Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

viernes, 22 de octubre de 2021

POBRES CONCILIARES, SIN ÚLTIMOS SACRAMENTOS

Traducción del Comentario de los Padres de TRADITIO, con elementos ampliados.
   
Los conciliares no reciben el Sacramento de la Extremaunción y la Bendición Apostólica con Indulgencia Plenaria in artículo mortis.
La Iglesia Conciliar abolió los Últimos Ritos en 1972 después del Anticoncilio Deuterovaticano (1962-1965), así que los conciliares no son mejores que los protestantes cuando mueren, como lo experimentó recientemente Sir David Amess, miembro asesinado del Parlamento Británico.
    
El 30 de Noviembre de 1972, la Iglesia del Nuevo Orden abolió el Sacramento de la Extremaunción mediante la Constitución Apostólica Sacram Unctiónem Infirmórum y el Decreto Infírmis cum Ecclésia del 7 de Diciembre del mismo año, remplazándola con (en el mejor escenario) la mera y no sacramental “Bendición de los enfermos”, que ni siquiera es para los moribundos. Aun existiendo este rito exista en la Iglesia Conciliar, no sería sacramental porque desde el 18 de Junio de 1968 la Iglesia Conciliar no tiene sacerdotes ordenados, cuando adoptó  con la Constitución Apostólica Pontificális Románi recognítio el nuevo Ordinal protestantizado para instalar “presbíteros”, que en esencia son ministros protestantes.
    
Como si confirmara esta falsía de la Iglesia Conciliar, que por cincuenta años no ha tenido provisión para el Sacramento de la Extremaunción y los otros Últimos Ritos, que comprenden los Sacramentos de la Confesión, el Santo Viático (Última Comunión), y la Bendición Apostólica con Indulgencia Plenaria in artículo mortis, el presbítero Jeffrey Woolnough (del Ordinariato Personal de Nuestra Señora de Walsingham) se rindió sobre los inexistentes “últimos ritos” novusordianos en el caso de un conciliar, Sir David Anthony Andrew Amess Martin, miembro del Parlamento Británico, que fue asesinado a puñaladas por el británico de origen somalí y musulmán Alí Harbi Alí de 25 años el 15 de Octubre de 2021 mientras se dirigía a un grupo de electores en la iglesia metodista Belfairs de Essex, England.
    
Woolnough fue al lugar de la escena del crimen cerca a su parroquia de San Pedro, donde la policía le impidió entrar. En vez de insistir en el derecho de su feligrés, a duras penas el presbítero atentó encubrir el incidente con un rosario. Sin embargo, el rosario no es un Sacramento ni imparte gracia sacramental, ni lleva consigo la Bendición Apostólica con Indulgencia Plenaria.
    
Incluso la policía de Essex afirmó posteriormente a solicitud del periodista Timothy Stanley:
«Al igual que con cualquier incidente policial, es de suma importancia que los agentes preserven la integridad de la escena del crimen y permitan que los servicios de emergencia atiendan a las personas necesitadas.
    
Se ha establecido un acordonamiento para asegurar y prevenir la contaminación del área. El acceso a una escena del crimen es a discreción de los agentes investigadores.
   
Esta es una parte fundamental de cualquier investigación para asegurar la mejor oportunidad posible de asegurar justicia para cualquier víctima y su familia.
   
También se puede usar un cordón para restringir un área para que los servicios de emergencia administren un tratamiento médico que pueda salvar vidas con la mayor privacidad posible y para permitir que los oficiales confirmen que el área es segura para ingresar.
     
No vamos a dar más detalles».
Así, el presbítero podía ser admitido si hacía presión al respecto o llevaba su petición al superior jerárquico del agente. No lo hizo. Luego se puso hostil y a la defensiva cuando sus propios laicos conciliares lo criticaron por ello al grabar un vídeo por su cuenta de Twitter (que después borró junto con su cuenta) desde un vehículo diciendo:
«Muchos feligreses me han preguntado si tuve posibilidad de ungir a Sir David, y estuve asombrado al saber lo que los medios habían sacado sobre mi conversación con la policía. Sí, me fue negada la entrada, pero yo respeté esa decisión por la policía, tenía que hacerlo, y el hecho fue que estaba rezando el rosario, FIN DEL ASUNTO.
    
Si alguno quiere continuar criticándome por eso, entonces tiene derecho de hacerlo, pero esto es lo que realmente pasó, OK.
   
Solo para que lo sepáis, yo no fui a la prensa, y que Dios los bendiga a todos en este momento complicado».
Ellos pudieron ver claramente la verdad que él no quería admitir [Parte de la información para este Comentario proviene del National Catholic Register].
   
Católicos tradicionales, el pobre Sir David Amess fue realmente estafado por la Iglesia Conciliar. Le timaron de un sacerdote. Le timaron de un Sacramento. Varios conciliares británicos criticaron vehementemente al presbítero, mientras eran obviamente inconscientes que la Iglesia Conciliar no tiene sacerdotes o sacramentos. Arness incluso ayudó al segundo antipapa pedófilo Benedicto XVI Ratzinger para ser admitido en el Parlamento para dar un discurso el 17 de Septiembre de 2010. En este punto, donde quiera que el alma de Amess esté, ¡él querría que le devuelvan sus papeles de “iniciación” del Novus Ordo (la Iglesia Conciliar no usa el “bautismo”) marcados con “Destinatario Desconocido”!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)