Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

domingo, 29 de marzo de 2020

ALGUNAS CURIOSIDADES SOBRE EL NOVUS ORDO

Traducción del artículo publicado en ESISTENZIALMENTE PERIFERICO.
   
Premisa:
«Si alguno dijere que el sacrificio de la Misa es solo sacrificio de alabanza y de acción de gracias, o mero recuerdo del sacrificio consumado en la cruz; mas que no es propiciatorio; o que solo aprovecha al que le recibe y que no se debe ofrecer por los vivos, ni por los difuntos, por los pecados, penas, satisfacciones ni otras necesidades; sea excomulgado» (Concilio de Trento, sesión XXIII, canon III).
El NOM (no “Nuevo Orden Mundial, sino “Novus Ordo Missæ, esto es, “nuevo” -verdaderamente nuevo- ordenamiento de la Misa) fue construido a partir de 1965, colaudado en 1967, promulgado el Jueves Santo -3 de Abril- y entró en vigor el I domingo de Adviento -30 de Noviembre- de 1969 (justo para el momento de imprimir los Misales).
   
Curiosidad número 1: la primera edición del Novus Ordo (3 de Enero de 1969, Institutio generalis Missalis romani, capitolo 11, numero 7) contenía esta definición herética:
«La cena del Señor, o Misa, es el encuentro sagrado o congregación de la asamblea del pueblo de Dios, con presidencia del sacerdote, para celebrar el memorial del Señor. Por esta razón, se aplica eminentemente a tal reunión local de la santa Iglesia la promesa de Cristo: “Donde se reúnen dos o tres en mi nombre, ahí estoy yo en medio de ellos” (Mt. 18, 20)».
En pocas palabras, el Misal declaraba que la Misa no es la repetición incruenta del Sacrificio de la cruz, sino… es el encuentro sagrado = asamblea presidida por el sacerdote, para celebrar el memorial.
   
Después de las obvias protestas, las definiciones fueron modificadas once meses después, precisando un sentido más católico, pero sin modificar el rito.
  
Curiosidad número 2: la frase Mystérium fídei [“¡Misterio de la fe!”] fue efectivamente pronunciada por el Señor y conservada por los Apóstoles (cfr. Denzinger edición de 1937, números 414 y 715). No se trata de una exclamación admirativa.
   
En el Novus Ordo fue abusivamente “movido” (interpolada), no se sabe por quién ni por qué.
  
Comparemos entre el Canon Romano de la Misa tradicional y la Plegaria Eucarística I de la Misa Novus Ordo, trayéndolos por razones de comodidad al español:

Canon tradicionalCanon Novus Ordo
El cual, la víspera de su Pasión, tomó un pan en sus santas y venerables manos, y levantando los ojos al Cielo en dirección a Ti, oh Dios, su Padre omnipotente, dándote las gracias, lo bendijo, lo partió y se lo dio a sus discípulos diciendo: Tomad y comed todos de él.El cual, la víspera de su Pasión, tomó pan en sus santas y venerables manos, y , elevando los ojos al cielo, hacia ti, Dios, Padre suyo todopoderoso, dando gracias te bendijo, lo partió y lo dio a sus discípulos diciendo:
Este es mi Cuerpo.Tomad y comed todos de él,
porque esto es mi cuerpo,
que será entregado por vosotros
De igual modo, al terminar la cena tomó también este precioso Cáliz en sus santas y venerables manos, y dándote de nuevo gracias, lo bendijo, y se lo dio a sus discípulos diciendo: Tomad y bebed todos de él.Del mismo modo, acabada la cena, tomó este cáliz glorioso en sus santas y venerables manos, dando gracias te bendijo, y lo dio a sus discípulos, diciendo:
Este es el Cáliz de mi Sangre,
nuevo y eterno testamento,
misterio de la fe,
que por vosotros y por muchos es derramada
en remisión de los pecados.
Tomad y bebed todos de él,
porque este es el cáliz de mi sangre,
sangre de la alianza nueva y eterna

  
que será derramada por vosotros y por muchos
para el perdón de los pecados.
Cuantas veces hiciéreis esto, hacedlo en memoria de Mí.Haced esto en conmemoración mía.
¡Éste es el Misterio de la fe!
    
Nota pequeña: “Cuantas veces hiciéreis esto…” es una cita literal de 1Cor. 11, 25, mientras que “hacedlo en memoria de Mí” remite a Lc. 22, 19.
  
Curiosidad número 3: la “concelebración” es una novedad absoluta de la historia de la liturgia y ciertamete abusiva al menos en todos los casos en los cuales se hace por la pura comodidad de los celebrantes; figurarse cuando reciben la oferta para más Misas pero “concelebran” una sola.
   
