Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

martes, 9 de noviembre de 2021

TATUAJES GRATIS PARA COMPENSAR LA INSUBSTANCIALIDAD NOVUSORDIANA

Elementos tomados de GLORIA NEWSFRANKFURTER NEUE PRESSE (Alemania), KATH.CH (Suiza) y GAZZETTA DEL SUD (Italia).
   
    
La gótica iglesia capuchina de Nuestra Señora en Fráncfort del Meno (Alemania) ofreció el 23 de Octubre tatuajes gratis de palabras o frases preseleccionadas como “Paraíso” o “In Nómine Patris”, dentro de la campaña «Tätowieren vor dem Altar» (Tatuar ante el altar), que hacía parte de la Convención Internacional de Tatuajes que se llevaba a cabo en dicha ciudad.
   
Durante la jornada, que se llevó a cabo entre las 13:00h y 15:00h y las 18:30h y 21:30h, treinta personas (entre ellas Vanessa Sas, de 26 años –en la foto–) recibieron un tatuaje por el famoso tatuador estutgartense Silas Becks, de 39 años, mientras que 200 más fueron dejadas. El interés por el evento fue considerado un éxito por parte de Markus Breuer, responsable de la educación católica de adultos (Katholischen Erwachsenenbildung) en la diócesis de Limburgo, por tanto, el evento se repetirá. Fráncfort es parte de la diócesis de Limburgo dirigida por Georg Bätzing, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Alemania.
     
Hablando con un medio local de las llagas de Cristo, el presbítero Paulus (nacido Bernhard Gerhard) Terwitte OFM Cap., de 62 años (quien para más inri “bendijo” la tinta y las agujas de tatuaje), las comparó con un tatuaje, diciendo: «el Hijo de Dios fue tatuado con los estigmas». «Cristo es un tatuaje que ha quedado grabado en toda la creación. El bautismo es un tatuaje que nunca se desvanece. Estas impresiones nunca se pierden. El anhelo por los tatuajes es un anhelo por lo inmortal en tiempos de la sociedad del descarte», agregó.
    
L’Osservatore Romano, el diario semi-oficial del Vaticano, tuvo (como cosa rara) la cachaza de dedicar un artículo completo a este hecho, donde Breuer afirmaba que «tatuarse la piel no es incompatible con la religión cristiana y hacerse un tatuaje frente al altar no puede considerarse un acto de profanación», trayendo que los franciscanos en Jerusalén, Loreto o los Balcanes acostumbraban tatuar a los peregrinos que acudían a tales lugares, como si tratara de los sellos en los libros de viaje. Algo totalmente “RÜHREND” (PATÉTICO).
   
Aun antes de conocerse los peligros que tatuarse representa para la salud, la Sagrada Escritura prohíbe en Levítico 19, 28 los tatuajes y piercings por ser parte de los cultos idolátricos (incluso los paganos lo consideraban señal de esclavitud o de infamia). Además, la doctrina católica los considera una violación al Quinto Mandamiento de la Ley de Dios («No matarás») por ser un acto en el cual la persona se mutila sin necesidad. Cuando el tatuaje representa una criatura o es un motivo pagano, se actúa contra el Primer Mandamiento de la Ley de Dios («No tendrás otros dioses delante de Mí») por el pecado mortal de la idolatría; y cuando con ello se representan imágenes católicas (la cruz o la Virgen, por ejemplo) o frases bíblicas (creyendo que así lo hacen moral), se viola además el Segundo Mandamiento de la Ley de Dios («No tomarás el nombre del Señor tu Dios en vano»), porque constituye el pecado mortal de la blasfemia. En todo caso, los que andan con tales imágenes en sus cuerpos están declarando al mundo que persisten en pecado contra Dios, incurriendo en Obstinación en el pecado (que al ser uno de los pecados contra el Espíritu Santo, NO TIENE ABSOLUCIÓN POSIBLE).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)