Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

sábado, 31 de julio de 2021

UN PREFACIO “POLÍTICAMENTE INCORRECTO” EN EL SACRAMENTARIO LEONIANO

En tiempos del Sacramentario Leoniano, cuando se trataba de fórmulas litúrgicas, la libertad estaba a la orden del día. Pero a partir de este momento, se empezó la codificación de los textos de la Misa.
   
Entre los elementos codificados en el Sacramentario Leoniano se hallan las “oratiónes et præces diúrna” (oraciones y preces diurnas), consistentes en 31 Misas, se encuentra el siguiente prefacio, perteneciente a la Misa 20:
LATÍN
Vere dignum et justum est, ǽquum et salutáre, nos tibi semper et ubíque grátias ágere: Dómine sancte, Pater omnípotens, ætérne Deus, per Christum Dóminum nostrum. Qui cœléstibus disciplínis ex omni parte nos ínstruens, quáliter a fidélibus tuis falsos fratres discernéremus osténdis, Unigéniti tua voce pronúntias: ‘ex frúctibus eórum cognoscétis eos’. De his sunt enim infláti sensu carnis suæ, et non tenéntes caput. De his sunt, qui terréna sapiéntes ídeo deprecántium te verba fastídunt, quia ánimales atque carnáles, quæ sunt spíritus Dei, stulta mente non cápiunt. De his sunt réprobi circa fidem, quam, nesciéntes quæ loquántur néque de quíbus affírment, sæpe subvertére conáti sunt et conántur. De his sunt súbdoli operárii, qui introeunt exploráre Ecclésiæ libertátem quam habet in Christo, ut eam secum in turpem rédigant servitútem. De his sunt, qui penétrant domos, et captívas ducunt muliérculas onerátas peccátis, non solum viduárum facultátes, sed devorántes étiam maritárum. Isti jam nec justos appétunt se vidéri, nec saltim defóris sunt vel dealbáti vel loti, sed palam pudóre calcáto, de pravis conversatiónibus suis étiam gloriántur, et domi fórisque spurcítiam contrahéntes, non tam reférti sunt óssibus mortuórum, quam magis ipsi sunt mórtui. Quíbus evangélica senténtia conveniénter exclamat: ‘Si lumen quod in te est tenébræ sunt, ipsæ tenébræ quántæ sunt?’. Nam cum in his quæ vidéntur obscúra sint et malæ famæ nigra dedecóre, satis evidénter ápparet hæc eos in occúlto gerére, quæ étiam turpe sit dícere. Isti non solum ad tuam grátiam veniéntes sui fœditáte detérrent, sed étiam intrínsecus frátribus constitútis, pro quíbus Christus est mórtuus, offendículum suæ perversitátis oppónunt. Tales cavére nos jubes per Apóstolum tuum, docens, ‘Separáte vos ab omni fratre inordináte ambulántem’. Et ea nos præcípis operári, quæ vidéntes cuncti vere fidéles tui te cœléstem Patrem colláudent atque magníficent, a quo rationábiles consciéntiæ bónæque famæ donum omne perféctum óptimumque descéndit, per Christum Dóminum nostrum. Per quem majestátem tuam láudant Ángeli, adórant Dominatiónes, tremunt Potestátes, Cœli cœlorúmque Virtútes ac beáta Seraphim sócia exsultatióne concelébrant. Cum quíbus et nostras voces ut admítti júbeas, deprecámur, súpplici confessióne dicéntes: Sanctus
  
TRADUCCIÓN
Verdaderamente es digno y justo, equitativo y saludable, que te demos gracias en todo tiempo y lugar, oh Señor Santo, Padre todopoderoso y eterno Dios, por Cristo, Señor nuestro. Que instruyéndonos en todas partes con doctrinas celestiales, nos muestras cómo podemos distinguir a los falsos hermanos de entre tus fieles (Gálatas 2, 4), pronunciando por voz de tu Unigénito, “por sus frutos los conoceréis” (San Mateo 7, 16). Porque entre estos están los que están inflados en el sentido de la carne (Colosenses 2, 18), y no sostienen sus cabezas. Entre estos están los que, pensando (solo) de las cosas de la tierra (Filipenses 3, 18), se molestan por tanto en las obras de los que Te alaban, porque son como animales y carnales, y en su mente estúpida no reciben las cosas que son del Espíritu de Dios (1.ª Corintios 2, 14). Entre estos están los que son reprobados respecto a la fe (2.ª Timoteo 3, 8), la cual frecuentemente tratan y han tratado de subvertir, no sabiendo lo que dicen o declaran. Entre estos están los operarios engañosos (2.ª Corintios 11, 13), que vienen a espiar la libertad que la Iglesia tiene en Cristo (Gálatas 2, 4), que ellos tratan de reducir consigo en torpe servidumbre. Entre estos están los que se meten a las casas, y arrastran a las mujercillas cargadas de pecados (2.ª Timoteo 3, 6), devorando los bienes no solo de las viudas, sino también de las que tienen marido (San Marcos 12, 40). Estas personas ni siquiera buscan parecer justos, y ni siquiera se han blanqueado o lavado exteriormente, sino que, habiendo desterrado todo sentido de vergüenza, presumen abiertamente de su malvada conducta, y llevan consigo la inmundicia en casa y en público, no tanto están llenas de los huesos de los muertos, sino que ellos mismos están muertos (San Mateo, 23, 27). De estos clama apropiadamente la sentencia evangélica: “Si la luz que hay en ti es tinieblas, ¿cuán densa será la oscuridad?” (San Mateo 6, 23). Y puesto que las cosas que se ven en estas personas son sombrías y negras con la desgracia de la mala fama, es claramente evidente que ellos hacen en secreto esas cosas que es vergonzoso incluso mencionar (Efesios 5, 12). Estas personas no solo alejan con su necedad a los que vienen a Tu gracia, sino que también ponen piedra de tropiezo de su propia perversidad ante sus hermanos establecidos dentro de la Iglesia, por la cual Cristo murió. Tú nos diste orden de evitar a tales gentes, enseñándonos por medio de Tu Apóstol: “Apartaos de cualquiera de entre vuestros hermanos que proceda desordenadamente” (2.ª Tesalonicenses 3, 6). Y Tú nos ordenaste hacer aquellas obras que todos tus verdaderos fieles pueden ver, y alabarte y glorificarte a Ti, Padre Celestial, del cual desciende toda conciencia razonable de buena fama, y de todo don perfecto y excelente (Santiago 1, 17), por Cristo nuestro Señor. Por quien alaban los Ángeles a tu majestad, adoran las Dominaciones, se estremecen las Potestades, y la celebran con igual júbilo los Cielos, las Virtudes de los cielos y los bienaventurados Serafines. Te rogamos, que, con sus voces admitas también las de los que decimos, con humilde confesión: Santo...
   
La autoría de este Prefacio particularmente extenso y lleno de referencias escriturísticas ha sido materia de debate: quién lo atribuye a San León Magno contra los herejes y cismaticos (entre ellos Dióscoro de Alejandría), quién lo adjudica a San Gelasio contra los senadores romanos que querían revivir la fiesta Lupercália, aunque más parece dirigido contra los arrianos, que se habían convertido en la religión de las monarquías ostrogoda y visigoda. Y en todo caso, se debe reconocer en su autor que denuncia proféticamente la inmoralidad y la corrupción moral que se entronizó y radicalizó en estos tiempos apocalípticos en que nos ha tocado vivir.

PERÚ SE PRECIPITA EN EL COMUNISMO

Por Eugenio Trujillo Villegas, director de la Sociedad Colombiana Tradición y Acción.
Después de una larga incertidumbre, y en medio de gravísimas acusaciones de fraude, el Jurado Nacional de Elecciones le otorgó la victoria al candidato comunista Pedro Castillo, quien se acaba de posesionar como presidente del Perú.
   
José Pedro Castillo Terrones
Imposible concebir una tragedia peor para los peruanos. Es inexplicable que esta nación, que en los últimos 50 años padeció dos veces la horrible noche del socialismo, que la condujo al caos y a la miseria, ahora haya elegido presidente a un marxista. Castillo es un oscuro maestro de escuela rural, aferrado al más radical discurso de la extrema izquierda, incapaz de expresar sus ideas con claridad y coherencia, pero la irracionalidad política de su País lo condujo a la presidencia.   

Regresa la tragedia populista
Entre 1968 y 1975, Perú padeció la dictadura comunista del general Juan Velasco Alvarado, quien impuso el socialismo y ejecutó una reforma agraria radical, expropiando todas las tierras agrícolas productivas del País. Igualmente nacionalizó la banca, la minería y la industria pesquera, por lo cual las consecuencias desastrosas no tardaron en llegar, sumiendo al país en la pobreza, colapsando la economía y afectando las libertades legítimas.
  
Juan Velasco Alvarado y Salvador Allende Gossens
En 1985, sin recuperarse aun de ese desastre, llegó a la presidencia el muy joven y carismático Alán García. Haciendo gala de una torpeza sin precedentes en el manejo de la economía, implementó un sistema de subsidios, aumentó los salarios irracionalmente y dilapidó el dinero del Estado a manos llenas. Como siempre acontece al comienzo de las fiestas populistas, éstas llegan acompañadas de delirios incontenibles de popularidad, que duran hasta que se acaba el dinero público. Allí es cuando los “genios” socialistas deciden imprimir billetes, que fue el paso a seguir, para financiar el desbordado gasto estatal, lo cual produjo una inflación absurda de 2.000.000%, algo nunca visto en ningún país.
  
