Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

domingo, 16 de enero de 2022

ABADÍA DE MONSERRAT RETIRA MONUMENTO AL REQUETÉ CAÍDO

   
Bajo el manto de la noche del 14-15 de Enero de 2022, la Abadía benedictina de Santa María de Monsterrat removió el monumento al Requeté caído, que había sido instalado en la Plaza de los Apóstoles, cerca del monasterio, recordando a los 319 carlistas del Tercio Nuestra Señora de Montserrat que dieron su vida durante la Cruzada.
   

La remoción fue efectuada después de una negociación con el Memorial Democràtic, la entidad encargada de dirigir la “Memoria Histórica Democrática” en Cataluña por medio de Lourdes Ciuró y Buldó, consejera de Justicia de la Generalidad. Es de recordar que en 2018 el Partido de los Socialistas de Cataluña presentara una moción al Parlamento para retirar el monumento, proposición aprobada (además de los socialistas) por los partidos Ciudadanos (que se abstuvo de votar), Junts per Catalunya, Esquerra Republicana de Catalunya, la Candidatura de Unidad Popular, Catalunya en Comù-Podemos y el Partido Popular. Dos años después, la Abadía propuso al Gobierno catalán conservar el monumento, removiendo la placa que decía  «Recuerda su ejemplo y sacrificio. Tercio de Requetés Virgen de Montserrat. 1936-1939» (Recorda el seu exemple i sacrifici. Terç de Requetés Mare de Deu de Montserrat. 1936-1939).
  
Ya antes de la remoción del monumento, un grupo secesionista llamado Acció per la Independència accedió el domingo 18 de Julio de 2021 en la cripta (¿complicidad de la Abadía? No sabemos), tomando dos imágenes de la Virgen de Montserrat y algunas de las banderas allí expuestas (afortunadamente las de menor valor histórico) y les pegaron fuego en lo que denominaron “Operación Dominó”. Acción profanatoria que fue reivinidicada también por los Comandos para la Defensa de la República-Acció Directa, pero que lejos de atraer apoyo, lo que hizo fue lloverles críticas a un grupúsculo fundado en Perpiñán de la Francia como lo es Acció per la Independència.
  
   
El mismo día en que los talibanes separatistas (envalentonados por tener cogido de los huevos –si es que los tiene– al tirano y fanfarrón Pedro Sánchez Pérez-Castejón) removieron el Monumento al Requeté caído por presunta “significación franquista”,  Memorial Democràtic, dirigido por el escritor Vicente Villatoro Lamolla, presentó la inauguración de la señalización de la ruta de los maquis (guerrilleros antifranquistas que combatían desde la vecina Francia) en la comarca de Ripoll, entre los municipios de Molló y de Camprodon.
  
   
Ese día, el Círculo Tradicionalista Ramón Parés y Vilasau presentó un comunicado en catalán y español:
CATALÁN
LA «GENERALITAT» I L’ABADIA RETIREN SENSE AVÍS EL MONUMENT AL REQUETÉ DE MONTSERRAT
L’odi dels uns i la covardia dels altres, cap a la destrucció de la Història 
  
La mal anomenada Generalitat de Catalunya, en trista conxorxa amb l’Abadia de Montserrat, ha retirat el monument del requeté malferit que mirava la muntanya de Montserrat i que s’emplaçava davant de la Cripta-Mausoleu on hi reposen fins a l'eternitat els cossos de 319 requetés del Terç de Ntra. Sra. de Montserrat.
  
Aquests requetés eren soldats catalans heroics que es van alçar l’any 1936 per a defensar la bandera de la Tradició i de Catalunya, en contra de la Revolució dels sense Déu. 
   
Hi havia requetés de tota condició social i edat: hi compartien trinxera pares i fills, germans bessons, i inclús hi va haver un cas de trigèmins lluitant plegats. Eren pagesos, proletaris, estudiants, professionals, seminaristes, aristòcrates, o fills de famílies acomodades: lluitaven tots junts per a defensar la nostra terra catalana de l’odi revolucionari. Molts d’ells no parlaven castellà, i els oficials havien de donar les ordres en català per a fer-se entendre. Durant els descansos, resaven el Rosari a les trinxeres. I cada matí, abans de la batalla, assistien a la Santa Missa i hi combregaven.
    
