Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

viernes, 28 de junio de 2019

FELIPE VI NO ASISTIRÁ AL CENTENARIO DE LA CONSAGRACIÓN DE ESPAÑA AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS (Y la CEE “lo entiende”)

Noticia tomada de HISPANIDAD.
  
  
En vísperas de la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, que se celebra el viernes posterior al segundo domingo después a Pentecostés, cabe recordar que este año será especial por el centenario de la Consagración de España al Sagrado Corazón​, que se renovará el próximo domingo. Sin embargo, entre las más de 12.000 personas que asistirán, no estará Felipe VI. Es decir, no ha querido hacer lo mismo que su bisabuelo, Alfonso XIII, el 30 de mayo de 1919, dos días antes de las elecciones generales del 1 de junio de 1919, pero ¿quién quiere hacerlo hoy día?
 
El secretario general de la Conferencia Episcopal Española, Mons. Luis Argüello, ha señalado, ante la pregunta de Hispanidad (ver vídeo a partir del minuto 40): «Sé que ha habido algún intercambio de comunicaciones, eso sí, porque el propio obispo de Getafe lo ha compartido». Y es que ha sido la Diócesis de Getafe la que ha preparado el Año Jubilar por el centenario de la Consagración de España al Sagrado Corazón. Ese intercambio de comunicaciones supone que se ha preguntado, como es preceptivo en protocolo, para tantear si el Rey estaría dispuesto a que se enviara una invitación formal... pero no ha habido tal disposición.
  
Mons. Argüello ha recordado que ya hizo referencia «a que el contexto social y político es diferente» al de 1919:
«La situación es diferente y por tanto, no podemos pretender el mismo tipo de propuesta o de respuesta de las instituciones del Estado. Hoy el papel constitucional del Rey de España es distinto del que tenía hace 100 años y por tanto, entendemos que su posición, lógicamente, ha de ser diferente, como también es diferente la situación en la que se encuentra la Iglesia en la sociedad española».
Tiene razón: los obispos del momento apoyaron sin fisuras la consagración del país a Cristo. Lo que no ha ocurrido este año.
  
 
De esta forma, el portavoz de los obispos españoles ha justificado la ausencia de Felipe VI en la renovación de la consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús. Sin embargo, el contexto no era tan diferente: había una monarquía parlamentaria, con libertad de partidos políticos (de hecho, había conservadores; liberales; una conjunción de socialistas y republicanos; y los regionalistas de Cambó, entre otros, que sí acudieron a las elecciones generales del 1 de junio de 1919), y citas con las urnas (aunque con sufragio sólo masculino). Parece que la diferencia no es tanto de dos regímenes, como de dos reyes distintos (Alfonso XIII y Felipe VI), comprometido el uno con su fe cristiana, el otro un poquito menos.
  
En la justificación, monseñor Argüello también ha incidido en que «en todo caso, nosotros, en una situación de diálogo Iglesia-sociedad, el acento que queremos poner es la importancia de los españoles, los miembros de la comunidad cristiana y los hombres de buena voluntad que quieran vivir esta invitación». «Tiene una importancia en las personas, comunidades cristianas, diócesis y desde ahí, se hace una invitación general».
  
Eso sí, no hay que olvidar que hubiera sido más lógico que la celebración del citado Año Jubilar, dado que estamos hablando de la Consagración de España, se hubiera hecho desde la Conferencia Episcopal y no desde la Diócesis de Getafe. Claro que los obispos españoles, en el marco de la Asamblea Plenaria, peregrinaron el pasado 3 de abril al Santuario del Sagrado Corazón, en el Cerro de los Ángeles (Getafe), con el objetivo de ganar el Jubileo y celebraron una eucaristía en la cripta del monumento.
  
COMENTARIO DE MILES CHRISTI: Felipe VI Puigmoltó-Borbón y Grecia, a diferencia de su bisabuelo Alfonso XIII, tiene compromisos con la agenda globalista judeomasónica conciliar, como se evidenció al retirar la Biblia y el crucifijo de la ceremonia de posesión como Jefe de Estado (que no Rey, porque no lo es) en el 2014, al enviar un trino a los participantes del desfile del orgullo LGBTIQA...XYZ del 2017, al recibir la insignia de la Orden de la Jarretera e iniciarse en la Royal Alpha Lodge, dependiente de la Gran Logia de Inglaterra. Así que no extraña que no participe de la celebración por el centenario de la consagración, como tampoco es de asombrarse la actitud obsecuente y lamberica de la Conferencia Episcopal Española en intentar justificarlo (como también hicieron con su padre Juan Carlos “El perjuro fratricida” -masonazo también de la Royal Alpha Lodge- tras firmar la ley del aborto del socialista Felipe González). Pero bueno, quien niega a Dios ante los hombres, Dios le negará ante sus Ángeles; y a Felipe no le durará mucho la corona sobre su cabeza porque tendrá que huir como sus antepasados, mal que le pese a su esposa morganática Leticia Ortíz Rocasolano (a la cual jamás le atribuiremos el título de doña, por razones de conocimiento público).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)