Alan García Pérez
A pesar de estas dos tragedias socialistas, Perú eligió como presidente a un personaje salido de las cavernas del populismo del siglo XXI. Entre las promesas hechas durante su campaña electoral, está la de acabar con las grandes empresas privadas, prohibir la inversión extranjera, hacer de nuevo una reforma agraria marxista, prohibir la minería extractiva, que es la mayor fuente de riqueza del País, y repartir el dinero del Estado entre los pobres. 
   
Además, prometió convocar una Asamblea Constituyente, con la cual tratará de perpetuarse en el poder, como lo han hecho sus colegas marxistas. Por este medio impondrá las reformas inherentes al marxismo cultural que está de moda, además de acabar con la propiedad privada y con el empleo de calidad que ésta genera. Los peruanos se sumergirán entonces en una economía socialista de subsidios estatales, de inversiones públicas permeadas por la corrupción, al amparo de la demagogia de sus gobernantes de izquierda radical. En consecuencia, Perú será conducido hacia la miseria en muy corto tiempo.  
El jefe y mentor del nuevo presidente es Vladimir Cerrón, un marxista convicto, aliado del grupo guerrillero Sendero Luminoso. Este hombre no fue candidato presidencial porque la justicia peruana lo condenó por corrupción, pero en la realidad es el poder en la sombra. Sin duda será el artífice de la política que conducirá al Perú hacia una nueva tragedia, en el momento en que su modelo de inspiración, el régimen cubano, se derrumba en medio de la miseria y de la tiranía. Antes de tomar posesión, el nuevo gobierno ya generó una estampida de capitales que están saliendo rumbo a los EEUU y Europa, lo cual es un anticipo de la crisis que se avecina
    
Vladímir Roy Cerrón Rojas, “el Stalin peruano”
   
Comenzará el éxodo de los peruanos  
¡Réquiem por el Perú! Ya veremos cómo llegará a la miseria en mucho menos tiempo que en Venezuela. Los peruanos comenzarán a salir de su país para sobrevivir, aunque ya no hay muchos destinos para ir. Si van a Chile, se darán cuenta que sus vecinos del sur están destruyendo la prosperidad que alcanzaron durante 50 años. Si van a Bolivia, este país no tendrá nada que ofrecerles. Si el destino es Argentina, el kirchnerismo también ya impuso la miseria en el que fuera uno de los países más ricos del planeta. Entonces, el único destino de estas pobres gentes será emigrar hacia los países vecinos que ahora están en mejores condiciones de recibirlos, que son Colombia, Ecuador y Brasil.  
A Colombia han llegado más de dos millones de indigentes venezolanos que huyen del chavismo, y si a esto se le suma la próxima migración peruana, la economía colombiana entrará en colapso. Sin contar con que el próximo año habrá elecciones presidenciales y no está claro cuál es el tipo de gobierno que los colombianos van a escoger. 
Todo esto nos está indicando un porvenir trágico para América Latina. En medio de tantos problemas que irresponsablemente no son resueltos por nuestros gobernantes, en este continente parece que todas las naciones decidieron optar por el suicidio. Y a esto contribuyen cobardemente los empresarios, los gremios, los dirigentes políticos y religiosos, que deberían dar señales de alarma para evitar la tragedia, pero que misteriosamente se silencian ante el peligro y no dicen nada. Y cuando alguien dice la verdad no le creen, como pasó en Colombia con todas las denuncias hechas por Tradición y Acción con respecto al Acuerdo de paz con las FARC, cuya implementación nos está conduciendo hacia una espiral de violencia y de impunidad que favorece a los grupos terroristas.     
  
La tragedia que representa la inevitable ruina del Perú, al menos tiene una consolación para Colombia. Y es que para junio de 2022, cuando se realicen las próximas elecciones presidenciales, habremos visto el resultado nefasto de elegir en la presidencia de Perú a un demagogo de extrema izquierda. Cuando centenas de miles de peruanos hayan huido de su Patria, tal vez los colombianos se abstengan de elegir a otro demagogo marxista como presidente.
  
Dios quiera que abramos los ojos y nos demos cuenta de lo grave que es equivocarse una vez más en la elección del presidente de la Nación. ¡Todavía estamos a tiempo para evitarlo!
Julio 29 de 2021

DE LA IGLESIA MODERNISTA EN URUGUAY DECLARADA “PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD”

Reflexión enviada por Jorge López.
   
MASONEADAS EN URUGUAY
   

La iglesia del Cristo obrero, adefesio modernista ubicado en Atlántida Uruguay, ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la masónica UNESCO.
  
Es lógico que la UNESCO LA HOMENAJEE, pues de católica no tiene nada sin íconos, ni presencia de la Virgen, ni el Sagrado Corazón, ni un vía crucis... una bazofia dizque maravilla para los izquierdosos de la Asociación de Arquitectos
     

A simple vista parece una fábrica por aquello del obrero, y sin dudas tributo a la Teología de la Liberación.
    
   
Claramente se puede observar que no es un diseño católico el siniestro engendro es obra del ingeniero Eladio Dieste Saint Martin (1917-2000), de cuyo padre Eladio Florentino Dieste González/Gonçalves (1880-1972) el sitio masónico El ojo que todo lo ve dice:
«Integró la Masonería nacional; siendo iniciado en la Logia Hiram Unión de la ciudad de Salto el 24 de junio de 1913. También fue miembro de la Logia Osiris, de Ar­tigas, llegando a desempeñarse como su Venerable Maestro».
Eladio Dieste Saint Martin
    
Suponemos que de tal palo tal astilla.

RESPUESTA VERGONZANTE DE UN PRELADO MODERNISTA

En el opúsculo en inglés “God’s letter to me – 101 questions and answers on the Bible” (Carta de Dios para mí: 101 preguntas y respuestas sobre la Biblia), el “arzobispo” Giovanni Tonucci Muratori, otrora Prelado territorial de Loreto y Delegado pontificio para la Santa Casa, responde así a la pregunta N.º 93:
  

TRADUCCIÓN
«93. Los musulmanes no creen en Jesús como su salvador. ¿Ellos irán al cielo?
    
Creemos que toda persona honesta que viva según el mandato de Dios y sigue su conciencia será recibida por Dios, y también irá al cielo. Estanos concencidos que muchos musulmanes tienen una fe honesta en Dios y que lo aman. Esto puede aplicarse también a los creyentes de otras religiones, primeramente a todos los judíos, que son nuestros “hermanos mayores”, y luego los budistas, hindúes, y también a los seguidores de las creencias tradicionales. Si ellos siguen su conciencia y se ajustan a la ley de Dios, nosotros esperamos que Dios los recibirá, lo cual significa que ellos irán también al cielo».
Giovanni Tonucci Muratori (ordenado sacerdote el 19 de Marzo de 1966 por Costanzo Micci Betti, instalado obispón el 6 de Enero de 1990 por Karol Wojtyła Katzorowski, en arte “Juan Pablo II”).

De nuevo, con esta declaración horrible y vergonzante se demuestra que la Santa Religión Católica NO está en la secta del Vaticano II liderada actualmente por Jorge Mario Bergoglio Sívori (impropiamente “Francisco I”). Estamos en los tiempos de los que habló el Apóstol San Pablo en 2 Timoteo 4, 3-4:
«Vendrá tiempo en que los hombres no podrán sufrir la sana doctrina, sino que, teniendo una comezón extremada de oír doctrinas que lisonjeen sus pasiones, recurrirán a un montón de doctores propios para satisfacer sus desordenados deseos, y cerrarán sus oídos a la verdad, y los aplicarán a las fábulas».
¡SALID DE BABILONIA, DE LA SECTA DEL VATICANO II ANTES QUE SEA DEMASIADO TARDE!

MES EN HONOR A SANTA ANA (DÍA ÚLTIMO)

Recopilado por el P. Dr. Vicente Alberto Rigoni, Cura Párroco de Santa Ana en Villa del Parque (Buenos Aires), el 12 de Mayo de 1944. Tomado de RADIO CRISTIANDAD.
    
DÍA ÚLTIMO
   
Por la señal ✠ de la Santa Cruz, de nuestros ✠ enemigos, líbranos Señor ✠ Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
  
ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS
Dios os salve, ¡oh gloriosa Santa Ana, cuyo nombre significa la gracia de la que fuiste por Dios llena, gracia que distribuís a vuestros devotos. Nosotros, postrados a vuestros pies, os rogamos que aceptéis estos humildes obsequios con los cuales pretendemos honraros, como a madre de nuestra amantísima Madre y Reina y como abuela de nuestro dulcísimo Redentor Jesús. Y Vos, en señal de que os agradan nuestros homenajes, libradnos del maldito pecado alcanzándonos la gracia de modelar nuestra vida conforme a vuestros ejemplos, y obtenednos luz, fervor y constancia para que con la meditación que vamos a hacer, crezcamos en virtud y seamos más y más gratos al Señor. Amén.
     