Aquests requetés varen lluitar sense odi per a defensar la Tradició i la Religió, perquè estimaven allò que defensaven. Però els revolucionaris d’avui, d’ahir i de sempre, actuen perquè odien i perquè volen eliminar i destruir allò que odien. Eliminar-ho inclús de la Història. 
   
Es tracta d’un odi antic, profund; d’una revolució constant a la Història i que es remunta fins al non-serviam primigeni. És aquest odi antic dels sense Déu revolucionaris, juntament amb una mal dissimulada set de venjança guerra-civilista, el que ressorgeix avui dia sota la màscara de la «memòria democràtica». 
    
Però no és ni memòria ni democràtica: en realitat és l’Amnèsia Totalitària amb la qual la (mal anomenada) Generalitat roja-separatista —amb  la covardia de l’actual Abadia rosa-separatista— vol adaptar la història i la realitat, com plastilina, al motlle de la seva petita ideologia. 
   
Aquests odi i covardia són els únics que expliquen els detalls de la vergonyosa retirada del monument: amb nocturnitat, sense previ avís, i tot i la promesa solemne de l’Abat de què no es tocaria ni la Cripta-Mausoleu ni el monument. 
    
Els carlins de lo Principat ni odiem com els uns, ni som covards com els altres. Lluitem perquè estimem allò que defensem, i ho defensem amb masculinitat i noblesa: per això, ens mantindrem més fermes encara en la defensa de la Catalunya mil·lenària i tradicional, i de la Religió, envers l’odi revolucionari dels sense Déu i de la covardia dels seus acòlits. 
   
Visca Crist Rei!
Visca la Moreneta! 
   
Principat de Catalunya, 14 de gener de 2022 
   
Círcol Tradicionalista Ramon Parés y Vilasau, Barcelona. 
Comunió Tradicionalista.
     
TRADUCCIÓN
LA «GENERALIDAD» Y LA ABADÍA RETIRAN SIN AVISO EL MONUMENTO AL REQUETÉ DE MONTSERRAT
El odio de unos y la cobardía de otros, hacia la destrucción de la Historia 
  
La mal denominada Generalidad de Cataluña, conchabada tristemente con la Abadía de Montserrat, ha retirado el monumento del requeté malherido que miraba a la montaña de Montserrat y que se emplazaba ante la Cripta-Mausoleo donde reposan hasta la eternidad los cuerpos de 319 requetés del Tercio de Ntra. Sra. de Montserrat. 
   
Estos requetés eran soldados catalanes heroicos que se alzaron en 1936 para defender la bandera de la Tradición y de Cataluña, en contra de la Revolución de los sin Dios.
   
Había requetés de toda condición social y edad: compartían trinchera padres e hijos, hermanos gemelos, e incluso hubo un caso de trillizos. Eran campesinos, obreros, estudiantes, profesionales, seminaristas, aristócratas o hijos de familias acomodadas: luchaban todos juntos para defender nuestra tierra catalana del odio revolucionario. Muchos de ellos no hablaban castellano, y los oficiales tenían que dar las órdenes en catalán para ser entendidos. Durante los descansos, rezaban el Rosario en las trincheras. Y cada mañana, antes de la batalla, asistían a la Santa Misa y comulgaban.
   
Estos requetés lucharon sin odio para defender la Tradición y la Religión, porque amaban lo que defendían. Pero los revolucionarios de hoy, de ayer y de siempre, actúan porque odian, y porque quieren eliminar y destruir aquello que odian. Eliminarlo incluso de la Historia.
   
Se trata de un odio antiguo, profundo; una Revolución recurrente que se remonta hasta el non serviam primigenio. Es este odio antiguo de los sin Dios revolucionarios, unido con una mal disimulada sed de venganza, lo que resurge hoy día bajo la máscara de la «memoria democrática». 
    
Pero ni es memoria ni es democrática: en realidad es la Amnesia Totalitaria con la cual la (mal denominada) Generalidad roja-separatista —con la cobardía de la actual Abadía rosa-separatista— quiere adaptar la historia y la realidad, cual plastilina, al molde de su pequeña ideología. 
    
Estos odio y cobardía son los únicos que explican los detalles de la vergonzosa retirada del monumento carlista en Montserrat: con nocturnidad, sin previo aviso, y a pesar de la promesa solemne del Abad de que ni la Cripta-Mausoleo ni el monumento serían objeto de modificación alguna.
   
