Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

miércoles, 28 de octubre de 2020

LETANÍA EN HONOR A SAN JUDAS TADEO

   
LETANÍA EN HONOR A SAN JUDAS TADEO
   
   
LATÍN
Kýrie, eléison.
Christe, eléison.
Kýrie, eléison.
   
Jesu, áudi nos.
Jesu, exáudi nos.
   
Pater de cœlis, Deus, miserére nobis.
Fili, Redémptor mundi, Deus, miserére nobis.
Spíritus Sancte, Deus, miserére nobis.
Sancta Trínitas, unus Deus, miserére nobis.
  
Sancte Juda Thaddǽe, JESU, et MARÍÆ Consanguínee. Ora pro nobis.
Sancte Thaddǽe, qui sanctíssimas, Personas JESUM et MARÍAM vidére, Earúmque suávi collóquio frui, dignus fuísti. Ora pro nobis.
Sancte Thaddǽe, qui a Christo ad Dignitátem Apostolátus evéctus es. Ora pro nobis.
Sancte Thaddǽe, qui dulcíssimo Magístro tuo Christo, summa cum verecúndia pedes lavándos porrexísti. Ora pro nobis.
Sancte Thaddǽe, qui in última cœna sanctíssimam Eucharistíam e mánibus dilectíssimi Magístri summa cum reveréntia suscepísti. Ora pro nobis.
Sancte Thaddǽe, qui mortem Christi ámare deplórans, post Resurrectiónem eum gaudiosíssime cœlos conscéndere vidísti. Ora pro nobis.
Sancte Thaddǽe, qui in Pentecóste cum Coapóstolis tuis Spíritu Sancto replétus es. Ora pro nobis.
Sancte Thaddǽe, qui Christo in cœlos ascendénte, in Pérsidem ad bárbaras natiónes Evangélio imbuéndas, te contulísti. Ora pro nobis.
Sancte Thaddǽe, qui doctrína tua innúmeros infidéles ad veram Religiónem perduxísti. Ora pro nobis.
Sancte Thaddǽe, qui Spíritus Sancti virtúte máxima prodígia patrásti. Ora pro nobis.
Sancte Thaddǽe, qui Regis Abagári ánimam ab infidelitáte, corpus a lepræ contágion emundásti. Ora pro nobis.
Sancte Thaddǽe, qui Divina virtute Dǽmones in Ídolis elíngues fecísti, Magorúmque præstígia confudísti. Ora pro nobis.
Sancte Thaddǽe, qui belli duci Báradach pacem cum hóstibus próspere componéndam vaticinátus es. Ora pro nobis.
Sancte Thaddǽe, qui Serpéntibus, ne venéno hómines inficérent, potestátem ademísti. Ora pro nobis.
Sancte Thaddǽe, qui spretis impiórum minis veræ fídei dógmata, impávide tradísti. Ora pro nobis.
Sancte Thaddǽe, qui tandem pro Christi nómine fústibus occísus, sanctum vitæ cursum consumásti. Ora pro nobis.
Sancte Thaddǽe, nos cliéntes tui. Ora pro nobis.
   
Ut précibus tuis, Rectóribus Ecclésiæ, cunctísque Christiánis Cathólicæ fídei, zelum, et constántiam obtinére dignéris. Te rogámus, áudi nos.
Ut Regi nostro, omnibúsque Princípibus Christiánis, pacem, concórdiam, et ad hostes debellándos vires, impetráre dignéris. Te rogámus, áudi nos.
Ut Deus méritis tuis, hæréticos, ac éthnicos ad veram fidem convertére dignétur. Te rogámus, áudi nos.
Ut fidem, spem, et charitátem in nobis augére dignéris. Te rogámus, áudi nos.
Ut pravas cogitatiónes, omnésque dǽmonis insídias, a nobis avertére dignéris. Te rogámus, áudi nos.
Ut omnes honóri tuo devote addíctos, tutéla tua fóvere dignéris. Te rogámus, áudi nos.
Ut eos a peccátis, eorúmque occasiónibus præserváre dignéris. Te rogámus, áudi nos.
Ut eos ante óbitum venerándis Sacraméntis, digne expiári fácias. Te rogámus, áudi nos.
Ut eos in ágone confortáre, et contra dǽmonum incúrsus defendére dignéris. Te rogámus, áudi nos.
Ut blandam eis Júdicis fáciem benígnam due senténtiam exoráre dignéris. Te rogámus, áudi nos.
Ut eos in Regiónem vivéntium, gáudiis ætérnis potitúros introdúcere dignéris. Te rogámus, áudi nos.
  
Agnus Dei, qui tollis peccáta mundi, parce nobis, Dómine.
Agnus Dei, qui tollis peccáta mundi, exáudi nos, Dómine.
Agnus Dei, qui tollis peccáta mundi, misérere nobis.
   
Antiphona Eccles. 15, 1. Qui timet Deum fáciet bona, et qui cóntinens est justítiæ apprehéndet illam, et obviábit illi, quási mater honorificáta.

℣. Sancte Juda Patrone fidelissime.
℟. Placato nobis Deum clementiæ.