MEDITACIÓN: Poder de Santa Ana y su Protección a Favor de sus Devotos.
Si es muy cierto, en decir, del Angélico Doctor, que la gracia es la medida de la gloria: ¿qué gloria más sublime que la de Santa Ana, que recibió tanta gracia, hasta merecer, como dice la Iglesia, el ser madre de la gran Madre de Dios? Madre de Aquella que impera en el Cielo y en la tierra y ve sometido a Ella hasta el Hijo excelso de Dios; de Aquella de quien los ángeles y los hombres tienen el honor de ser humildísimos siervos. Y entonces, ¿quién podrá igualarla en gloria después de haber concebido a Aquella que concibió a su Creador? Como ninguno, después de su Hija, podrá superarla en la tierra, así ninguno sino Ella podrá excederla en gloria y en poder. Si las leyes conceden derecho de potestad a los ascendientes sobre sus descendientes en línea recta, mientras Ana lo ejerza sobre María, lo tendrá también sobre Jesús y juntamente sobre los ángeles y santos, que en Jesús y María reconocen a su Rey y a su Reina; Ella y Joaquín –dice Juan Gersón– formaron aquí en la tierra la estirpe de la familia de Jesús, y a esa misma familia pertenecen también en el Cielo. María la llama madre, y como a madre la honra; y Jesús la recompensa con abundancia de honores.
   
Admiremos el gran poder de nuestra gloriosa Santa la singular predilección que Dios tuvo para con Ella constituyéndola Madre de María y de aquí Abuela de su divino Hijo Jesús. Como Madre de María Santísima, que es la Tesorera y Dispensadora de las gracias del cielo, nada puede y sabe negar a quien la invoca. Su nombre fue bendecido y glorificado por todos; la Iglesia le ha tributado siempre sumo honor, gran veneración, como lo demuestran los templos, altares y monumentos a Ella dedicados; votos colgados ante sus imágenes, sus reliquias; asociaciones benéficas que llevan su nombre, que la escogieron por Patrona especial.
  
A tanta gloria nosotros no debemos ser extraños: al terminar este mes a Ella consagrado, formemos propósito de querer imitarla en virtud, de ser sus verdaderos, fervientes y constantes devotos y así experimentar su valiosísimo patrocinio sobre nosotros en vida y especialmente en la hora de la muerte.
    
Ahora ve, cristiano, qué bien pone su confianza el que vive bajo el manto de la protección de Santa Ana. Sublimísima en gloria y en poder, quiere tener donde está ella a todos sus devotos. Una sola palabra, una señal sola, tiene el valor de un mandato para Aquella que es la tesorera de la gracia y la puerta del Cielo. Como el Rey de la gloria, por honor de su Madre, la sienta a su lado, haciéndola omnipotente en la súplica, así hae María con Santa Ana. María fue la primera que la honró; invita a todos a tributarle homenajes, y será en esto tu modelo. Ella escuchaba su voz; prevenía sus preceptos, porque la amaba con todo el corazón. Así es que imitarás a María en honrar a Santa Ana cuando de todo corazón copies en ti los ejemplos de su vida. No hagas, pues, que esta devoción a Santa Ana pase con el terminar del mes; el amor de María dura siempre y durará por todos los siglos eternos. Sé perseverante; así del honor de la tierra, pasarás a honrarla eternamente.
     
EJEMPLO:
Como Santa Ana conduce al cielo las almas por ella amadas, lo prueba la siguiente revelación, que los Bolandistas narran, hecha por la Santa a un hombre extraviado, pero después convertido, que la invocó siempre con gran afecto y de un modo especial al fin de la vida. “Hijito, le dice Santa Ana, echa de ti todo temor, toda ansiedad, Tu has sido devoto mío y me invocabas con fervor, ahí tienes toda mi protección en esta hora decisiva; alégrate, he venido a tomarte para llevarte conmigo al cielo. Y, a todos aquellos que para honrarme practicaren cualquier acto de virtud o hagan limosna o hagan oración en mi honor, yo les obtendré la gracia de que se conduzcan como cristianos, de ser prontamente librados de todo peligro en vida y eficazmente socorridos en la hora de la muerte”.
   
OBSEQUIO: Prometamos a Santa Ana consagrarle cada año el mes de Julio.
   
JACULATORIA: Gloriosísima Santa Ana, escribid mi nombre entre vuestros devotos.
   
ORACIÓN
¡Oh excelsa Santa Ana!, yo me congratulo y me congratularé siempre con Vos, porque nos disteis, deseada vara de Jesé, de la que brotó la flor nazarena. ¿Y qué habría sido de nosotros sin esta cara esperanza y este poderoso refugio? ¡Ah! ¡Bendita nuestra hija, que es el ornamento y apoyo de los cielos y de la tierra! He aquí por qué las generaciones, al invocarla no cesarán de alabaros, agradeceros y bendeciros. El Señor, al haceros digna madre, os colmó de dones y favores señaladísimo, de toda gracia y virtud que debían redundar en gloria de tan grande Hija y después de haberos constituido en la tierra sobre todas las demás mujeres, os elevó un trono singular en el Cielo. Gozaos, pues, en tanta gloria, debida a vuestra dignidad y a vuestro mérito, pero dirigid una mirada a vuestros devotos que imploran vuestra protección ¡Oh madre de la Reina de misericordia!, tened piedad de nosotros pobres pecadores. ¡Oh estrella del Cielo!, haced que os amemos siempre por el amor y con el amor de vuestra Santísima Hija. Amén. Padre Nuestro, Ave María y Gloria.
    
℣. Ruega por nosotros, bienaventurada Santa Ana.
℞. Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.
        
ORACIÓN
Oh Dios, que te dignaste conceder a Santa Ana la gracia de dar al mundo a la Madre de Vuestro Unigénito Hijo, haz, por tu misericordia, que nos ayude junto a Ti la intercesión de aquélla cuya fiesta celebramos. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.
    
En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.

DÍA ÚLTIMO DEL MES, EN HONOR A SAN IGNACIO DE LOYOLA

Dispuesto por un sacerdote de la Compañía de Jesús a devoción de don Ignacio Vallarta, Regidor de la ciudad de Puebla, e impreso en México en la Imprenta del Real Colegio de San Ildefonso en 1755, con licencia eclesiástica.
    
PRÓLOGO (Del Autor)
No puede el mundo poner en disputa que debe mucho a San Ignacio, Fundador de la Compañía de Jesús, pues todo su anhelo fue procurar por sí y por sus hijos la salvación de las almas. Es virtud noble el agradecimiento, y este ejecuta a que lo amemos con verdadera devoción. Ni cesa desde el Cielo de provocarnos a su amor, siendo continuos los beneficios que experimentan así en el alma como en el cuerpo sus amartelado. Parece que como él escogía dejar en contingencias su bienaventuranza por quedarse entre los hombres para bien de sus almas, Dios, que quiso llevarlo al premio debido a su caridad, le ha concedido que desde el Cielo asista a sus amadas las almas, como quedándose de un modo bien sensible con ellas. O parece que quiere Dios darle a San Ignacio en honra para con las criaturas lo que en honra para con ellas le procuró Ignacio.
      
Hálo hecho Dios poderoso contra los demonios, que a su invocación huyen, confesando lo mucho que este Santo puede contra ellos. Es San Ignacio poderoso en el agua, donde lo han hallado propicio muchos que perdían ahogados la vida: poderoso en el fuego, apagándolo tal vez una Imagen suya, que aunque de papel quedó ilesa de las voraces llamas: poderoso en el aire, ya sosegando tempestades, ya amonestando con repetidos rayos al mayor esmero en su culto: poderoso en la tierra, pues apenas habrá especie alguna de enfermedad en que no haya mostrado su poder milagroso. Es jurado Patrón de los embarazos difíciles, y en cualquier dolencia parece que beben la salud los que con fe viva toman el agua que por su específica bendición se llama de San Ignacio.
    
Con que, o sea por amor al Santo según su mérito, o por amor propio nuestro, debemos ser fervorosos en su veneración.
     
Pretendemos ahora en esta pequeña obrita dar a los devotos de este Santísimo Patriarca un método de obsequio (siguiendo el que con otros se practica) que esperamos le será muy grato. Este es consagrar a sus particulares cultos el día postrero de cada mes en memoria del treinta y uno de Julio, que fue el de su dichosísimo tránsito, y tiene dedicado la Iglesia a su festividad.
     
En este día será bueno confesar y comulgar: la Misa se dirá u oirá, ofreciéndola, como también las obras todas del día, a Dios por manos de San Ignacio, a fin de vivir una vida buena y tener una buena muerte. Se dedicará media hora a leer con atención algún libro que trate de los Novísimos, o a meditar alguno de los puntos de los Ejercicios Espirituales del Santo. Y en alguna parte del día, se dirán las oraciones siguientes. 
     
DÍA ÚLTIMO DEL MES, CELEBRADO CON PARTICULAR DEVOCIÓN EN HONRA Y CULTO DEL GLORIOSO PADRE SAN IGNACIO DE LOYOLA
    
   
Por la señal ✠ de la Santa Cruz; de nuestros ✠ enemigos líbranos, Señor ✠ Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
   
ACTO DE CONTRICIÓN
Jesús Crucificado, Dios y Señor mío, que quisiste clavado en la Cruz morir de puro dolor para bien de mi alma; yo, Redentor mío, yo he sido el que tantas veces con mis pecados he despreciado tu amor. Pero me pesa, Señor, de mi ingratitud: quisiera jamás haber pecado, por no haberte ofendido. Mal hice, y por eso en adelante quiero y propongo ser el que debo: quiero amarte y no pecar más, y espero de tu infinito amor me des tu gracia. Amén.
    
