Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

jueves, 19 de marzo de 2020

INVOCACIÓN “Ave Joseph”

Compuesta por el padre Jean-Jacques Olier PSS, fundador del seminario de San Sulpicio en París.
   
    
LATÍN
Ave, Joseph, imágo Dei Patris,
Ave, Joseph, Pater Dei Fílii.
Ave, Joseph, Sacrárium Spíritus Sancti.
Ave, Joseph, dilécte Sanctæ Trinitáti.
Ave, Joseph, magni consílii coadjútor fidelìssime.
Ave, Joseph, Virginis Matris Sponse digníssime.
Ave, Joseph, Pater ómnium fidélium.
Ave, Joseph, Custos sanctárum Vírginum.
Ave, Joseph, sacri siléntii observantíssime.
Ave, Joseph, paupertátis amantíssime.
Ave, Joseph, exémplum mansuetúdinis et patiéntiæ.
Ave, Joseph, spéculum humilitátis et obœdiéntiæ.
Benedíctus es tu inter omnes hómines.
Et benedícti óculi tui, qui vidérunt quæ tu vidisti.
Et benedíctæ áures tuæ, quæ audiérunt quæ tu audísti.
Et benedíctæ manus tuæ, quæ contrectavérunt Verbum incarnátum.
Et benedícta bráchia tua, quæ portavérunt ómnia portántem.
Et benedíctum pectus tuum, in quo Filius Dei dulcíssime requiévit.
Et benedíctum Cor tuum ardentíssimo amóre succénsum.
Et benedíctus Pater ætérnus, qui te elégit.
Et benedíctus Fílius, qui te amávit.
Et benedíctus Spiritus Sanctus, qui te sanctificávit.
Et benedícta María Sponsa tua, quæ te ut Sponsum et Fratrem dilexit.
Et benedíctus Ángelus, qui te custodívit.
Et benedícti in ætérnum omnes qui benedícunt tibi et qui díligunt te.
  
O sacratíssimum Cor Jesu, o sanctíssimus Cor Maríæ, o puríssimus Cor Sancte Joseph, adjúvate me ad semper facére et patére in omni témpore quia Deus vult, in modo qui Deus vult, ed soli quod Deus vult. Amen.
  
TRADUCCIÓN
Dios te salve, José, imagen de Dios Padre.
Dios te salve, José, Padre del Hijo de Dios.
Dios te salve, José, santuario del Espíritu Santo.
Dios te salve, José, amado de la Santísima Trinidad.
Dios te salve, José, coadjutor fidelísimo del gran consejo de Dios.
Dios te salve, José, dignísimo Esposo de una Madre Virgen.
Dios te salve, José, Padre de todos los fieles.
Dios te salve, José, custodio de las santas vírgenes.
Dios te salve, José, exacto observador del silencio.
Dios te salve, José, amantísimo de la pobreza.
Dios te salve, José, modelo de dulzura y de paciencia.
Dios te salve, José, espejo de humildad y de obediencia.
Bendito tú eres entre todos los hombres.
Y benditos sean tus ojos, que vieron lo que han visto.
Y benditos sean tus oídos, que oyeron lo que han oído.
Y benditas sean tus manos, que tocaron al Verbo encarnado.
Y benditos sean tus brazos, que cargaron a Aquel que lleva todas las cosas.
Y bendito sea tu pecho, sobre el cual el Hijo de Dios descansó dulcemente.
Y bendito sea tu Corazón inflamado de ardor ardentísimo.
Y bendito sea el Padre eterno que te ha elegido.
Y bendito sea el Hijo que te amó.
Y bendito sea el Espíritu Santo que te santificó.
Y bendita sea María tu Esposa, la cual te ha amado como Esposo y Hermano.
Y bendito sea el Ángel que te custodiaba.
Y benditos sean eternamente todos los que te bendicen y te aman.
  
Oh sacratísimo Corazón de Jesús, oh santísimo Corazón de María, oh purísimo Corazón de San José, ayudadme a siempre hacer y padecer en todo momento lo que Dios quiere, en el modo que Dios quiere, y únicamente porque Dios lo quiere. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)