburgo (Suiza), en memoria del 10.º aniversario del fallecimiento de Damasceno (nacido Basilio) Papandreou, primer metropólita de Suiza para el Patriarcado de Constantinopla, fue leída la siguiente carta escrita por Benedicto XVI Ratzinger:
   
  
TRADUCCIÓN
Benedicto XVI
Papa Emérito
   
Estado Vaticano
11 de Octubre de 2021
   
Señor
Padre Dr. hab. STEFANOS ATHANASIOU
Abadía de Wilhering
Zimmerwaldstraße 30
   
3122 Kehrsatz
SUIZA
   
¡Muy estimado Señor Metropólita Máximo (Pothos) de Suiza, muy estimado Señor Doctor Athanasiou!
   
En realidad, me resulta incomprensible que hayan pasado diez años desde la muerte del Metropólita Damasceno Papandreou en Suiza. Fue un regalo muy especial de la Providencia que poco después de mi comienzo en Bonn (1959) aparecieran dos archimandritas ortodoxos para estudiar teología en las dos facultades teológicas: la católica y la protestante. Esto fue algo nuevo e inesperado en el sentido de que hasta entonces los estudiantes ortodoxos nunca estudiaron en las facultades católicas, sino exclusivamente en las facultades protestantes y las denominadas cristianas católicas (= veterocatólicas) en Berna.
   
Ambos archimandritas se han hecho amigos míos. Desafortunadamente, el amigo Estiliano Harkianakis, que luego se convirtió en metropólita de Australia, asumió una posición rigurosa que enfrió nuestra amistad.
  
La amistad con el metropólita Damasceno Papandreou ha crecido aún más y con ella el dolor por su prematura muerte. Pero el fruto de una viva relación interior con la ortodoxia se ha mantenido y sigue creciendo en la amistad que me conecta cada vez más con el Patriarca Ecuménico.
   
Con mis mejores deseos y bendiciones, soy,
   
En Nuestro Señor,
  
(Fdo.) BENEDICTO XVI
Los impulsos para el simposio provinieron del propio “Papa Emérito”, del cardenal Kurt Koch (Presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos), el arzobispo Job Getcha (representante permanente del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla en el Consejo Mundial de Iglesias en Ginebra), y la experta ecuménica de Friburgo Barbara Hallensleben (quien leyó la misiva arriba indicada).
   

Nacido en 1936 en la Etolia griega, Basilio Papandreou ingresó al Seminario Teológico ortodoxo de Halki entre 1955 y 1959. Siendo ordenado hierodiácono (diácono monje) con el nombre de Damasceno en 1959, estudió posgrado en filosofía y teología en las universidades alemanas de Marburgo y Bonn (donde el padre Ratzinger era profesor en ese entonces) respectivamente, con énfasis en filosofía de la religión y en historia eclesiástica general, y dos años después fue ordenado hieromonje (sacerdote monje) y creado archimandrita (abad superior) ppara los trabajadores griegos en Bonn. En 1965, el patriarca fanariota Atenágoras I Spirou le nombró jefe de los monjes ortodoxos en la comunidad ecuménica de Taizé, y al año siguiente, recibió el doctorado en teología de la Universidad de Atenas con su tesis «La creación y organización de la Iglesia Armenia hasta el IV Concilio Ecuménico». En 1969 fue nombrado director del Centro Ortodoxo de Chambésy (Suiza), y al año siguiente metropolita titular de Trajanópolis. En 1982 fue nombrado metropólita de Suiza y Francia, ocupando esa sede hasta 2003, cuando renunció por motivos de salud, siendo designado metropólita titular de Adrianópolis.
   
Damasceno Papandreou (tercero desde la derecha) en el Katholikentag de Berlín de 1990. Los otros personajes son (de izquierda a derecha) el obispo luterano Gottfried Forck, el cardenal Georg Maximilian Sterzinsky, el obispo ortodoxo ruso Germán (Genadio) Timoféyev de Viena y Austria, el pastor Schirmer y el obispo siríaco Mar Julio Jesús Çiçek.
   
Damasceno participó como asesor teológico de la Delegación del Patriarcado Ecuménico en la IV Asamblea General del Consejo Mundial de Iglesias en Uppsala (Suecia) en 1968. En 1974, como profesor en la Facultad de Teología Católica Romana en la Universidad de Lucerna, participó en la consulta “Koinonía” organizada por la Fundación Pro Oriente, que preparó el diálogo teológico entre las Iglesias Ortodoxa y Católica, que comenzaría oficialmente seis años después. Desde 1980 fue Copresidente de la Comisión Mixta para el Diálogo de la Iglesia Ortodoxa con la Iglesia Veterocatólica, y desde 1988 Copresidente de la Comisión para el Diálogo entre la Iglesia Ortodoxa y las Antiguas Iglesias Orientales. Jugó un papel fundamental en la preparación del abortado Concilio Pan-Ortodoxo de 2016.
   
A diferencia de la Iglesia Católica, los cismáticos “ortodoxos” se someten al Estado a cambio de reconocerlos como iglesia nacional. Además, no se puede hablar colectivamente de “los ortodoxos” ya que al carecer (y rechazar) de un primado jurisdiccional, no hay unidad entre ellos: por ejemplo, los rusos están a punto de excomulgar al controvertido Patriarca fanariota Bartolomé I Archondionis, el “entrañable amigo” de Ratzinger (que en aras del ecumenismo “renunció” al título papal de Patriarca de Occidente en 2008) y Bergoglio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)