ORACIÓN A LA SANTÍSIMA TRINIDAD
Beatísima TRINIDAD, Dios y Señor mío, en quien creo, en quien espero, a quien amo y deseo amar por toda la eternidad, yo te doy gracias por lo que engrandeciste a tu gran Siervo San Ignacio de Loyola: él te reconoció digno de ser amado, y por eso él en sí te sirvió fervorosísimamente, y procuró por sí y por sus hijos ganar muchas almas de gentiles, herejes y cristianos, que reconociéndose criaturas tuyas te amaran y sirivieran. Por sus méritos, pues, te ruego me des a mí este celo: haz que yo salve mi alma amándote, haz que salve las de mis prójimos con mi buen ejemplo, con mis buenos consejos, con el buen gobierno de los que me tocan: no permitas que alguno se pierda por mi culpa. Sírvame el patrocinio de tu querido San Ignacio para vivir siempre en tu gracia. Amén.
   
Tres Credos a la Santísima Trinidad: luego la petición al Santo de lo que particularmente se desea; después esta Oración:
Gloriosísimo San Ignacio, amante y querido de la Virgen MARÍA, Madre de Dios y Señora nuestra, cuya Concepción en gracia y cuyos acerbísimos Dolores con especial devoción y ternura veneraste; yo te suplico que por su Concepción me consigas una pureza total de alma y cuerpo, y por sus Dolores un entrañable odio y horror al pecado mortal, que sienta y llore los que he cometido, y que por ningún modo vuelva a cometer otro. ¡Oh Santo mío! Yo te entrego mi alma, tú tómala a tu cargo, tú ponla al amparo de la Reina del Cielo; tú haz que yo sea devoto verdadero de la que es Madre de los pecadores. Como ella te dictó a ti los Ejercicios, con que tantos se han salvado, inspíreme a mí siempre buenos pensamientos y deseos santos, para que amándola y procurándole muchos que le sean devotos, entre yo en el número de los que por hijos de MARÍA y por favorecidos de San Ignacio logran el vivir bien, el morir en gracia, y el ser bienaventurados para siempre en la gloria. Amén.
    
ORACIÓN DE SAN FRANCISCO JAVIER (A partir de sus palabras en una Carta a San Ignacio):
¡Oh Padre de mi alma, y a quien yo debo sumamente venerar! Yo, puestas en el suelo las rodillas, como si presente te viera, humildemente te ruego que nunca ceses de suplicar por mí al Señor, a fin que me dé gracia de perfectamente conocer y de ejecutar tu santísima voluntad. Amén.
   
℣. Ruega por nosotros, Santo Padre Ignacio.
℞. Para que seamos dignos hijos tuyos.
    
ORACIÓN
Oh Dios, que para propagar la mayor gloria de tu Santo Nombre, fortaleciste a la Iglesia Militante por medio de San Ignacio con un nuevo subsidio, concédenos que por su auxilio e imitación, peleando en la tierra, merezcamos con él ser coronados en el Cielo. Por nuestro Señor Jesucristo tu Hijo, que contigo vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.
   
En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.

viernes, 30 de julio de 2021

NO SÓLO EL “INDULTO”, SINO TAMBIÉN PROHIBIDO EL NOVUS ORDO EN LATÍN EN ALAJUELA (COSTA RICA)

Elementos tomados de distintas fuentes.
    

Una semana después que la Conferencia Episcopal de Costa Rica decretara que esta nación tendrá el dudoso honor de ser la primera en implementar en todo su territorio el Motu Próprio “Traditiónis Custódes”, el 27 de Julio de 2021, el obispón de Alajuela Bartolomé Buigues Oller TC (Terciarios Capuchinos de Nuestra Señora de los Dolores, más conocidos como Padres Amigonianos), publicó el siguiente decreto:
   
   
José Pablo Arias Soto, presidente de la Asociación Summórum Pontíficum de Costa Rica, que organiza desde hace nueve años la “Misa del indulto” en la parroquia de San José en la diócesis de Alajuela, volvió a consultar a Buigues (instalado presbítero el 22 de Abril de 1989, y como obispón el 26 de Marzo de 2018 por Angel San Casimiro Fernández OAR), quien respondió que, efectivamente, «el Novus Ordo en latín y ad oriéntem está prohibido en mi diócesis».

Arias responderá canónicamente al decreto de Buigues, que contradice el derecho canónico wojtyliano, que en su canon 928 establece:
«Eucharística celebrátio perágatur língua latína aut ália língua, dummódo textus litúrgici legítime approbáti fúerint (La celebración eucarística hágase en lengua latina, o en otra lengua con tal que los textos litúrgicos hayan sido legítimamente aprobados)».
Y litúrgicamente, va contra la Instrucción General del Misal Romano, que en varios puntos habla que durante el servicio Novus Ordo, el presbítero-ministro debe volverse, ya hacia el altar (réctius, la mesa), ya hacia el pueblo.

El 31 de Julio, él (Arias Soto) organizará una jornada de oración frente a la Nunciatura Apostólica en la ciudad capital.
  
El español Buigues, además, se hizo tristemente célebre por su pronunciamiento el 25 de Mayo de 2020 en favor de la implementación de las “uniones civiles” homosexuales en el país centroamericano, después que el 9 de Enero de 2018 la Corte Interamericana de Derechos Humanos respondiera cinco consultas que elevara el entonces presidente Luis Guillermo Solís Rivera (del gobernante Partido Acción Ciudadana y miembro de la Iglesia Conciliar) sobre el particular:
«Son dos años de que el Señor me dio esta gracia de consagrarme a Él en este ministerio episcopal, una misión y responsabilidad muy grande. Y como todos saben, mañana (este 26 de mayo) entra en vigor el matrimonio igualitario, que es un hecho relevante en nuestro país. Habrá manifestaciones de todo tipo. Para nosotros (la Iglesia católica), el matrimonio es la unión entre el varón y la mujer, pero nos alegramos de que también otras parejas tengan derechos civiles. ¿Cómo nos vamos a enojar que otras personas que también tienen algún tipo de vida en común… tengan derechos civiles?
    
Tenemos que ser tolerantes, vivimos en una sociedad abierta. Nosotros vivimos nuestra fe, profundizamos nuestra fe; pero nos alegramos de que haya distintos tipos de relación humana, distintos caminos de familia y creo que ahí, donde hay una manifestación de cariño y de familia de alguna forma, ahí se manifiesta Dios, y tenemos que favorecerlo. No dejar de anunciar ni testimoniar nuestra fe y, en definitiva, de lo que creemos: de la condición humana según Dios y del matrimonio y la familia según Dios».
después que el 4 de Junio del año anterior escribiera en su cuenta de Facebook:
«NUESTRO RESPETO Y CARIÑO POR LAS PERSONAS DIVERSAS, NUESTRO REPUDIO A CUALQUIER DISCRIMINACIÓN HACIA ELLOS…
   
Pero no hagamos el ridículo al legislar sobre eso…».
  
   
Con tan mala suerte que al día siguiente (26 de Mayo) borró el vídeo de su cuenta de Facebook y subir otro “aclarando” su postura. Pero el vídeo original se halla en YouTube y otras cuentas de Facebook.
   

LA REFERENCIA A LOS “OBISPOS DEL MUNDO” EN “Traditiónis Custódes” ES DESHONESTA

Traducción de la noticia tomada de GLORIA NEWS.
   
“Trece años después, encargué a la Congregación para la Doctrina de la Fe que os enviara un cuestionario sobre la aplicación del Motu proprio Summorum Pontificum. Las respuestas recibidas revelaron una situación que me apena y preocupa, confirmando la necesidad de intervenir”.
Esta afirmación está contenida en la carta del 16 de Julio que acompaña el controversial Motu Proprio Traditionis Custodes de Francisco Bergoglio, pero parece ser otra de sus mentiras.
   
La Specola escribe en InfoVaticana (30 de Julio) que “no había presión del episcopado mundial” para demoler (el que creen es) el Rito Romano.
    
Solo alrededor del 30% de los cuestionarios regresaron completados en Roma. Más de la mitad de estos cuestionarios recibidos revelaron “posiciones favorables o neutrales”.
   
La conclusión de Specola: “Como mucho y exagerando, solo el 15% de los obispos del mundo son favorables a Traditionis Custodes”.
  

LOS FRUTOS DE LA REFORMA LITÚRGICA

Por Daniel Almeida de Oliveira para ASOCIACIÓN CULTURAL MONTFORT (Brasil). Traducción rescatada de ASOCIACIÓN MARIANA APOSTÓLICA SACERDOTAL.
     
El Concilio Vaticano II, en su Constitución sobre la Liturgia: “Sacrosánctum Concílium”, deseó «hacer una perfeccionada reforma general de la liturgia, para permitir al pueblo cristiano el acceso más seguro a la abundancia de gracias que la liturgia contiene» (n.º 21). Para esto, el Ritual de la misa sería revisado, de modo que apareciese «más claramente la naturaleza específica de cada una de sus partes bien como la mutua conexión, para facilitar una participación piadosa y activa de los fieles» (n.º 50).
    
