Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

miércoles, 14 de agosto de 2019

EL PÉSAME A SAN JUAN APÓSTOL

Hay una antigua tradición que se remonta a mucho tiempo atras en Guatemala, Se trata del Pésame a San Juan Apostol. Según las abuelitas, dicho Rito tenía por objetivo rezar algunas oraciones y versos alusivos al tránsito de nuestra Madre Santisíma de su vida Terrenal a la Vida eterna. El acto de Pésame a San Juan Apostol se deriva de y nos permite recordar que Cristo, momentos antes de morir en la Cruz, le entrega como madre a Juan el Discipulo amado al pie de la Cruz con las Siguientes palabras: “MADRE, HE AHÍ A TU HIJO”. Y observando a Juan le dice Cristo: “HIJO, HE AQUÍ A TU MADRE”, siendo en este momento que María Santisíma se convierte en Madre de todos nosotros. Antiguamente este Rito se realizaba en las parroquias y hogares de Guatemala hoy 14 de Agosto, donde se celebra a Nuestra Señora del Tránsito en Visperas de la Solemnidad de la Asunción de Maria. Juan recibe a María como Madre, y asimismo se convierte en su madre espiritual y segunda madre terrenal, es por ello que se le recuerda a Juan en esta fecha por el pesar de la Partida de María, pero siendo ello motivo de alegría derivado a que Dios no permitió que la muerte corrompiera el cuerpo Santo de María, siendo llevada y coronada en cuerpo y alma a la presencia del Padre. Dicha Tradición lamentablemente ya no se realiza, pero no se descarta que algunos hogares o iglesias del interior de la Republica aún se realice este día.

 
Glorioso y Bienaventurado San Juan, tú que hasta en el último suspiro acompañaste a nuestra Madre Santísima en lo largo de su vida... Tú que con amor la aceptaste por madre y Ella por hijo... Tú que cuidaste de Ella desde el momento de la crucifixión de Nuestro Señor Jesucristo y le diste tu amor como a una madre... Amado Apóstol San Juan, tú que fuiste testigo de tan grande pureza al tener como madre a la Pura sin mancha; te pedimos que así como tuviste ese amor hacia la Madre de Dios, y fuiste fiel hasta tu último instante, podamos con amor conservar el amor en cada uno de nuestros corazones...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)