Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

jueves, 28 de octubre de 2021

ARZOBISPÓN ESTADOUNIDENSE PROMOVIENDO ENTIERROS ECOLÓGICOS (IRRESPETANDO LA TRADICIÓN)


Michael Owen Jackels Mettler, de 67 años, arzobispón de Dubuque (Iowa, Estados Unidos), urgió en su carta pastoral del 20 de Octubre a que su grey no recurra a los entierros ni tampoco a la cremación (condenada en la Iglesia Católica, no así en la secta conciliar), sino la licuefacción o el recompostaje para los muertos.
   

TRADUCCIÓN
Un mensaje para los fieles de la archidiócesis por el Arzobispo Michael Jackels
 
20 de Octubre de 2021
   
Alternativas a los métodos tradicionales de entierro
   
Alrededor del  mundo, 2 personas mueren cada segundo. En los Estados Unidos, alrededor de 2,5 millones cada año.
    
Esto hace de las prácticas de entierro un problema ambiental significativo. Se estima que se necesitarán más de 130 millas cuadradas de tierra para los entierros de las personas que se proyecta morirán en los próximos 20 años. Los recursos naturales son usados para producir ataúdes, la tierra es llenada con concreto para bóvedas, y el agua subterránea es contaminada con los desechos del embalsamamiento.
   
Y los planes de entierro son costosos, por eso es que la cremación es la práctica de entierro más popular, y la opción menos costosa disponible. Pero una sola cremación usa alrededor de 30 galones de combustible, y tanto la quema como el cuerpo en sí libera contaminantes al aire. Hay sin embargo, opciones verdes.
   
La Iglesia Católica (sic) es líder en el uso de entierros verdes: sin embalsamamientos ni bóvedas, contenedores de entierro biodegradables, y sin lápidas. Pero esto aún consume terreno. Otra opción es la llamada hidrólisis alcalina: Una combinación de agua caliente, lejía, aire circulando a presión es usada para liquificar un cadáver en cuestión de horas, la cual puede ser vertida seguramente en el suelo. Actualmente, la legislatura de Iowa está considerando la legalización de este proceso, que ya es legal en 19 estados.
   
Cualquier apoyo dado a la hidrólisis alcalina puede darse también al proceso llamado recompostaje: El cuerpo es puesto en un contenedor, cubierto con virutas de madera, paja y alfalfa, usando calor para matar elementos de contagio, y flujo de aire para la descomposición. Después de un mes, resulta en abono.
   
Un desafío es la disposición del líquido o la tierra en una forma reverencial, al igual que la disposición adecuada de la cremación. La Iglesia solo pide que el cuerpo sea tratado con respeto, y sea dispuesto en lugares de descanso bendecidos por el clero, sea en la tierra, el agua, el fuego, o el aire, cementerio o no.
  
La difusión o el mercadeo será también un desafío. Mucha gente reacciona negativamente a estas alternativas, creyéndolas ofensivas, irrespetuosas o indignas. Se ha registrado que los obispos católicos en estos estados que han legalizado el recompostaje se oponen a ello, usando esos adjetivos arriba mencionados para explicar por qué.
   
Pero, ¿esto es más ofensivo que el proceso que involucra embalsamar el cuerpo, vestirlo como una muñeca de niños, y aplicarle maquillaje? ¿O es más ofensivo que la práctica eclesiástica de cortar los cuerpos de los santos en piezas para reliquias? ¿Y el entierro tradicional no es irrespetuoso con la buena tierra verde de Dios?
    
La Iglesia ha declarado su preferencia por el entierro, pero no se opone a la cremación por razones sanitarias, económicas o sociales (Ad resurgéndum cum Christo, CDF, 2016). Por las mismas razones, puede ser razonable que la no se opondría, ni debería oponerse a la hidrólisis alcalina o al recompostaje.
   
Michael O. Jackels
Arzobispo de Dubuque
   
Avenida Mount Loretta 1229 • Dubuque, Iowa 52003-7286
Teléfono (563) 556-2580 • www.DBQArch.org
   
Jackels ha comprado el discurso ecologista-pachamamista de las corporaciones que promueven esas prácticas (que el único verde que les importa es el de los dólares). Y encima mostrando irrespeto a la tradición de la Iglesia, al ridiculizar la tradición y la costumbre de las reliquias de los Santos, que se retrotrae hasta el Antiguo Testamento. Pero él no es sino un subproducto de la Iglesia Conciliar del Vaticano II, que al rechazo en la creencia en la resurrección (para muestra, la aprobación de la cremación por Montini a través de la instrucción “De crematióne cadáverum” fue ¡SU PRIMER DECRETO COMO ANTIPAPA!), le aúna el irrespeto a los muertos y el ridículo de hacer falsos “incorruptos” como prueba de su falsa “santidad”. Y ahí sí cabe preguntarse si todas estas cosas constituyen una falta de respeto contra «el templo del Espíritu Santo» (1 Corintios 6, 20) y un rechazo de la doctrina bíblica y católica de la resurrección (en cuyo caso LOS CONCILIARES DEBERÁN COMER, BEBER Y TENER SEXO A TODO LO QUE DA, PORQUE DESPUÉS DE LA MUERTE NO HAY NADA PARA ELLOS, como se deja ver por declaraciones como la anteriormente reseñada).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)