La reforma en la liturgia causó, en el período post-conciliar, una cierta esperanza, un cierto optimismo de que habría, además de las conversiones en masa de los protestantes por el carácter ecuménico de la nueva liturgia, una mayor participación y comprensión de los fieles y una renovación de la fe de estos. ¿Será que eso es lo realmente ocurrió? Si tal pregunta fuere hecha en los medios progresistas de hoy, será oída una respuesta patronizada: «Ahora el pueblo entiende la misa, pues ella se hizo más alegre y más participativa. Eso trajo para la Iglesia personas alejadas, principalmente los jóvenes».
   
Sin embargo, se pregunta si tal visión optimista de la reforma en la liturgia podría ser sustentada a través de las evidencias. Nuestro Señor Jesucristo dice que por el fruto conoceríamos a los falsos profetas, pues todo árbol bueno da buenos frutos, y árbol malo da malos frutos (cf. Mat. VII, 15-20). ¿Cuáles serían entonces los frutos de la reforma litúrgica y de la misa nueva?
    
La respuesta está lejos de ser esperanzadora u optimista. En todas las partes del mundo iglesias y conventos fueron cerrados, los seminarios se quedaron vacíos y muchas personas perdieron la fe.
    
Para ejemplificar tales hechos presentamos los datos del artículo “Novus ordo Missæ: the record after thirty years” del Dr. James Lothian, economista de la Universidad de Fordham en los Estados Unidos, publicado en el periódico Homiletic & pastoral review, en octubre de 2000. 
   
El artículo referido presenta interesantes datos sobre el porcentaje de asistencia a la misa por los fieles de los Estados Unidos para el período de 1939 a 1995 y por los fieles de Inglaterra y el País de Gales para el período de 1959 a 1996. Tales datos están expuestos en la figura 1. 
   
Después de un temporal aumento para casi 75% después de la II Guerra Mundial, probablemente generado por el miedo y la inseguridad causados por la guerra, la asistencia a la misa en los Estados Unidos en el período en torno del Vaticano II permaneció cerca del 65%. A partir de ese período, el porcentaje decreció continuamente, en una velocidad rápida al principio, después más lentamente, haciéndose rápida nuevamente al final. La tendencia estimada para el período es de un declive de 0,4 puntos porcentuales por año en la asistencia a la misa en los Estados Unidos. El autor aplicó métodos estadísticos a tales datos y concluyó que esa tendencia a la caída es significante estadísticamente (esto es, la caída no es causada por mera variación casual del porcentaje). 
   
Los datos de asistencia a la misa en la Inglaterra y el País de Gales presentan tendencia bien similar a la de los Estados Unidos (ver figura 1). Hay un gran declivr inicial de 15% en la década del Vaticano II, seguido de una menor, sin embargo constante, tendencia a la caída. Esa caída fue al rededor del 29% al considerarse todo el período (la misma caída aconteció para los datos en los Estados Unidos) y fue estimada en 0,8 puntos porcentuales por año para el período, también significante estadísticamente. 
   
La asistencia a la misa en los Estados Unidos, Inglaterra y el País de Gales ha, pues, sufrido una fuerte caída, iniciada en el período inmediatamente después al Concilio Vaticano II, o sea, en el período en que la misa fue modificada.
   
El autor argumenta que alguien podría decir que la reforma litúrgica no seria a causa de la caída en la asistencia a la misa. El declive podría ser consecuencia de la amplia erosión de valores que se inició en la década de 1960 y que continúa hasta los días actuales. Si esa afirmación fuese verdadera, el porcentaje de los integrantes de otras religiones que frecuentan sus reuniones habría sufrido tendencia similar a la de la asistencia a la misa. Para probar lo contrario, el autor muestra datos de asistencia a las reuniones protestantes en los Estados Unidos (ver figura 2). La serie temporal protestante a pesar de ser de longitud inferior a la católica, no presentó tendencia a la caída en el conjunto. Por el contrario, hay un nítido aumento en el período en que la asistencia a la misa disminuyó. En 1995 la serie protestante alcanzó a la católica al llegar a 46%. Si fuera el temperamento de los tiempos actuales que causó la caída en la asistencia a la misa, no hay razón para que tal fuerza no haya influenciado también a los protestantes. Luego, el declive debe haber tenido otro factor causal. Ahora, ¿qué factor hubo en el período que pudiese explicar tal caída si no la reforma litúrgica?
   
Se concluye, por lo tanto, que la reforma litúrgica frustró las esperanzas postconciliares y fue la causa de una gran diminución de la asistencia a la misa. Estos son los frutos del Vaticano II.
   

MES EN HONOR A SANTA ANA (DÍA 30)

Recopilado por el P. Dr. Vicente Alberto Rigoni, Cura Párroco de Santa Ana en Villa del Parque (Buenos Aires), el 12 de Mayo de 1944. Tomado de RADIO CRISTIANDAD.
    
DÍA TRIGÉSIMO
   
Por la señal ✠ de la Santa Cruz, de nuestros ✠ enemigos, líbranos Señor ✠ Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
  
ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS
Dios os salve, ¡oh gloriosa Santa Ana, cuyo nombre significa la gracia de la que fuiste por Dios llena, gracia que distribuís a vuestros devotos. Nosotros, postrados a vuestros pies, os rogamos que aceptéis estos humildes obsequios con los cuales pretendemos honraros, como a madre de nuestra amantísima Madre y Reina y como abuela de nuestro dulcísimo Redentor Jesús. Y Vos, en señal de que os agradan nuestros homenajes, libradnos del maldito pecado alcanzándonos la gracia de modelar nuestra vida conforme a vuestros ejemplos, y obtenednos luz, fervor y constancia para que con la meditación que vamos a hacer, crezcamos en virtud y seamos más y más gratos al Señor. Amén.
     
MEDITACIÓN: Santa Ana en el Limbo.
Santa Ana acogida con alegría y bendiciones por los Patriarcas y Profetas, se encontró en el Lim-bo esperando con Ellos la venida del común Libertador.
  
Y, mientras aquella multitud gozaba de su presencia con inefable alegría, con armonía angelical, con júbilo de amor, con himnos de gozo por haber dado al mundo la divina Depositaria de los celestes arcanos, Ella daba gracias al Señor porque la liberación no podía tardar.
  
Los sentimientos de nuestra gran Santa en el Limbo fueron una constante y fervorosa súplica, a fin de que pronto apareciera en aquel lugar la esperada y eterna Luz, Luz que debía llenar de gloria a todos los elegidos.
  
Consideremos la dignidad sublime a que nuestra cariñosa Santa fue elevada en el cielo. Ella superó en méritos no sólo a todos los Santos, sino también a los mismos Serafines, obtuvo como Madre de María una gloria y un honor especial. Por esto los Santos no cesarán nunca de tributarle homenajes, alabanzas y bendiciones por la misión cumplida de Madre de la Madre de Dios; y Jesús la llenará con mayor profusión de aquella luz que, emanando de El forma la felicidad del cielo. La belleza, la grandeza, el esplendor de María se refleja también en Ella, su ternísima Madre y con Ella contribuirá a formar la alegría de los bienaventurados. A gozo tan singular ha sido levantada nuestra Madre Santa Ana y de este mismo gozo podrán participar todos y cada uno de sus devotos.
  
Quien sepa imitar la santidad y el amor a Dios de nuestra Santa, será indudablemente asistido y guiado por Ella al cielo y allí gozarla eternamente.
  
Esta consideración nos servirá como ejemplo para afirmar nuestras convicciones, fortificar nues-tra fe, sin espantarnos de los peligros y adversidades y para aprender a trabajar, como leales y esforzados atletas, en propagar el amor de Dios, la caridad para con el prójimo, la práctica de la virtud, el valor para defender la Santa Iglesia. Así mereceremos las bendiciones de Dios en el tiempo y en la eternidad.
     
EJEMPLO:
Un joven, algunos años ha, alejado de la Iglesia, llevaba una vida disoluta, empero conservaba un especial cariño a Santa Ana.
  
Una tarde, después de una jornada pasada en sus habituales desarreglos, sin pensarlo siquiera, su corazón se llenó de remordimientos a causa de sus pecados y, mientras su pensamiento volaba hacia Santa Ana, a quien había invocado siempre en sus mejores años, deicidó mudar de vida. Se dirigió sin tardanza a una Iglesia cercana, pero apenas entró el mismo lo contó a un sacerdote, le asaltó una fuerte tentación de salir de allí y continuar la vida libre que hasta entonces había llevado. Mas sin saber cómo, se encontró delante del altar de Santa Ana; miró la sagrada imagen, repitió la acostumbrada oración; se sintió compungido y empujado sin poder resistir a los pies de un padre confesor, el cual le devolvió con la gracia del Señor, aquella tranquilidad y aquella paz que el mundo no le supo dar y que tanto tiempo no había gustado.
  
Se lee que un maestro de obras que dirigía la construcción de la iglesia dedicada a Santa Ana en Trapani, se enfermó gravemente y fue desahuciado por los médicos. Recibidos los últimos Sacramentos, ya en agonía aquí unos padres franciscanos pensaron en recomendarlo a la poderosa Santa Ana, siendo preciosa la existencia de aquel para terminar las obras empezadas y por la generosidad de prestar sus trabajos sin estipendio alguno. Mientras con toda confianza pedían a la Santa esta gracia, el moribundo exclamado: “estoy curado”, quiso levantarse del lecho y al siguiente día con maravilla de cuantos le conocían, emprendió de nuevos sus trabajos, profundamente agradecido a Santa Ana, de la cual había recibido tan señalado favor.
   
