Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

jueves, 11 de noviembre de 2021

«MUCHOS SE DESVIARON DEL CAMINO Y VAN EN POS DE SATANÁS»

«Ved pues lo que os escribo a todos: no querais amar al mundo, ni las cosas mundanas. Si alguno ama al mundo, no habita en él la caridad o amor del Padre; porque todo lo que hay en el mundo, es concupiscencia de la carne, concupiscencia de los ojos, y soberbia u orgullo de la vida: lo cual no nace del Padre, sino del mundo. El mundo pasa, y pasa tambien con él su concupiscencia o todos sus atractivos. Mas el que hace la voluntad de Dios, permanece eternamente. Hijitos míos, esta es ya la última hora o edad del mundo [1]; y así como habeis oido que viene el Anticristo, así ahora muchos se han hecho Anticristos: por donde echamos de ver, que ya es la última hora. De entre nosotros o de la Iglesia han salido, mas no eran de los nuestros o del número de los Verdaderos fieles: que si de los nuestros fueran, con nosotros sin duda hubieran perseverado en la fe; pero ellos se aportaron de la Iglesia, para que se vea claro que no todos son de los nuestros o que también hay entre nosotros falsos hermanos. Pero vosotros habeis recibido la unción del Espíritu Santo [2], y de todo estais instruidos. No os he escrito como a ignorantes de la verdad, sino como a los que la conocen y la saben; porque ninguna mentira procede de la verdad, que es Jesucristo. ¿Quién es mentiroso, sino aquel que niega que Jesús es el Cristo o Mesías? Este tal es un Anticristo, que niega al Padre y al Hijo. Cualquiera que niega al Hijo o no reconoce a Jesús por Hijo de Dios, tampoco reconoce al Padre: quien confiesa al Hijo, tambien al Padre confiesa o reconoce. Vosotros estad firmes en la doctrina, que desde el principio habeis oído: si os mantenéis en lo que oísteis al principio, tambien os mantendréis en el Hijo y en el Padre. Y esta es la promesa que nos hizo él mismo, la vida eterna [la cual consiste en la unión con el Padre y el Hijo]. Esto os he escrito en orden a los impostores, que os seducen. Mantened en vosotrĺs la unción divina, que de Él recibísteis. Con eso no teneis necesidad que nadie os enseñe; sino que conforme a lo que la unción del Señor os enseña en todas las cosas, así es verdad, y no mentira. Por tanto estad firmes en eso mismo que os ha enseñado. En fin, hijitos míos, permaneced en Él, para que cuando venga, estemos confiados de ser reconocidos por hijos suyosy que al contrario no nos hallemos confundidos por él en su venida. Y pues sabeis que Dios es justo, sabed igualmente que quien vive según justicia, o ejercita las virtudes, es hijo legítimo del mismo». (Epístola 1.ª del Apóstol San Juan, cap. II, 15-29/Versión de Mons. Félix Torres Amat).
  
NOTAS
[1] Varios intérpretes creen que habla aquí San Juan de la ruina del pueblo judaico, destrucción de Jerusalén y su Templo, etc., todo como figura de la ruina universal del mundo. Véase cómo hablaba Jesucristo, Matth. XXIV, v. 24.—Joann. V, v. 43.
[2] Joann. XVI, v. 13.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)