Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

jueves, 21 de octubre de 2021

NOVENA EN HONOR A SAN ALONSO RODRÍGUEZ

Adaptación de la Novena publicada en el libro Vidas de los Santos de la Compañía de Jesús. Los Gozos, traducidos del catalán, son de la autoría del poeta Llorenç Moyà i Gilabert de la Portella.
      
NOVENA EN HONOR DE SAN ALONSO RODRÍGUEZ, DE LA COMPAÑÍA DE JESÚS
      
    
Por la señal ✠ de la Santa Cruz, de nuestros ✠ enemigos, líbranos Señor ✠ Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
    
ACTO DE CONTRICIÓN
Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador y Redentor mío, por ser Vos quien sois y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido; propongo firmemente nunca más pecar, y apartarme de todas las ocasiones de ofenderos, confesarme y cumplir la penitencia que me fuera impuesta. Ofrézcoos, Señor, mi vida, obras y trabajos, en satisfacción de todos mis pecados, y, así como lo suplico, así confío en vuestra bondad y misericordia infinita, que los perdonaréis, por los méritos de vuestra preciosísima Sangre, Pasión y Muerte, y me daréis gracia para enmendarme, y perseverar en vuestro santo amor y servicio hasta la muerte. Amén.
    
ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS DE LA NOVENA
Gloriosísimo y bienaventurado Alonso, que por vuestras grandes virtudes y méritos habéis conseguido tanta gloria en el cielo, donde reináis en compañía de los Ángeles y Santos; miradme á mí con ojos propicios, y alcanzadme del Señor la gracia de imitar vuestros heroicos ejemplos, y la que os pido en esta Novena, si es para mayor gloria de Dios, culto vuestro y salvación de mi alma. Amén.
          
DÍA PRIMERO – 21 DE OCTUBRE
Dios y Señor mío, a quien nadie puede agradar sin fe; os adoro y venero con toda mi alma, y os doy gracias por la viva fe que concedisteis a vuestro siervo San Alonso, el cual se gobernó siempre por las máximas que ella nos prescribe, y suspiraba con las más vivas ansias por plantarla en el corazón de todos los hombres con sus palabras y ejemplos. Conozco, Señor, lo poco que me he aprovechado de don tan precioso; y os suplico por la intercesión de San Alonso me concedáis gracia para que mis obras correspondan a mi fe, y que sepa confesarla y defenderla con valor para gloria vuestra y bien de mis prójimos. Concededme también lo que particularmente os pido en esta Novena, si es de vuestro agrado y bien de mi alma. Amén.
    
Ahora se reza tres veces el Padre nuestro y Ave María en honor de la Santísima Trinidad, dándole gracias por los favores particulares que concedió a San Alonso.
       
ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS
¡Oh amado protector mío San Alonso! Os doy mil enhorabuenas por el alto grado de gloria a que el Señor, justo remunerador de sus fieles siervos, os ha elevado, por haber sido modelo de todas las virtudes en los varios estados en que la Providencia os colocó, y particularmente en el de religioso, cuyas obligaciones con tanta exactitud desempeñasteis, procurando con todas vuestras fuerzas que el nombre de Jesús fuese de todos glorificado. Desde ese alto puesto que gozáis, dignaos inclinar la vista hacia mí, indigno devoto vuestro, que desde este destierro clamo a vos pidiendo vuestro amparo y patrocinio. Vos sabéis los muchos peligros que en este mundo nos rodean, y los grandes obstáculos que a cada paso encontramos en el camino de nuestra eterna salud. Interceded con el Señor, a fin de que imite yo vuestras virtudes, de tal manera, que por vuestra mediación logre ser participante de la bienaventuranza que vos gozáis, por los siglos de los siglos. Amén.
  
GOZOS
        
Ya que Dios os escogió
Y os marcaba un santo destino,
San Alfonso, sed guía
Del pueblo que os acogió.
   
En Segovia nacisteis
Amante de la humildad,
Pero en la Isla de Mallorca crece la espiga
De vuestra santidad
Y aquí fue, noche y día,
Como un oráculo divino.
San Alfonso, sed guía
Del pueblo que os acogió.
   
Como portero que la llave porta
Y abre y cierra el recibidor,
Si alguno tocaba a la puerta
Decíais: «Estoy aquí, Señor»,
Y abrís con alegría
Al caballero y al mezquino.
San Alfonso, sed guía
Del pueblo que os acogió.
      
Sólo erais hermano y no padre,
Pobre y rapado de cabellos,
Pero la gente más preclara
Buscaba vuestros consejos
Si el alma les desfallecía
Y las lágrimas hacían su camino.
San Alfonso, sed guía
Del pueblo que os acogió.
   
Llegando a Bellver, de azul
Mar que medio rodea el monte,
La Virgen Santa enjugaba
El sudor de vuestra frente,
El humilde sudor que os corría
Por la frente embalsamada de pino.
San Alfonso, sed guía
Del pueblo que os acogió.
   