OBSEQUIO: Prometamos a Santa Ana difundir en su honor la devoción del mes de Julio.
   
JACULATORIA: Ejemplarísima Santa Ana, aumentad en nosotros vuestro amor.
   
ORACIÓN
¡Oh excelsa Santa Ana! Sea bendita la diestra del Omnipotente, que obró en Vos tantos prodigios, para haceros digna madre de la Madre de Dios. Dios os otorgó gracias exquisitas y dones especiales, para que precedieras la Mística Aurora y entraseis en estrecha relación de parentesco con el Verbo humanado. Alabanzas constantes sean dadas a Aquel que desde la eternidad os escogió y destinó para una dignidad tan sublime. ¡Ah gloriosa Ana!, como el Señor fue tan generoso como Vos, sedlo vos con vuestro siervo, indigno hijo de vuestra Hija. Haced que viva con gran limpieza de corazón y que marche entre las vicisitudes del mundo, de tal modo, que jamás me olvide de mi eterna salvación. Amén. Padre Nuestro, Ave María y Gloria.
    
℣. Ruega por nosotros, bienaventurada Santa Ana.
℞. Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.
        
ORACIÓN
Oh Dios, que te dignaste conceder a Santa Ana la gracia de dar al mundo a la Madre de Vuestro Unigénito Hijo, haz, por tu misericordia, que nos ayude junto a Ti la intercesión de aquélla cuya fiesta celebramos. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.
    
En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.

jueves, 29 de julio de 2021

RECIENTES DEL GRAN HOLOCAUSTO SEXUAL Y DEFRAUDACIÓN

Noticias tomadas de TRADITIO y GLORIA NEWS.
   
   
Se supone que el Óbolo de San Pedro, la fraudulenta caridad de Francisco Bergoglio, va para los pobres y necesitados.
En cambio, Bergoglio y el Vaticano han convertido (desviado) para fraudes y estafas los fondos donados por los fieles supuestamente para los pobres y necesitados.
El FBI estadounidense está investigando la estafa, mientras el Vaticano se hunde más en la bancarrota.
   
¡Aquí vamos de nuevo! Después de defraudar casi 500’000.000 USD para una estafa de bienes raíces en Londres, luego de “extraviar” casi 1.500’000.000 USD en donaciones caritativas que iban destinadas a caridades de Australia, el 14 de Julio se informó desde el Vaticano que más de 8’000.000 USD se gastaron en una autopista inexistente en Carolina del Norte, Estados Unidos, probablemente como un medio de blanqueo de dinero para un esquema de compañías italianas.
      
Se ha afirmado que el No. 2 en la Secretaría de Estado del Vaticano, el cardenal Giovanni Angelo Becciu, había aprobado el esquema. Actualmente Becciu está en juicio por el fraude de bienes raíces en Londres. Él sostiene que es inocente, y que en últimas, Francisco Bergoglio aprobó el esquema. Un tribunal italiano ha aceptado la versión de Becciu de los hechos por encima de la de Bergoglio [Parte de la información para este Comentario proviene de Catholic News Agency].
   
Católicos tradicionales, se ha acusado que nuevamente los dineros donados por los fieles conciliares a la fraudulenta caridad de Francisco Bergoglio para los pobres y necesitados llamada Óbolo de San Pedro, actualmente bajo investigación por el Negociado Federal de Investigaciones estadounidense (FBI), que estaba siendo blanqueado (defraudado sería una mejor palabra, porque el dinero estaba siendo convertido del propósito caritativo pensado por los donantes). Así lo hace el Gran Holocausto Sexual y Defraudación conciliar, expuesto al público por primera vez en 2002, y que continúa imbatible (y se pone cada vez peor).
  
   
La foto de expediente de Mary Margaret Kreuper CSJ, una “monja” conciliar rectora de una escuela conciliar que desvió casi un millón de dólares estadounidenses para apoyar sus viajes para apostar.
Luego los casinos donde ella apostaba los fondos escolares intentaron encubrir sus crímenes destruyendo los registros financieros.
Con todo, los fiscales estadounidenses la atraparon, y ella será enviada al “claustro” de una penitenciaría federal probablemente por el resto de su vida.
   
La “hermana” Mary Margaret Kreuper CSJ fue rectora de la Escuela conciliar de San Santiago en Torrance, California, por 28 años, tiempo en el cual desvió casi un millón de dólares estadounidenses para apoyar su hábito de las apuestas, mientras la Iglesia Conciliar miraba a otro lado. Con todo, los fiscales estadounidenses no lo hicieron, y cuando Kreuper fue atrapada en flagrancia, no tuvo más opción que declararse culpable, y ahora los fiscales están en proceso de consignar a la “monja” al “claustro” de una penitenciaría federal, donde podrá hacer penitencia, probablemente por el resto de su vida.
   
El 22 de Julio de 2021, Kreuper admitió que apostaba los fondos de su escuela, y usaba los fondos escolares también para viajes todo incluido para apostar en los casinos. La cautelosa “monja” también ordenó a su personal destruir los registros financieros antes de una auditoría planeada. No funcionó. El largo brazo de la ley la atrapó a pesar de ella misma.
    
Su defensa es que se volvió frenética, pero eso no la distingue mucho de las otras “monjas” y presbíteros de la Iglesia Conciliar que han hecho del robo y el desvío de dinero su modo de vida en vez de la vida cristiana. De hecho, Kreuper no es la única “monja” defraudadora. En años recientes, varias “monjas” han sido atrapadas desviando fondos. La Iglesia Conciliar se ha convertido en lo que Nuestro Señor Jesucristo dijo de la iglesia de su tiempo: “una cueva de ladrones” (San Mateo 21, 13/Versión de Mons. Félix Torres Amat) [Parte de la información para este Comentario proviene de Catholic World Reporter].

Católicos tradicionales, las órdenes “religiosas” conciliares se están desintegrando aún más rápido que las parroquias conciliares. Las órdenes “religiosas” religiosas son un fraude, comprando la falsa (inválida) Misa del Nuevo Orden, doctrina herética, e inmoralidad. San Benito, San Francisco, Santo Domingo, y los otros Santos Fundadores de las órdenes religiosas tradicionales originales de la Iglesia Católica deben estar llorando desde el Cielo. Los Hermanos en la Iglesia Conciliar están casi extintos. Las “monjas”, ya no enclaustradas ni con hábito, están mezcladas con el mundo seglar en su ola criminal. Francisco Bergoglio no es modelo, puesto que él mismo ha estado defraudando fondos contribuidos por los fieles conciliares a sus (de él) supuestas caridades y gastando en cambio esos fondos en expensas personales para él y su Vaticano.
   
    
  
El otrora cardenal Theodore McCarrick, de 91 años, fue acusado el miércoles 28 de Julio de 2021 por tres cargos de asalto indecente y agresión a un adolescente de 16 años durante una recepción de boda en el Wellesley College, Massachusetts, en la década de 1970.
   
Según Boston Globe (29 de Julio), debe comparecer ante el tribunal de distrito de Dedham para una lectura de cargos el 26 de Agosto. Hasta ahora, las acusaciones de varios hombres han fracasado debido a la prescripción. En esa época, McCarrick era monseñor y secretario del cardenal Terence James Cooke Gannon († 1983; cuya causa de “beatificación” está actualmente en estudio por el Vaticano).
    
A menudo iba de viaje con la familia del acusador. El 8 de Junio de 1974, el acusador estaba en la recepción de la boda de su hermano cuando McCarrick le dijo que su padre quería que los dos “tuvieran una charla” porque el adolescente estaba siendo travieso y no asistía a la iglesia.
    
Dijo que McCarrick le manoseó los genitales cuando paseaban por el campus. Después de regresar, McCarrick lo condujo a una pequeña habitación, diciéndole “que se confesara” y luego le acarició los genitales. El acusador relató incidentes posteriores en los que McCarrick abusó de él en Arlington, Virginia, y en hoteles de Newton, Massachusetts.
    
La dirección de McCarrick que aparece en los archivos judiciales es el Centro de Renovación Vianney (dirigido por la congregación Siervos del Paráclito) en Dittmer, Misuri. Muchos prelados cercanos a McCarrick que afirmaron “no saber nada”, han sido promovidos por Francisco Bergoglio.

ROBERT SARAH PRESIDIRÁ EUCARISTÍA EN MEĐUGORJE

Noticia tomada de GLORIA NEWS. Comentario propio.
   

Se esperan muchos dignatarios eclesiásticos para el Festival de la Juventud en el santuario de la falsa aparición de Međugorje, Bosnia (30 de Julio - 6 de Agosto).
    
El cardenal Robert Sarah (que fue operado el día anterior en el Hospital Metropolitano de Reggio mediante un robot) presidirá una eucaristía, como también el arzobispo Luigi Pezzuto (Nuncio para Bosnia), el arzobispo Tadeusz Wojda (Danzig, Polonia), el obispo Guido Gallese (Alessandria, Italia) y el padre provincial franciscano de Herzegovina Miljenko Šteko.
   