ORATIO
Deus, cujus bónitas, et cleméntia exhauríri non potest, áures benígnas famulórum, famularúmque tuárum précibus inclína et præsta, ut omnes qui te in Apóstolo tuo Juda Thaddǽo devóte recólunt, méritis ejus efficácibus petitiónis suæ efféctum consequántur. Per Dóminum nostrum Jesum Christum, Fílium tuum, qui tecum vivit et regnat in unitáte Spíritus Sancti, Deus, per ómnia sǽcula sæculórum. Amen.

℣. Benedicámus Dómino.
℟. Deo grátias.
  
TRADUCCIÓN
Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo, ten piedad de nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros.
   
Jesús, óyenos.
Jesús, escúchanos.
   
Dios Padre Celestial, ten piedad de nosotros.
Dios Hijo, Redentor del mundo, ten piedad de nosotros.
Dios Espíritu Santo, ten piedad de nosotros.
Trinidad Santa, un solo Dios, ten piedad de nosotros.
  
San Judas Tadeo, consanguíneo de JESÚS y MARÍA. Ruega por nosotros.
San Judas Tadeo, que fuiste digno de ver las santísimas Personas de JESÚS y MARÍA, y gozaste de su suave coloquio. Ruega por nosotros.
San Judas Tadeo, que fuiste llamado por Cristo a la Dignidad del Apostolado. Ruega por nosotros.
San Judas Tadeo, que con suma verecundia tendiste los pies para ser lavados por Cristo, tu dulcísimo Maestro. Ruega por nosotros.
San Judas Tadeo, que en la última cena recibiste con suma reverencia la Santísima Eucaristía de manos de tu dilectísimo Maestro. Ruega por nosotros.
San Judas Tadeo, que por llorar amargamente la muerte de Cristo, después de su Resurrección viste gozoso su Ascención a los Cielos. Ruega por nosotros.
San Judas Tadeo, que en Pentecostés fuiste lleno del Espíritu Santo con tus Coapóstoles. Ruega por nosotros.
San Judas Tadeo, a quien Cristo, ascendiendo a los cielos, envió a predicar el Evangelio en Persia a las naciones bárbaras. Ruega por nosotros.
San Judas Tadeo, que por tu doctrina condujiste a innumerables infieles a la Religión verdadera. Ruega por nosotros.
San Judas Tadeo, que realizaste grandes prodigios por la virtud del Espíritu Santo. Ruega por nosotros.
San Judas Tadeo, que limpiaste al alma del rey Abgaro de la infidelidad, y a su cuerpo del contagio de la lepra. Ruega por nosotros.
San Judas Tadeo, que por el poder Divino hiciste enmudecer a los demonios en los ídolos, y confutaste los prodigios de los magos. Ruega por nosotros.
San Judas Tadeo, que en la guerra del duque Baradac le vaticinaste que compondría próspera paz con sus enemigos. Ruega por nosotros.
San Judas Tadeo, que venciste la potestad de las serpientes y el veneno infectado de los hombres. Ruega por nosotros.
San Judas Tadeo, que despreciando las amenazas de los impíos, transmitiste impávido los dogmas de la fe verdadera. Ruega por nosotros.
San Judas Tadeo, que finalmente fuiste muerto a azotes por el nombre de Cristo, consumando el curso de una vida santa. Ruega por nosotros.
San Judas Tadeo, que nos proteges como tuyos. Ruega por nosotros.
   
Para que por tus oraciones, te dignes obtener a los dirigentes de la Iglesia y todos los Cristianos el celo y constancia en la Fe Católica. Te rogamos, óyenos.
Para que te dignes impetrar a nuestro rey y a todos los príncipes cristianos paz, concordia, y vencer a las fuerzas enemigas. Te rogamos, óyenos.
Para que Dios, por tus méritos, se digne convertir a los herejes e infieles a la fe verdadera. Te rogamos, óyenos.
Para que te dignes aumentar en nosotros la fe, esperanza y caridad. Te rogamos, óyenos.
Para que te dignes alejar de nosotros los malos pensamientos y todas las insidias de los demonios. Te rogamos, óyenos.
Para que te dignes dar tu amparo a todos los que devotamente te honran. Te rogamos, óyenos.
Para que te dignes preservarlos de pecados y de sus ocasiones. Te rogamos, óyenos.
Para que los hagas dignos de recibir los venerables Sacramentos antes de morir. Te rogamos, óyenos.
Para que te dignes confortarlos en su agonía, y defenderlos contra los asedios de los demonios. Te rogamos, óyenos.
Para que te dignes hablarles ante el Juez y les hagan sentencia favorable. Te rogamos, óyenos.
Para que te dignes obtenerles entrar en los gozos eternos en la región de los vivientes. Te rogamos, óyenos.
  
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, perdónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, escúchanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros.
      
Antífona Ecles. 15, 1. El que teme a Dios hará buenas obras; y quien observa exactamente la justicia, poseerá la sabiduría; porque ella le saldrá al encuentro cual madre respetable.

℣. San Judas, Patrón fidelísimo.
℟. Reconcílianos clemente con Dios.

ORACIÓN
Oh Dios, cuya bondad y clemencia no puede agotarse, inclina benigno tus oídos a las oraciones de tus siervos y siervas, y haz que todos quienes devotos se dirigen a Ti por tu Apóstol San Judas Tadeo, consigan eficazmente por sus méritos el efecto de sus peticiones. Por nuestro Señor Jesucristo tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por todos los siglos de los siglos. Amén.

℣. Bendigamos al Señor.
℟. Demos gracias a Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)