Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

martes, 27 de julio de 2021

ERDOĞAN SE ERIGE EN GARANTE DE LA DIVISIÓN DE CHIPRE

Noticia tomada de ABC (España).
   
ERDOĞAN SE ERIGE EN GARANTE DE LA DIVISIÓN «PERPETUA» DE CHIPRE EN DOS ESTADOS, TURCO Y GRIEGO
La reapertura de Varosha, anunciada por Ersin Tatar, ha sido condenada a nivel internacional.
  
Begoña Castiella, corresponsal de ABC en Atenas.
Actualizado: 26/07/2021, 02:06h.
  
Un niño nada detrás de un cartel del ejército turco en el área vallada de Varosha - AFP
  
Pocos europeos saben dónde está Varosha. Se trata de un centro turístico abandonado, situado en el norte de Chipre, aunque en realidad es un distrito de la ciudad de Famagusta. Basado en el turismo, debido a sus magníficas playas con un clima privilegiado, se fue desarrollando poco a poco en los años sesenta y ya en el principio de los setenta se había vuelto un destino internacional. Magníficas playas acogían a un turismo internacional. Hasta se puso de moda entre las estrellas internacionales y la visitaron Brigitte Bardot, Elizabeth Taylor con Richard Burton, Rachel Welch y muchos más.
   
Con la invasión de ejército turco el 20 de Julio de 1974, la respuesta armada de Ankara a un golpe de estado de paramilitares grecochipriotas apoyados por la junta militar griega, Varosha se vació y sus más de cuarenta mil habitantes huyeron con lo puesto, literalmente. Se vieron obligados a refugiarse en el sur de la isla, en la República de Chipre, país miembro de la Unión Europea desde 2004. Pensaban que unos días después volverían. «Nos fuimos en bermudas y chanclas, sin nada» contaba Memnia Tsiakoura a ABC.
    
Abandonada y vallada
El ejército turco ocupó esta urbe, que acabó abandonada, vacía y vallada hasta el año pasado. Tras este suceso, los habitantes consiguieron que una resolución de Naciones Unidas les protegiera, prohibiendo el asentamiento de cualquier persona que no fuera habitante del distrito. Varosha permaneció como una ciudad fantasma, llena de vegetación salvaje (y grandes ratas, dicen) a la que nadie se podía acercar ni fotografiar ni filmar: el ejército turco vigilaba con mucha severidad. Y lo sigue haciendo.
  
Las autoridades de la autoproclamada República Turca del Norte de Chipre, reconocida únicamente por Turquía -de la que es un satélite, llevan tiempo anunciando que Maraş, el nombre turco de Varosha, volverá a ser Las Vegas. Lo afirma Ersin Tatar, el primer ministro de esta república (reelegido en las últimas elecciones del 11 de Octubre pasado). Este tiene el apoyo directo de Erdoğan y cinco días antes de la primera jornada electoral anunció la apertura parcial de Varosha inaugurando, de nuevo, sus playas. Se montó un gran escándalo y esta acción fue condenada por la comunidad internacional. Pero Tatar ganó en la segunda vuelta electoral, eso sí, por un margen pequeño (51, 69% frente al segundo candidato, Mustafá Akıncı con 48,32%).
   
Y este martes, día en el que se cumple el 47 aniversario de la invasión turca, las autoridades turcochipriotas anunciaron una apertura parcial de Varosha para un reasentamiento potencial sin entrar en detalles. El Presidente turco Recep Tayyip Erdoğan, que estaba de visita, afirmó triunfante que «comenzará una nueva era en Maraş que beneficiará a todos» y añadió que «no tenemos otros 50 años que perder». Asimismo, añadió que no se podía progresar en las negociaciones si no se acepta que hay dos comunidades y dos estados con el mismo estatus, algo que solo Turquía apoya.
   
Tanto la comunidad grecochipriota, a través de su presidente Nikos Athanasiadis, como la internacional, comenzando por Grecia y Estados Unidos, han protestado. El Secretario de Estado norteamericano Antony Blinken ha recordado que esta decisión «es claramente inconsistente con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU» ya que considera que Varosha debe estar administrada por Naciones Unidas. Blinken añadió: «Instamos a los turcochipriotas y a Turquía a que revoquen su decisión anunciada hoy y todas las medidas tomadas desde octubre de 2020».
   
Aumento de las tensiones
Josep Borrell, en nombre de la Unión Europea, afirmó que la decisión unilateral anunciada por Erdoğan y Tatar «corre el riesgo de aumentar las tensiones en la isla y comprometer el regreso a las conversaciones sobre una solución integral del problema de Chipre». Lo confirmó Dominic Raab, el Secretario de Exteriores británico. Por su parte, el primer ministro griego Kiriakos Mitsotakis declaró que Atenas y Nicosia siguen conjuntamente «con su compromiso inquebrantable de resolver el problema de Chipre de acuerdo con el marco acordado y vinculante de la ONU para una solución de federación bizonal, bicomunitaria y que sea aceptable por ambas partes» refiriéndose a las dos comunidades, la grecochipriota y la turcochipriota.
  
Naciones Unidas pide ahora administrar Varosha y que sus habitantes puedan volver a sus casas. Algo que el Presidente chipriota Anastasiadis resalta, diciendo que si la preocupación real de Turquía era devolver las propiedades a sus dueños legales, deberían cumplir las resoluciones de la ONU y permitir que los propietarios regresen en condiciones seguras.
   
Ana Marangou, una antigua residente de Varosha y Vicepresidenta de la iniciativa ‘Famagusta para Chipre’, afirma en declaraciones recogidas por el ‘Cyprus Times’ que esperaba esta decisión, pero que «fue como si se me cayera una piedra sobre la cabeza». Explica que el barrio que se abrirá (en principio) es el de San Nicolás, ubicado entre los barrios de Santa Catalina y Agía Zóni (refiriéndose a las iglesias ortodoxas de la zona, que definen los barrios).
   
«Está justo detrás de la calle Dimokratias y limita con la parte de Famagusta que ya ha sido habitada por turcochipriotas y colonos» refiriéndose a los ciudadanos turcos que a partir de 1975 fueron llegando a la parte ocupada de la isla, donde se les ofreció casa y terrenos que pertenecían a familias de la comunidad grecochipriotas (sin contar con los militares turcos y sus familias). Y Ana está preparada para volver a su casa cuando se pueda, pero en condiciones, porque la zona no tiene por ahora ni agua ni electricidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)