Hasta 2019, alrededor de 50.000 participantes de más de cien naciones acostumbraban ir a este evento.
   
COMENTARIO: Otra prueba más que Sarah es un agente de Bergoglio, y que usaba su fachada de conservador para engañar a incautos. Y su presencia en este lugar de falsedad que ha devenido en un destino turístico más de los modernistas es un acicate para la desobediencia de los franciscanos de Herzegovina, que esperan volver a levantar cabeza después de un año sin un solo euro por las coronarestricciones del gobierno local.
   

PRESBÍTERO ESTADOUNIDENSE SE CONVIERTE AL SEDEVACANTISMO (Y OBISPO CONCILIAR LO “EXCOMULGA”)

Elementos tomados de GLORIA NEWS y NOVUS ORDO WATCH. Traducción propia.
   
  
El reverendo Michael Gregory DeSaye (foto), de 37 años, abandonó la Diócesis de Trenton en Nueva Jersey, Estados Unidos, para la cual fue “ordenado” el 2 de Junio de 2018, y entró al seminario sedevacantista de la Santísima Trinidad en Brooksville, Florida, que es dirigido por el obispo Donald J. Sanborn, de 71 años. Así lo anunció el Boletín de este seminario en su edición de Junio:
CARTA DEL EX SACERDOTE DEL NOVUS ORDO MICHAEL DESAYE A SUS AMIGOS SOBRE LAS RAZONES DE SU PARTIDA DEL NOVUS ORDO
   
Queridos amigos,
   
Poco tiempo atrás, solicité que el obispo O’Connell aceptara mi renuncia a la diócesis de Trenton y la remoción de mis facultades presbiterales. Al informarle al obispo que estaba de acuerdo con la posición del Seminario de la Santísima Trinidad en Florida, una posición llamada sedevacantismo, y que intentaba hacer estudios allí, también recibí la noticia de excomunión por el delito de cisma.
   
Os aseguro que mi decisión no fue tomada a la ligera, ni fue una reacción a cualquier estímulo de emoción, ira, estrés o frustración. Mi motivación no fue táctica o política, ni estaba yo deseoso de un cambio de carrera. La decisión fue resultado de oración y contemplación, y de un estudio independiente de las enseñanzas de los papas y doctores de la Iglesia. Fue una decisión que se hizo necesaria para mí por una conclusión derivada de aplicar los principios de la teología católica. Permitidme ofrecer una breve explicación de cómo llegué a esta decisión, junto con una lista de referencias que la apoyan.
   
En mi investigación, llegué a entender que el Concilio Vaticano II (1962-1965) enseña error contra la fe y la moral católica, y es irreconciliable con el Magisterio anterior de la Iglesia Católica.
   
Es una doctrina católica que la Iglesia de Cristo no puede errar cuando enseña universalmente respecto a materias de fe y moral. La razón para esta inerrancia es que la Iglesia es guiada por el Espíritu Santo, que Nuestro Señor envió para enseñarnos [llevarnos] “a toda verdad” (Juan 16, 13). En teología, el término común para esta inerrancia es indefectibilidad. Por dos mil años, desde los tiempos de los Apóstoles hasta el presente, la Iglesia Católica ha enseñado consistentemente la fe y moral verdadera de Jesucristo y su Iglesia a los fieles católicos. Ella ha obrado así sin la más leve desviación, esto es, sin el  más leve defecto. La indefectibilidad no es un accidente de la historia, sino una propiedad esencial de la Iglesia.
   
Comúnmente se tiene que el Concilio Vaticano II es un concilio general o ecuménico de toda la Iglesia Católica, debidamente promulgado y sostenido por los papas sucesivos hasta el presente. Comúnmente se tiene que este enseña universalmente, con la autoridad de Cristo, respecto a materias de fe y moral.
   
En realidad, este concilio contradice clara y absolutamente el magisterio previo de la Iglesia Católica en las mismas materias de fe y moral. Estas contradicciones presentan un enorme problema para los católicos. Porque no pueden existir contradicciones en materia de fe y moral a nivel universal en la Iglesia Católica, puesto que ella es protegida de error en estas materias por el Espíritu Santo. Si los católicos aceptaban el concilio como si hubiese sido promulgado con la autoridad de Cristo, entonces Cristo estaría conduciendo a toda la Iglesia Católica lejos de Sí. Los católicos estarían obligados a confesar que las puertas del infierno han prevalecido contra la Iglesia, contrario a la profecía de Nuestro Señor. Ella habría defeccionado de su divino matrimonio por la proclamación universal de una fe falsa. Pero esto es imposible según la doctrina católica perenne que ha sido enseñada repetidamente por el magisterio eclesiástico desde los Apóstoles hasta el día presente. Es imposible aplicar el contraargumento que estas enseñanzas eran solo aplicables para los tiempos modernos que no para todos tiempos, porque tal argumento está enraizado en el modernismo, y acaba por reducir todo el magisterio a contingencias. Tampoco nos ayuda aplicar la hermenéutica de la continuidad, porque la hermenéutica solo puede ayudar a mostrar continuidad si la continuidad ya existe.
   
Por tanto, debemos concluir que el Concilio Vaticano II no vino de la autoridad docente universal de la Iglesia Católica. Los papas que promulgaron el Vaticano II no poseían autoridad sobre la Iglesia para enseñar universalmente en nombre de Cristo. Ellos fueron legalmente delegados para recibir el papado, pero no recibieron de Dios la autoridad espiritual para gobernar, santificar y enseñar a la Iglesia Católica. Su autoridad era solo una autoridad aparente. Ellos no eran verdaderos Papas.
  
Esta posición tiene un nombre que suena poco atrativo: sedevacantismo. Es la posición de aquellos católicos que, aplicando la lógica de la indefectibilidad, concluyen una vacancia presente de la Sede de San Pedro, debido a la promulgación universal del error. El sedevacantismo es la única observación correcta respecto a la presente crisis en la Iglesia porque es la única posición basada en principios católicos tradicionales. No es una secta cismática basada en sentimientos personales.
  
Esta conclusión es profundamente difícil de procesar emocionalmente. El instinto católico desprecia la idea de un falso papa que es solamente una autoridad aparente, en vez de una autoridad efectiva. Surgen inmediatamente en la mente preguntas prácticas: ¿cómo un Papa pudo ser legalmente electivo y no tener el papadp? ¿Los católicos tienen permitido hacer un juicio de esta clase? ¿Cómo pudieron estar errados miles de obispos? Si esta tesis es verdadera, ¿entonces dónde está la Iglesia Católica? ¿Cómo funcionan la sucesión apostólica y jurisdicción en este contexto? ¿Cómo sería resuelta la crisis presente?
   
Estas son buenas preguntas que merecen respuesta, pero requerirían mucho espacio para esta breve carta. El punto que deseo articular aquí es que, tan difícil como puede ser, los católicos están obligados a rechazar la falsedad enseñada contra la fe, aun cuando vengan de autoridades aparentes. Si nosotros que vivimos en estos tiempos deseamos preservar nuestra fe católica, la cual es necesaria para nuestra salvación, entonces es esencial que reconozcamos que el Vaticano II es inválido, junto con los papados de aquellos que lo promulgaron y continúan promulgándolo.
    
Nuestro Señor dijo que se levantarían pseudoprofetas y pseudocristos, y engañarían, si era posible, aun a los elegidos. San Pablo enseñó que aun si él o un ángel del cielo enseñara un evangelio contra lo que él ha enseñado, sea anatema. En el Apocalipsis, San Juan predijo un engaño religioso mundial. Así, tememos advertencias directas de la Sagrada Escritura que tal destino como fue descrito algún día caería sobre la humanidad. No somos nosotros para elegir los tiempos en los cuales vivimos. A nosotros nos toca testificar la verdad, aun con gran coste personal.
    
P. Michael DeSaye
   
LISTA DE REFERENCIAS
  1. El principal error del Vaticano II (la herejía de la ‘comunión parcial’) condenado por la Iglesia Católica: https://mostholytrinityseminary.org/wp-content/uploads/2019/01/Triple-Column-Ecclesiology.pdf
  2. Una objeción común conservadora o ‘tradi’ es que debemos reconocer el Vaticano II y a Francisco como autoridades desviadas, y que aun cuando piensen imponer errores universales sobre nosotros, debemos ignorarlos hasta que un futuro papa tradicional venga para arreglar la situación. Esta posición ha sido también condenada por la Iglesia Católica:
    • Vaticano I, Sesión IV, Capítulo 3, No. 2
  3. Respuestas a preguntas comunes que surgen como resultado del sedevacantismo:
  4. Estuve personalmente sorprendido de descubrir cuántas veces, y con tan grande fuerza, los papas y santos condenaron los errores del Vaticano II (por favor mandadme correo electrónico para una lista detallada de tales enseñanzas). Reflexionando la razón por qué no me enseñaron estas doctrinas en el seminario, se hizo evidente que el programa académico para los presbíteros ha tomado un gran cuidado en remover ciertos aspectos del magisterio, santos y doctores previos de la Iglesia porque no están en conformidad con el Vaticano II. Esta es la principal razón por la cual estoy buscando formación adicional en el Seminario de la Santísima Trinidad.
A comienzos de los setenta, Donald Sanborn era un seminarista para la diócesis de Rockville Center, pero entonces se unió a la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, donde fue ordenado sacerdote por el arzobispo Marcel Lefebvre el 29 de Junio de 1975. Él es el fundador del Seminario Santo Tomás de Aquino, que ahora se localiza en Dillwyn, Virginia. En 1983, Sanborn dejó la FSSPX y abrazó el sedevacantismo, el cual sostiene que Pío XII (reinó entre 1939 y 1958) fue el último Papa verdadero, y que desde entonces todos sus papas, sacramentos y cánones son inválidos. Sanborn fue consagrado obispo por el obispo Robert Fidelis McKenna OP (del linaje del arzobispo Pierre Martin Ngô Đình Thục) el 19 de Junio de 2002.
   