Los carlistas del Principado ni odiamos como los unos, ni somos cobardes como los otros. Luchamos porque amamos lo que defendemos, y lo defendemos con masculinidad y nobleza: por eso, nos mantendremos más firmes aún, si cabe, en la defensa de la Cataluña milenaria y de la Religión, ante el odio revolucionario de los sin Dios y la cobardía de sus acólitos. 
    
¡Viva Cristo Rey!

¡Viva la Virgen de Montserrat! 
  
Principado de Cataluña, 14 de enero de 2022.
  
Círcol Tradicionalista Ramon Parés y Vilasau, Barcelona.
Comunión Tradicionalista.
 
Al día siguiente, la Comunión Tradicionalista Carlista del Principado de Cataluña presentó el siguiente comunicado:
EL CARLISMO CATALÁN PIDE LA RESTAURACIÓN INMEDIATA DE LA ESCULTURA DEL REQUETÉ YACENTE, RECIÉN RETIRADO IMPÍAMENTE DE SU UBICACIÓN EN MONTSERRAT
    
Con “nocturnidad y alevosía” ha sido retirada la escultura del requeté catalán abanderado, sita ante el Mausoleo donde reposan doscientos requetés del Tercio de Nuestra Señora de Montserrat, de los 319 caídos en combate en la Cruzada de 1936-1936. Según informa la prensa, esta deshonrosa retirada ha sido fruto de una negociación discreta, por no decir secreta, entre la Generalitat y la Abadía de Montserrat.
    
La Comunión Tradicionalista Carlista del Principado de Cataluña, insta a las autoridades eclesiásticas a poner los medios necesarios para restaurar inmediatamente la escultura del Requeté. Los combatientes del Tercio eran catalanes de pura cepa, siendo esta una unidad donde habitualmente se hablaba catalán. Luchaban por sus ideales tradicionalistas y especialmente en la defensa de la Religión y la Patria que la II República pretendía hacer desaparecer.
    
Acusar a esta escultura de apología del franquismo, demuestra la ignorancia supina de la casta política, pues los requetés catalanes luchaban por las tradiciones más arraigadas de Cataluña: “pro Aris et focis”. Su memoria estorba, pues su mera existencia desmonta el relato nacionalista de una Guerra Civil de “España contra Cataluña”; y el relato izquierdista de una lucha de clases, pues la mayoría de requetés fueron gentes sencillas, pero de fe inquebrantable.
    
Recordamos que aquellos catalanes dieron su vida por defender la religión y para que el culto católico pudiera volver. Recordamos que en la Cataluña de Companys se asesinaron 1405 clérigos diocesanos. Recordamos a la comunidad Benedictina los 23 monjes (uno asesinado en El Pueyo). Recordamos al Abad de Montserrat que el monasterio se salvó in extremis de ser profanado e incendiado por los anarquistas.
    
La retirada del Requeté, que estaba orientada hacia el camarín de la Moreneta, no es para cumplir la memoria histórica, sino para ocultar las barbaridades cometidas en la Cataluña de Companys. No podemos ni queremos olvidar. Reivindicamos la verdadera memoria histórica. Por ejemplo, no olvidaremos cómo el monje de Montserrat Pere Vilamijana Abarca, moría el 21 de febrero de 1937 echado vivo a un horno, según testimonios, posiblemente al de la cementera de Montcada, y nunca fue encontrado su cuerpo (práctica habitual en la checa de ERC)
    
La Comunión Tradicionalista Carlista del Principado de Cataluña, siempre en comunión con la Iglesia Católica, solicita a la comunidad que remueva su conciencia y rectifique de este grave error que malas consecuencias a de traer el olvidar a los mártires. A la comunidad política, pedimos la restauración de la escultura y la retirada de todo monumento y homenaje a Lluís Companys, responsable de casi 8.500 asesinatos en la Cataluña republicana. Y que Dios perdone nuestros pecados colectivos ante esta traición a nuestros ancestros.
  