La concelebración de hecho no equivale a la celebración “simultánea” de más Misas, tanto más que la materia consacrada es una e indivisa (por lo cual el hecho que más consagrantes pronuncien la fórmula no multiplica el sacramento del sacrificio de la Cruz).
  
Curiosidad número 4: en la confección del Novus Ordo han participado activamente seis pastores protestantes: Alfred Raymond George (metodista), Ronald Claud Dudley Jasper (anglicano), Massey Hamilton Shepherd Jr. (episcopaliano), Friedrich-Wilhelm Künneth (luterano), Eugene L. Brand (luterano), y Max Thurian (calvinista y sub-prior de Taizé).
  
El 10 de mayo de 1970, en ocasión de la audiencia concedida a los seis pastores protestantes que han colaborado en la elaboración del Novus Ordo Missæ, Pablo VI, hablando de su contribución a los trabajos del Consílium litúrgico, dijo:
«…Os habéis esforzado particularmente en darle más espacio a la Palabra de Dios contenida en la Sagrada Escritura; en aportar un mayor valor teológico a los textos litúrgicos, a fin que la “lex orándi” (“la ley de la oración”) concuerde mejor con la “lex credéndi” (“la ley de la creencia”)…» (cfr. Rama Coomaraswamy, Les problèmes de la nouvelle messe, Editions L’Age d’Homme, Losanna 1995, pag. 36).
No se entiende precisamente cómo los protestantes, que niegan la Presencia Real de Nuestro Señor Jesucristo en la Eucaristía, la esencia sacrificial de la Misa, el sacerdocio ministerial, la mediación universal de María Santísima y de los Santos, y otras verdades de fe, puedan haber aportado «un mayor valor teológico a los textos litúrgicos…».
   
Curiosidad número 5: el Novus Ordo ha efectivamente empobrecido la liturgia. He aquí un ejemplo:
  • Misa tradicional: …et accípiens hunc præclárum cálicem [y tomó ESTE precioso cáliz…]
  • Misa Novus Ordo: …y tomó EL cáliz…
¡No son sutilezas! Atención:
  • y tomó “este” cáliz… [esto es, el Sacrificio todavía está en curso, precisamente allí sobre el altar, precisamente allí con aquel cáliz, místicamente aquel mismo cáliz empuñado por Jesús consagrante: el sacerdote actúa in persóna Christi].
  • y tomó “el cáliz… [luego el gesto de tomar “aquel” cáliz es solo conmemorativo: toma el cáliz que tiene delante].

  1. Curiosidad número 6: la traducción “derramada por vosotros y por todos” está errada. En la Misa tradicional la fórmula utiliza tanto “muchos” como “todos”:
«Accípite et bíbite ex eo OMNES. Hic est enim Calix Sánguinis mei, novi et ætérni testaménti: mystérium fídei: qui pro vobis et pro MULTIS effundétur in remissiónem peccatórum». [Tomad y bebed todos de él. Este es el Cáliz de mi Sangre, nuevo y eterno testamento, misterio de la fe, que por vosotros y por muchos es derramada en remisión de los pecados].
Tanto en hebreo como en arameo, muchos puede significar todos; pero aquí, en la frase pronunciada por Jesús, el uso aproximado de todos (כָּלְּהֹון/ܟ݁ܽܠܟ݂ܽܘܢ, kulḵon) y de muchos (שַׂגִּיאָ֔ן/ܣܰܓ݁ܺܝܶܐܐ, saggīe), tiene todo el carácter de una contraposición fielmente reproducida en el texto latino. Sin contar que utilizar “por todos” insinúa la idea errada del Infierno inexistente o vacío.
   
Curiosidades varias: la Iglesia declara excomulgados a:
  • Aquellos que consideren que los ornamentos sagrados, las ceremonias y los signos en uso en la Misa tradicional, más como una impiedad que de ayuda a la piedad.
  • Aquellos que condenan el uso de recitar el Canon en voz baja.
  • Aquellos que pretenden que en la Misa se deba usar solo la lengua vulgar.
  • Aquellos que consideran ilícita la Misa en la cual solo el sacerdote comulga sacramentalmente.
  • Aquellos que dicen que es indispensable también dar la Comunión a los fieles bajo las dos especies.
  • Aquellos que consideran ilícita la celebración de la Misa sin algún fiel presente.
  • Aquellos que quieren en cada iglesia un único altar [no confundir con el abuso actual de tener un altar que “oscurece” el altar principal].
  • Aquellos que quieren que en los monasterios no se celebren más que una o dos Misas al día, así que, si los sacerdotes son más de dos, estos deban “concelebrar”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)