DeSaye llegó a la conclusión que el fallido Concilio Vaticano II (1962-1965) enseña error contra la fe y la moral católica, y es irreconciliable con el Magisterio anterior de la Iglesia Católica. Estas contradicciones lo llevaron al sedevacantismo.
   
Él pidió al obispón de Trenton David Michael O’Connell Donnelly CM (instalado presbítero el 29 de Mayo de 1982 por Joseph Mark McShea Beach, y obispón el 30 de Julio de 2010 por John Mortimer Fourette Smith Charnock, ambas con el inválido rito montini-bugniniano) que aceptara su renuncia y le removiera de sus facultades presbiterales. O’Connell fue más allá. En una muestra de misericordia, “excomulgó” a DeSaye por cisma el 10 de Mayo con el siguiente anuncio:
El Rev. Michael G. DeSaye, vicario parroquial de la parroquia de los Santos Inocentes de Neptune, NJ, y capellán católico en el Centro Médico Universitario de Jersey Shore, renunció a su ministerio en la Diócesis de Trenton efectiva de inmediato para seguir su vocación en otra parte.
Usualmente, la Iglesia Conciliar invita y lisonjea a los cismáticos, y a esto lo llama “ecumenismo”.
  
La Iglesia Conciliar reserva duras penas contra aquellos clérigos que les preocupan las aberraciones conciliares. Nunca las aplican a los clérigos anticatólicos, pro-aborto y pro-homosexuales que desacralizan (más si cabe) la liturgia y atacan públicamente lo que queda de católico, porque este grupo goza del apoyo de los poderosos medios oligárquicos.
  
No es fácil para un presbítero conciliar reconocer que no sólo el Vaticano II es totalmente contrario a la Iglesia Católica, sino que (las más veces sin su culpa) sus “órdenes” y su actividad son inválidas y nulas. Oremos y ofrezcamos sacrificios para que ellos puedan reconocer que Dios nuestro Señor fortalece a quienes aman y buscan la Verdad, y actúan en consecuencia, como hizo DeSaye.
  
DEO GRÁTIAS!

MES EN HONOR A SANTA ANA (DÍA 29)

Recopilado por el P. Dr. Vicente Alberto Rigoni, Cura Párroco de Santa Ana en Villa del Parque (Buenos Aires), el 12 de Mayo de 1944. Tomado de RADIO CRISTIANDAD.
    
DÍA VIGESIMONOVENO
   
Por la señal ✠ de la Santa Cruz, de nuestros ✠ enemigos, líbranos Señor ✠ Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
  
ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS
Dios os salve, ¡oh gloriosa Santa Ana, cuyo nombre significa la gracia de la que fuiste por Dios llena, gracia que distribuís a vuestros devotos. Nosotros, postrados a vuestros pies, os rogamos que aceptéis estos humildes obsequios con los cuales pretendemos honraros, como a madre de nuestra amantísima Madre y Reina y como abuela de nuestro dulcísimo Redentor Jesús. Y Vos, en señal de que os agradan nuestros homenajes, libradnos del maldito pecado alcanzándonos la gracia de modelar nuestra vida conforme a vuestros ejemplos, y obtenednos luz, fervor y constancia para que con la meditación que vamos a hacer, crezcamos en virtud y seamos más y más gratos al Señor. Amén.
     
MEDITACIÓN: Preparación y Muerte de Santa Ana.
La preparación de Santa Ana a la muerte fue una continua aspiración a Dios. La vejez con sus ineludibles enfermedades conducía al ocaso a aquella existencia vivida tan santamente y rica en tantos méritos.
  
Como los grandes Santos y más que éstos, la Madre de la excelsa Madre de Dios, aceptaba humildemente las tribulaciones inherentes a su edad y encontraba en ello un motivo de perfeccionar el alma y hacerla más grata al Creador.
   
El cuerpo perecía, mas el alma se rejuvenecía. La muerte era esperada por Ella como natural tributo de la culpa original, según la clara visión y la convicción de todos los Santos.
   
Ni una angustia, ni una nube turbó su muerte y tranquila afrontó los últimos momentos, llenos de luz y de dulzura, con la presencia de su amada Hija que, transportada por los Angeles, como afirma la piadosa tradición, acercóse a su lecho confortándola en aquellos últimos instantes.
  
Se durmió acariciada por María en el dulce y místico sueño de los justos y su alma voló entre los Patriarcas y los Profetas que, llenos de júbilo, vieron en Ella la cercana venida del Redentor prometido.
  
Las almas escogidas no sienten el dejar la tierra; sólo desean lo que es de Dios y así se sienten a Él imperiosamente atraídas.
  
Dulce es también la muerte a los justos, porque saben que se unirán a Dios, fin de todos sus ardientes deseos.
  
Pero al mismo tiempo debía ser doloroso el sacrificio hecho por Santa Ana en su muerte, pues sabía que no dejaba a su Santísima Hija para subir al cielo, sino para bajar al Limbo y allí esperar al Mesías libertador.
  
No olvidemos esta verdad, es necesario, por medio de la muerte, entrar en la vida eterna, para la cual hemos nacido. Amargo y penoso es el tránsito, pero saludable y dulce cuando se mira el querer divino. Si cristiano, inevitable es la muerte y ninguno puede librarse de ella. Para que no te sea amarga, como suele serlo a los amadores del mundo, acostúmbrate a vivir resignado con la voluntad divina, que la manda cuando, cómo y dónde le place. Mira esta tierra como lugar de pasaje y no te ligues a ella con afecto; suspira por el Cielo, que es nuestra patria eterna.
  
Permanece en el amor divino, porque el que teme a Dios tendrá buen fin, o como dice San Agustín: “Vive bien y habrás aprendido a morir bien”. Pero con tu cuerpo débil y dolorido, con tu mente lánguida y confusa, ¿qué harás, qué dirás? Acostúmbrate a decir ahora lo que entonces dirías por librarte, y procurarte el valioso patrocinio de la gloriosa Santa Ana.
     
EJEMPLO:
Al principar la guerra del año 1870 la mayor parte de los soldados bretones se pusieron bajo la protección de Santa Ana, a la cual llamaron “buena Madre”. Y su confianza no fue vana.
  
El párroco del Santuario de Aurag recibió un día una carta de un soldado que contenía esta noticia: “Estábamos el otro día cuatro soldados bajo una misma tienda de campaña y rezadas nuestras oraciones, entre éstas una fervorosa plegaria a Santa Ana, nos quedamos dormidos. Cerca de media noche una inesperada llamada nos despertó: se debía avanzar. Consternados, nos preparamos para la marcha, después de haber desarmado la tienda; y he aquí que una voz llena de autoridad pero amable, nos gritó: “Adelante, hijitos míos, no temáis”, y esté cierto Padre que todos oímos aquel mandato, todos unánimes creímos que fue Santa Ana. Poco después se tomó contacto con el enemigo, combatimos valerosamente y lo pusimos en fuga. Atribuimos la victoria a nuestra buena Madre, y pedimos la publicación de este milagro”.
   
OBSEQUIO: Proponeos tributar a Santa Ana honores especiales en todos los martes, para tenerla propicia a la hora de la muerte. Este día es consagrado especialmente a ella.
   
JACULATORIA: Poderosísima Santa Ana, a Vos confiamos los últimos instantes de la vida.
   
ORACIÓN
¡Oh bienaventurada Santa Ana! Era muy justo que vuestra vida, así mezclada de humillaciones y de penas, se acabase bajo la mirada de Aquel que sostiene y conforta a todos los atribulados y afligidos y a todos les da la tranquila calma. Yo me alegro con Vos, porque vuestra muerte se me asemejó a un tranquilo sueño. Ea por aquellas consolaciones que sentisteis al ver a vuestra Hija, al abrazarla y al exhalar en sus brazo el último suspiro, haced que mi muerte sea la de los justos. Si la multitud de mis culpas me hace temer que Vos no recibiréis mi súplica, al pensar que sois la Madre del refugio de pecadores, tengo razón de esperar. ¡Oh clementísima Señora, ahora y siempre encomiendo a vuestra piedad mi alma. Cuando mis ojos eclipsen y jadeante y afanoso exhale mi último suspiro, corred en mi auxilio y dulcificad con vuestra presencia mi muerte. Amén. Padre Nuestro, Ave María y Gloria.
    
℣. Ruega por nosotros, bienaventurada Santa Ana.
℞. Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.
        
ORACIÓN
Oh Dios, que te dignaste conceder a Santa Ana la gracia de dar al mundo a la Madre de Vuestro Unigénito Hijo, haz, por tu misericordia, que nos ayude junto a Ti la intercesión de aquélla cuya fiesta celebramos. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.
    
En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.