Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

domingo, 7 de noviembre de 2021

NUEVA ZELANDA: OBISPOS ACEPTAN COMO “BUENA FE” LA EUTANASIA

Noticia tomada de GLORIA NEWS.
    
   
Los obispos de Nueva Zelanda aceptan de facto una nueva ley de eutanasia “End-of-Life Choice Act” [Ley para Decidir el fin de la vida] que entra en vigor el 7 de Noviembre.
    
Las cinco páginas de las verborrágicas directrices para los sacerdotes califican de “signo de buena intención” el hecho de que las personas que planean suicidarse soliciten acompañamiento espiritual. Al hablar sobre la “muerte asistida” los obispos esperan que se conceda la petición de los que quieren suicidarse.
    
Dicen que es “apropiado” dar los sacramentos a los suicidas que los solicitan, y afirman que los sacerdotes (“ministros”) tienen derecho a suponer que un suicida que transgrede conscientemente el quinto mandamiento (“no matarás”) y pide los sacramentos “lo hace de buena fe”.
     
Los obispos piden a los sacerdotes que “afirmen la misericordia de Dios” al presidir los funerales de los suicidas a sangre fría. Para los sacerdotes que ven a través de la bolsa de trucos episcopal, las directrices proponen la solución anglicana: un sacerdote que no está dispuesto a sonreír y soportar, puede optar por salir, pero debe encontrar otro sacerdote que cometa el crimen.
    
Según la fe católica, el suicidio es un mal castigado por Dios con el infierno. Por eso la misericordiosa Iglesia Católica antes del Vaticano II hizo todo lo posible para prevenirlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)