Principado de Cataluña, 15 de enero de 2022
  
DEL TERCIO DE REQUETÉS NUESTRA SEÑORA DE MONTSERRAT
   
   
El Tercio de Requetés Nuestra Señora de Montserrat fue fundado el 3 de Diciembre de 1936, para agrupar a los carlistas catalanes exiliados en una unidad propia (antes, algunos fueron agrupados en otros requetés –hasta entonces habían diez requetés de Navarra, ocho de las Vascongadas, ocho de Castilla, siete de Andalucía, seis de Aragón y dos de Asturias– o en las unidades del Ejército de Franco), dirigidos por José María Cunill Postius. Su nombre se debe a la Virgen de Montserrat, patrona mariana del Principado, siendo preferido al de San Jorge que inicialmente se propuso. El Tercio de Montserrat tuvo su bautismo de fuego en la defensa de Codo, en el Frente de Aragón, el 24 de Agosto de 1937, donde murieron 146 de los 182 requetés que lo conformaron inicialmente (Jaime Bofill-Gasset y Amil, que cayó prisionero de los rojos pero que logró escapar, por su heroísmo en combate recibió la Cruz Laureada de San Fernando en 1943, además de la ya recibida por el Tercio como colectivo). Al año siguiente, el 19 de Agosto, en la batalla del Ebro, fueron enviados como fuerza de choque para tomar la Targa o Cota 451, que enlazaba Villalba de los Arcos, Corbera de Ebro, la Fatarella y Gandesa, y era defendida por la 60.ª División republicana y por la 31.ª Brigada Mixta de la 3.ª División. Aun cuando tuvieron 78 muertos ese día (y hasta el 30 de ese mes, murieron 150), los nacionalistas conquistaron la posición.
    
Al final de la guerra, el Tercio sumó 319 muertos y 617 heridos. Los supervivientes del Tercio, cumpliendo un voto que hicieron, fueron a postrarse a los pies de la estatua de la Virgen de Montserrat el 8 de Octubre (participaron en el Desfile de la Victoria el 19 de Mayo en Madrid, y fueron vitoreados en Barcelona el 30 de Julio –cuatro días antes, el Gobierno Nacional había ordenado que la Ciudad condal debía retomar las actividades laborales–) rezaron, cantaron el Virolai y depositaron su bandera (que recibió la Cruz Laureada de San Fernando) a sus pies, en la abadía que in extrémis se salvó del saqueo (a diferencia de 1811 y 1812 bajo el Francés, y la Desamortización del marrano Mendizábal) mas no del martirio de 23 monjes –entre sacerdotes y legos– a manos de los rojos y los separatistas del masón Luis Companys (uno de ellos, Pedro  Vilamijana Abarca, el 21 de febrero de 1937 fue echado vivo al horno de la cementera de Montcada –práctica habitual de la checa de la ERC–).
  
El Tercio fue conformado por personas de todas condiciones sociales (campesinos, proletarios, estudiantes, profesionales, seminaristas, nobles, e hijos de familias acomodadas; hubo dos casos de padres e hijos en la misma unidad, nueve de hermanos gemelos ¡e incluso hubo uno de trillizos!). Además de carlistas, habían miembros de la Federación de Jóvenes Cristianos, de las Congregaciones Marianas, Acción Católica, Conferencias de San Vicente de Paúl,  y miembros de la Liga Catalana. Las órdenes se transmitían en catalán porque muchos no empleaban el castellano. Durante los descansos rezaban el Santo Rosario, jugaban fútbol y tenían sesiones de adiestramiento, y cada mañana asistían al Santo Sacrificio de la Misa y comulgaban antes de la batalla.
  
En 1958, se erigió una cripta funeraria en un extremo de la Plaza de los Apóstoles, donde fueron sepultados los 319 requetés que dieron su vida por Dios y la Patria frente a los «sin Dios» y los comunistas (que hoy después de 82 años sus herederos pretenden alzar cabeza reescribiendo la historia para hacerse las víctimas de la guerra que ellos iniciaron, y hoy cuentan con el apoyo de un clero ingrato, cobarde y arrodillado dirigido en Cataluña por Juan José Omella y Omella –el mismo que pidió silencio frente al escándalo de Xavier Novell y Gomá– y el actual abad –o más bien CARICATURA de abad– Manuel Gasch y Hurios OSB, del linaje de Subiaco y amigo de Villatoro Lamolla). Ellos fueron sepultados allí porque sus familiares se opusieron a ser trasladados al Valle de los Caídos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)