Y allá el alcalde y sus hijos
Veían cómo dentro del alto palacio,
Os rodeaban, sencillas,
Las palomas de la paz,
Con ramas de olivo piadoso
En su pico adamantino.
San Alfonso, sed guía
Del pueblo que os acogió.
   
Nos fuisteis buen adjutor
Al decir a un padre cuaresmero
Que tendría purgatorio
Por predicar en forastero,
Solo por vana fantasía
Y desprecio del mallorquín.
San Alfonso, sed guía
Del pueblo que os acogió.
   
Cuando moristeis, oh desgracia,
Cuánta pena, cuánto espanto,
Pero a la Isla hicisteis gracia
De no olvidarla jamás,
Y el Gran Consejo, ¡loado sea!,
Os hizo protector y camino.
San Alfonso, sed guía
Del pueblo que os acogió.
   
En la correntía
Que nos quiere engullir,
San Alfonso, sed guía
Del pueblo que os acogió.
    
Antífona: He aquí el hombre que despreció el mundo, y triunfando de las cosas terrenas, conquistó con sus obras y palabras las riquezas del Cielo.
℣. El Señor condujo al Justo por caminos rectos.
℟. Y le mostró el reino de Dios.
   
ORACIÓN
Oh Dios, fortaleza de los frágiles y elevación de los humildes, que quisiste iluminar la fama de tu siervo San Alonso por el anhelo del yugo de las mortificaciones y su eximia humildad, concédenos que, siguiendo su ejemplo, perseveremos en seguir fielmente a tu Hijo en la mortificación de la carne y la humildad de la Cruz, y obtengamos la gloria eterna. Que vive y reina contigo por los siglos de los siglos. Amén.
      
En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
      
DÍA SEGUNDO – 22 DE OCTUBRE
Por la Señal…
Acto de Contrición y Oración Inicial.
    
Omnipotente y misericordiosísimo Señor, cuya bondad infinita fue el apoyo de la firme esperanza de San Alonso, el cual, confiado en vuestro poder y divinas promesas, se entregó todo en vuestras manos, seguro de que jamás le faltarla vuestro favor, aun en los lances más arriesgados; yo me confundo al ver mi desconfianza, y que en las ocasiones que se me han presentado, no sólo no he sabido poner mi esperanza en vuestro poder y fidelidad, sino que, despreciándola neciamente, he llegado a poner mi confianza en mis débiles fuerzas, o en el favor humano. Vos lo habéis visto. Dios mío, con cuánta facilidad he caído por lo mismo en las tentaciones que me han asaltado, y cuál ha sido mi abatimiento en las desgracias que me han sobrevenido. Compadeceos de mí, y concededme por los méritos de vuestro amado San Alonso una filial confianza como la suya, para que reposando tranquilamente en el seno de vuestra amorosa Providencia, logre la paz de vuestros escogidos. Dadme igualmente el favor que os pido en esta Novena á mayor gloria vuestra. Amén.
   
La Oración final y los Gozos se rezarán todos los días.
  
DÍA TERCERO – 23 DE OCTUBRE
Por la Señal…
Acto de Contrición y Oración Inicial.
    
Amantísimo Dios y Señor mío, cuyo Corazón divino arde siempre en amor al hombre; os ofrezco aquel incendio de caridad que abraso el corazón de vuestro siervo San Alonso, y que le hacía vivir absorto y enajenado de las criaturas, para no pensar ni hablar sino de Vos, y para no hacer cosa alguna sino por agradaros. Recibid, Señor, aquel ardor con que os amaba, y deseaba que todos os amasen, en desagravio de las ingratitudes con que hasta ahora os he correspondido. Vos me amáis desde la eternidad, y yo os he ofendido antes de conoceros, y después que os conozco no os amo, ni acabo de entregaros mi corazón. Comunicadme Dios mío, alguna parte de aquel fuego divino que inflamó tanto a Alonso, para que comience, aunque tarde, a amaros con toda mi alma, y persevere siempre en vuestro santo amor. También espero me concedáis el favor particular que os pido en esta Novena, si ha de ser para vuestra mayor gloria. Amén.
   
La Oración final y los Gozos se rezarán todos los días.
  
DÍA CUARTO – 24 DE OCTUBRE
Por la Señal…
Acto de Contrición y Oración Inicial.
    
Amorosísimo Señor, que nos disteis tantos ejemplos de caridad, haciéndoos hombre y padeciendo por nuestra salvación eterna, y que llenasteis a vuestro siervo, San Alonso, de caridad tan encendida en favor del prójimo, que le hacia acudir con la mayor diligencia al socorro de las necesidades espirituales y temporales de sus hermanos; dignaos concederme a mí, por su intercesión, aquel espíritu de caridad que me haga mirar con compasión las necesidades ajenas, y socorrerlas con generosidad según mis fuerzas. No permitáis. Dios mío, que sea otro el motivo de mi amor al prójimo sino Vos, y la observancia de vuestra santa Ley; y haced que a imitación de San Alonso, con mi ejemplo y oraciones logre ganaros las almas que redimisteis con vuestra preciosa Sangre, y la petición que os hago en esta Novena, si es de vuestro agrado y para bien de mi alma. Amén.
       
La Oración final y los Gozos se rezarán todos los días.
  
DÍA QUINTO – 25 DE OCTUBRE
Por la Señal…
Acto de Contrición y Oración Inicial.
    
Soberano Señor, que con tanta bondad os comunicáis a vuestros siervos; os doy gracias por este beneficio, y por el singular don de oración que concedisteis a vuestro favorecido San Alonso. Vos le comunicábais vuestros secretos, y le manifestábais vuestra voluntad, y Alonso salía de la oración todo encendido en vuestro amor a hacer lo que era de vuestro agrado, llegando hasta vivir en una continuada oración, sin poder separarse jamás de vuestra vista y comunicación amorosa. ¡Qué confusión la mía, que apenas estoy nunca recogido! ¡Y qué poco fruto saco yo de la oración! Perdonadme, Dios mío, y concededme por intercesión de vuestro siervo todas las disposiciones necesarias para aprovecharme de la oración, y para que este santo ejercicio produzca en mi alma los abundantes frutos que produjo en la suya. Os pido también el favor particular que solicito en esta Novena a mayor gloria vuestra. Amén.
   
La Oración final y los Gozos se rezarán todos los días.
  
DÍA SEXTO – 26 DE OCTUBRE
Por la Señal…
Acto de Contrición y Oración Inicial.
   
Dios y Señor de las virtudes, que a vuestro siervo San Alonso concedisteis heroica paciencia en las adversidades de esta vida; os suplico me concedáis á mí aquella resignación con que toleró las varias pruebas a que estuvo expuesto, y aquella alegría que conservó en medio de las ocasiones más críticas y dolorosas. ¡Cuántos méritos podría yo haber adquirido imitando sus ejemplos! ¡Y qué desgracia no ha sido la mía en haberos ofendido por mi demasiada delicadeza! No me queda otro recurso que llorar estas pérdidas, y pediros incesantemente por los méritos de San Alonso, me concedáis una perfecta conformidad con vuestra voluntad santísima, para que recibiéndolo todo como de vuestra mano, no me separe un punto de vuestras adorables disposiciones. Concededme igualmente la gracia que pido en esta Novena, si ha de ser para gloria vuestra. Amén.
   
La Oración final y los Gozos se rezarán todos los días.
  
DÍA SÉPTIMO – 27 DE OCTUBRE
Por la Señal…
Acto de Contrición y Oración Inicial.
   
Amantísimo Señor, que descendisteis del Cielo a la tierra para enseñarnos la humildad; ¡con qué fervor procuró imitaros el bienaventurado San  Alonso! Huyendo de toda sombra de honor vano, y dedicado enteramente a los oficios más bajos y despreciables, conservó siempre su corazón lejos de toda vanidad y soberbia, y guardó cuidadosamente el tesoro de la santa humildad. Os suplico que por sus méritos e intercesión me concedáis verdadero conocimiento de mi miseria y bajeza, para que siguiendo sus ejemplos me haga objeto de complacencia a vuestros divinos ojos, y logre el premio preparado para los humildes de corazón. Dadme también que consiga la gracia que pido en esta Novena a mayor gloria vuestra. Amén.
   
La Oración final y los Gozos se rezarán todos los días.
  
DÍA OCTAVO – 28 DE OCTUBRE
Por la Señal…
Acto de Contrición y Oración Inicial.
   
Dios de mi alma, que os hicisteis obediente hasta la muerte, y muerte de Cruz; os ofrezco los méritos del obedientísimo Alonso, siervo fiel, que imitando vuestro ejemplo se sujetó a la voluntad de todos los que le mandaban en vuestro nombre, obedeciendo con la mayor prontitud, aun en las cosas más difíciles y repugnantes, sin dificultad ni oposición alguna; y os suplico me concedáis gracia para que yo obedezca puntualmente vuestra santísima Ley, y también las órdenes de mis superiores, para poder de este modo alcanzar la victoria prometida a los obedientes. Concededme asimismo el favor que os pido en esta Novena, si es para gloria vuestra. Amén.
   
La Oración final y los Gozos se rezarán todos los días.
  
DÍA NOVENO – 29 DE OCTUBRE
Por la Señal…
Acto de Contrición y Oración Inicial.
   
Dios y Señor mío, que os dignásteis haceros Hombre en las entrañas purísimas de María, y que al morir nos dejásteis a esta Señora por Madre. Vos que tanto apreciáis los obsequios hechos a esta Soberana Reina, y concedisteis a vuestro querido Alonso un amor tan tierno a María, que llegó a ser particularmente favorecido en muchas ocasiones, como hijo muy amado suyo, dignaos concederme a mí una devoción verdadera a tan dulce Madre, y confianza filial para recurrir A su patrocinio en todas mis necesidades, para que en la hora de mi muerte logre como San Alonso vuestros favores y los de María. Dadme, por último, que consiga el favor particular que os he pedido en esta Novena, y la santa perseverancia en vuestro amor. Amén.
   
La Oración final y los Gozos se rezarán todos los días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)